“Emergencia turística en Uribelarrea”

Localidades 26 de mayo de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Así se tituló un comunicado oficial de la organización de emprendedores del poblado; en el mismo se detalló la deuda con la empresa local de energía que los comerciantes no pueden solventar tras permanecer cerrados por el COVID-19.
Ver galería Uribelarrea
1 / 2 - El escollo más significativo para los emprendedores es el pago del alquiler sumado al de la extensión de la cuarentena.

La Asociación Turística de Uribelarrea (ATU) divulgó el pasado miércoles un breve y contundente texto en donde se explicó que los prestadores turísticos mantienen una acumulación de deuda con la Cooperativa Eléctrica Carboni que asciende hasta los 500 mil pesos. 
La pandemia internacional comenzó a profundizar su impacto en el entramado económico del distrito. Los más golpeados y con un panorama desalentador son los emprendimientos gastronómicos, hoteleros y de servicios asociados exclusivamente al turismo, como son los desarrollos privados que se establecieron a lo largo de los años en Uribelarrea. 
La imposibilidad de trabajar melló la cadena comercial y ante este contexto los prestadores explicaron en el comunicado que “la actividad es nula y los ingresos son cero. Los prestadores se encuentran cerrados desde el 15 de marzo y mientras algunos deberán afrontar largas semanas sin ingresos, otros ya han decidido cerrar definitivamente”.
Hasta el cierre de esta edición dos locales gastronómicos y dos casas de té de la localidad decidieron cesar sus actividades comerciales y de mantenerse las condiciones actuales la preocupación crece. El escollo más significativo para los emprendedores es el pago del alquiler sumado a la incertidumbre que genera la extensión de las cuarentenas. Algunos ya planean proyectos para el 2021.              
Otro párrafo del texto difundido explicó las solicitudes que la ATU le realizó a la empresa eléctrica y el seguimiento del tema por parte del municipio. “Acordar un Plan de Pagos sin intereses para todos los servicios prestados por la Cooperativa (luz, cable e internet) para todas las boletas acumuladas desde el inicio del aislamiento, aceptar una Suspensión Excepcional de los servicios de cable e internet para aquellos locales que se encuentran cerrados que eviten los costos de desconexión y reconexión de los mismos una vez finalizada la crisis, y eximir del recargo por mora a los pagos fuera de término (pagos en efectivo, tarjetas y/o transferencias bancarias). 
De acuerdo a un relevamiento realizado por la ATU la deuda acumulada solo del servicio eléctrico asciende a aproximadamente $500.000. La Cooperativa aún no respondió a la solicitud y el tema es seguido de cerca por el Municipio de Cañuelas”.

La palabra del presidente de la asociación
El Ciudadano se comunicó con el máximo referente de la ATU, Gabriel Narvaes, que aportó su visión sobre la realidad de los emprendedores, “estamos esperando una respuesta y las expectativas son bajas. Hay locales que han decidido cerrar y el ánimo está muy bajo. Con respecto al municipio se ha decidido que cada uno presente su situación pero ya está contemplada la postergación de pagos de las tasas de Seguridad e Higiene, planes de pago y demás”.
Con respecto al acceso de las opciones de ayuda crediticia estatal y privada para el mantenimiento de los comercios, Narvaes detalló “hemos puesto todas las opciones sobre la mesa, algunas se pudieron conseguir y otras no. Los que tienen empleados han podido acceder al pago de sueldos con la ayuda del Estado –abono del 50 por ciento del salario que se tramita en AFIP y se paga mediante Anses– pero a los créditos con tasas del 24 por ciento casi nadie pudo acceder, ha sido muy complicado y hubieron muchas trabas principalmente en los bancos. Con respecto a los créditos a tasa cero –AFIP– hay muchos que están afuera de las categorías que se piden”.
Por último el emprendedor avizoró un futuro incierto sobre la finalización de los protocolos de apertura para espacios gastronómicos. “Se está trabajando pero no hay nada definido. Se están tomando los protocolos que se aplican en otras provincias y en ciudades turísticas del mundo. Distancia de las mesas, reducción de capacidad de comensales en locales, pero en detalle y profundidad no hay nada cerrado”. 

Marcelo Romero
[email protected]


Respuesta de Cooperativa Eléctrica Carboni

El último miércoles la Asociación de Turismo de Uribelarrea (ATU) publicó el comunicado de la emergencia económica del sector y tras la repercusión la empresa Carboni contestó el pedido de los emprendedores, formulado el pasado 29 de abril, que peticionaba planes de pago y la no suspensión de servicios de cable e internet. 
La Cooperativa replicó que en el marco de los recientes decretos presidenciales, provinciales y resoluciones del Enacon –que prohíben el corte de suministro eléctrico, internet y cable por deudas acumuladas desde principios de marzo de 2020– las Pymes de ‘Uribe’ no sufrirán la suspensión de los servicios y que para acceder a los planes de pago solicitados cada emprendedor será tratado de forma particular a medida que se acerquen a la oficina comercial “atendiendo las necesidades del usuario y las necesidades de esta Cooperativa para llegar a un justo acuerdo”, según el textual de la misiva empresarial. 
Cabe destacar que las recientes disposiciones nacionales que prohíben los cortes de servicios son por una deuda acumulada de tres meses y muchos prestadores turísticos tienen hasta cuatro o cinco boletas impagas. Además el comunicado de Carboni no hace referencia al cobro de intereses por mora, así que esa será una cuestión a debatir.
La respuesta no cayó bien en los agentes económicos del poblado que generan cientos de empleos en la localidad y que esperan una salida colectiva del conflicto, es decir, un acuerdo general que incluya a todos los prestadores sin diferencias. Para llegar a una propuesta superadora se pidió la intervención del Concejo Deliberante y de la Defensoría del Pueblo de Cañuelas.