Líder del crecimiento y desarrollo: Susana Rocchini

Además de ser parte de la empresa Extragas, referente en distribución y envasado de gas a nivel local y nacional, es una de las responsables de promover la actividad y la radicación de prestigiosas compañías en el pujante Parque Industrial Cañuelas.
susana rocchini 1
Susana Rocchini.

No está acostumbrada a conceder entrevistas, pero en el marco de una publicación especial de El Ciudadano por el Día Internacional de la Mujer accedió a expresar sus experiencias, vivencias y opiniones, en el plano laboral y de inversión en el mundo empresarial. Junto a su familia, a través de la desarrolladora Gasital S.A., Susana comenzó a construir en 2007 el Parque Industrial Cañuelas (PIC) I y próximamente inaugurarán la extensión del mismo con el PIC II. Éstas inversiones le dieron un impulso fundante e inédito al desarrollo industrial y laboral del distrito. Además, de repasar su proyección empresarial, Susana expuso su punto de vista del rol femenino en el ámbito de los negocios y de la sociedad. De carácter fuerte y visión amplia, es una apasionada por el arte y los emprendimientos, tanto familiares como personales. Se identifica por sobre todo como una mujer de negocios, “yo puedo tener mis ideas que pueden ir modificándose de acuerdo a los resultados, lo único que no voy a dejar de ser es de Boca, eso no se cambia. Es como un matrimonio o con los hijos, no podes coincidir en todo, pero todo es negociable. Éstas hablando con una mujer de negocios, todo es negociable, todo se puede hablar. Pero hay que respetar las ideas; las ideas no se matan”.                   

–Marcelo Romero: ¿Cómo empiezan tus pujantes proyectos empresariales?
–Susana Rocchini: Esto nace en la parte comercial en lo que ahora se conoce en Cañuelas como Extragas S.A. que es una empresa que nació hace muchos años con otro nombre. Mi padre comienza en 1958 con la distribución de gas, los años fueron pasando y fuimos creciendo. Mi hermano y yo siempre acompañamos a nuestros padres. Luego de ser distribuidores pasamos a tener nuestra primera planta de gas aquí en Cañuelas.

EXG-2016-19754-R1-scaled
Entrada a la planta de Extragas. 

–MR: Tuvieron un enorme crecimiento.
–SR: Desde ahí fuimos expandiéndonos por toda la República Argentina y hoy somos la primera empresa nacional del país de envasado y distribución. Con el tiempo, allí por el 2007, arrancamos con el Parque Industrial Cañuelas (PIC) como un apéndice o un ‘extra’ de aquello.

–MR: ¿Cómo se generó el proyecto de armar el parque industrial?
–SR: Fue un proyecto que apareció, ya que somos una familia que siempre estamos proyectando con ilusiones, ejecutándolos con orgullo y pasión que es lo más importante. En su momento los parques industriales eran un tema nuevo y siempre estamos mirando lo que viene porque no dejamos de lado nuestros inicios y nuestro trabajo. Apareció este nuevo proyecto y yo me volqué un poco a lo que fue la inversión del parque para armarlo desde cero, sin dejar de lado la empresa de gas.

–MR: Antes de ver concretada las importantes instalaciones que han desarrollado, ¿cómo era esta zona?
–SR: Esto era un campo con vacas, cien hectáreas con vacas. Después el campo pasó a ser una zona industrial y a partir de ahí empezamos a desarrollar todos los trámites para que el parque llegue a ser lo que es. Son desafíos atractivos y por el hecho de querer destacarnos, como en todo lo que hacemos, tratamos de buscar lo óptimo, lo mejor. Hacemos proyectos, los apoyamos, apostamos a él, buscamos que dentro de los parques sea el mejor y tratamos de mantenerlo, no lo descuidamos. Seguimos trabajando y se agregaron 96 hectáreas más.

–MR: ¿Esto ya sería el PIC II?
–SR: Claro. Ya nos faltan muy pocas obras. A pesar de las subidas y bajadas del mercado nosotros seguimos creyendo en el país, apostando y creciendo en él. Esto es una fuente de trabajo muy importante, aparte de ser un desafío y una inversión muy importante que no te da una devolución rápida sino que es al largo plazo.

