Acumar estudia el agua en los arroyos de la región

Medio Ambiente 29 de mayo de 2021 Por El Ciudadano cañuelense
Valores altos es lo que recogió el Acumar, durante el primer trimestre, de salinidad y turbidez, con tomas de muestras a lo largo de la Cuenca Matanza Riachuelo. Es el resultado de dos campañas en la región. Postergaron relevamientos de aguas subterráneas.
arroyo 1
Durante más de 60 estaciones de monitoreo, los técnicos de Acumar, analizaron los cuerpos de agua y su caudal, como calidad del agua subterránea (Foto Prensa Acumar).

¿Qué agua tienen los cañuelenses con sus arroyos? ¿Es la misma calidad que la de otros distritos que integran la Cuenca Alta? El Acumar, presentó un estudio sobre la situación de los cursos de agua en Cañuelas y la de los partidos que integran la Cuenca Alta, que asimismo incluyó el estado de los cuerpos de agua y su caudal, como la calidad del agua subterránea, en cada uno de los puntos que se llevaron con monitoreos.
El trabajo lo realizó el organismo ambiental durante febrero y marzo, en un total de 62 puntos de muestras, a lo largo de la Cuenca Alta Matanza Riachuelo. Desde Acumar además indicaron que hacía tres años que no se revisaban los caudales. Para esta oportunidad se incorporó tecnología del Instituto Nacional del Agua.
Acumar se propuso caracterizar y analizar los materiales presentes en los arroyos y comparar sus niveles en distintos puntos geográficos de referencia. Para ello midieron los parámetros de temperatura, oxígeno disuelto, oxígeno disuelto, pH, conductividad eléctrica, turbidez y potencial de oxidación.
El relevamiento arrojó: “Durante este trimestre los valores de conductividad fueron tal elevados que registró el valor máximo y también se registró el valor promedio más alto, en comparación con los valores históricos. Al respecto, el 18 de marzo el valor máximo fue de 7.400 mS/cm y el promedio diario de 4003 mS/cm, habiendo sido el promedio del trimestre de 2265 mS/cm cuando el promedio histórico es de 1838 mS/cm ".

arroyo 2Sobre la acidez o alcalinidad del agua, los estudios señalaron que “durante este trimestre se siguieron registrando valores elevados de pH” (Foto Prensa ACUMAR).

Frente a “valores anómalos de conductividad y pH que se vienen registrando de forma muy frecuente en la estación Cañuelas”, los técnicos de Fiscalización y Calidad Ambiental, también estudiarán establecimientos, aguas arriba de la estación de monitoreo para así detectar el origen de dichas anomalías.
También se encontraron con una carga de marrón intenso en los cursos de La Montañeta y el arroyo Cañuelas, en varios puntos del trayecto hasta su confluencia con el Navarrete. Esto mismo sucedió en inmediaciones a la planta depuradora del Club de Campo La Martona. 
Y en el arroyo Cebey encontraron un vertido rojizo proveniente de un pluvial aledaño.
Niveles de oxígeno: la mitad de los puntos analizados, presentaba valores de oxígeno disuelto menores a 2 mg/l, el valor mínimo indicado por normativa de Acumar.
Sobre la acidez o alcalinidad del agua, señalaron que “durante este trimestre se siguieron registrando valores elevados de pH”.
En otro apartado del informe, se indicó que “los altos valores de conductividad indican que los efluentes podrían empezar a salinizar primero el suelo y luego los acuíferos de agua dulce”.
Las tomas de muestras de las aguas subterráneas no pudieron llevarse adelante en nuestro distrito. Pese a que pudieron analizar 36 pozos, informó Acumar, no fueron relevados los dos pozos de monitoreo de Cañuelas, uno sobre la Ruta 6 y otro en una estancia por la Ruta 3. Quedaron pendientes para monitorear durante el final del invierno. 
Evidentemente, es necesario seguir controlando y cumplir con los criterios vigentes.


Leandro Barni – [email protected]