Choferes de colectivos manejan aislados por un nylon

Actualidad 13 de abril de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Las líneas que llegan a Cañuelas hacen este tipo de prevención en el transporte público. No se cumple de manera total con el aislamiento. En la Terminal local no hay un dispenser con alcohol ni folletería que advierta de los cuidados necesarios para la salud frente al COVID-19.
Ver galería Colectiveros nylon 2
1 / 2 - Con plástico aíslan a los conductores del pasaje.

Entre los hábitos que se cambiaron se agregó la manera de viajar en el transporte. Hay que hacerlo con el permiso otorgado para circular y de forma sentada. Atrás quedaron los micros desbordantes de pasajeros.
Y otra de las medidas necesarias para preservar la salud de los conductores y sus pasajeros, ha sido la colocación de un nylon que se ubica por detrás del conductor, dejando afuera la máquina de SUBE. Se trata de aislar al chofer cuando realiza su recorrido con el pasaje.
Además en las líneas el ascenso se hace por atrás del rodado.
Sin embargo durante una recorrida de El Ciudadano no se vio que se cumpla con este implemento plástico. En algunas salidas de los transportes la cortina estaba corrida y  los pasajeros  ingresaron como fue siempre por delante de la unidad.
Desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) se dispuso –a fines de marzo– que el ingreso y salida de los usuarios del transporte público se hará solo por la puerta trasera de los rodados.  Asimismo desde la organización sindical difundieron que las empresas transportistas pondrán un nylon en las cabinas de choferes con la intención de lograr un aislamiento más efectivo para los trabajadores.
Tampoco se observa que la Terminal local cuente con elementos de desinfección, como alcohol en gel en dispensers para el personal y mucho menos para los viajeros. Tampoco hay presencia de folletería informativa. Además se desconoce si los coches son desinfectados a diario.
Lo que sí es claro que el caudal de pasajeros que suben a los micros se redujo sensiblemente.