–MR: ¿Tuvieron algún temor a la hora de invertir tanto capital en un país que por momentos tiene vaivenes extremos en lo económico, político o sindical?
–SR: Si no supiéramos lo que es este país no viviríamos acá. Nosotros somos hijos de italianos que vinieron a ‘hacer la América’ y a trabajar con mucha pasión. Nos formamos de esa forma y eso hace que seamos conservadores y tratemos de prepararnos siempre en las buenas épocas para las malas. Siempre estamos atentos a todo esto incluso porque detrás nuestro hay muchas familias.

parque industrial[2305843009215785493].DNG
Foto aérea del Parque Industrial Cañuelas.

–MR: ¿Qué sensaciones te surgen cuando ves el PIC realizado?
–SR: Lo más importante es que pudimos concretar el proyecto que pensamos y no solo eso sino que sea exitoso. Quizá no tanto con las ventas por la situación en general pero sí en lo que es el proyecto, el prestigio del lugar. La gente que viene acá se encuentra con algo diferente a lo que es la gran mayoría de los parques industriales del país. Es un orgullo enorme estar acá, poder decidir, elegir, acompañar y mantener esto como uno lo soñó. Cada empresa que se abre para nosotros es un hijo por los deseos de que todo funcione bien, que tengan mucho trabajo. Mientras haya gente que sea feliz cuando abre una nueva empresa que generé puestos de trabajo el mundo va a seguir girando. Toda nuestra pasión está en esto, tanto en la empresa de gas como en el parque, la vida sin proyecto no es vida.

–MR: Siendo mujer, ¿cómo fue crecer dentro de la familia y del mundo empresario?
–SR: Las mujeres tuvimos un protagonismo importante en la familia. Como te dije antes mis padres vinieron después de una guerra con muchas ganas de trabajar y mi madre siempre acompañó a mi padre. Una va creciendo con eso y no te das cuenta. Seguís haciendo lo mismo y te formas así, participando.

–MR: ¿Y cómo ves a las mujeres en el mundo empresarial e industrial?
–SR: Quizá en un principio la mujer tenía un protagonismo menor, no tan importante como ahora. En el ambiente que me manejo yo cuando llegamos a alguna reunión es como que te miran, ‘sos rubia y mujer’ parece algo raro. A veces las reuniones son con un cinco por ciento de mujeres o menos y la mayoría son hombres, más en la parte industrial. Pero las mujeres que yo conozco que están en la industria son mujeres que ‘pisan fuerte’ y no tienen nada que envidiarle a un hombre. Mi mano derecha es una mujer –Directora Técnica del PIC, Graciela Re– y cuando llegamos a algún lado te miran diferente pero eso no quiere decir que vos no puedas participar.

–MR: ¿Tuviste alguna experiencia en donde sentiste que no fuiste escuchada?
–SR: Mirá a mí de lado nunca me dejaron, lo que sí muchas veces piensan que uno no va a participar por ser mujer y la sangre es la sangre. Yo tengo sangre italiana y cuando estoy en medio de la ‘vorágine’ y tengo que salir a hablar no me para nadie, estoy preparada para todo. Voy a defender mi postura, en ese momento no pienso lo que soy, en ese momento yo estoy trabajando y defiendo lo mejor posible mi postura. Pienso que pasa por el carácter de cada uno.     

–MR: En tus años de experiencia en el ámbito empresarial ¿la mujer tiene una visión muy distinta al del hombre en este campo?
–SR: Creo que eso es relativo y depende del ‘formato’ de cada uno. Tanto mi hermano –Aldo Rocchini– como yo tenemos las mismas ideas y somos muy estéticos. Nunca nos descolgamos de las cosas, estamos atentos a todo y nos involucramos. Si uno no sabe se aprende para hacer lo mejor posible. Quizá el hombre es algo más estructurado y va más a la parte comercial pero nosotras también vemos eso y ponemos parte de nuestro esfuerzo en mantener la parte estética y lo ecológico.

–MR: En el terreno empresario muchas veces hay historias relacionadas al espionaje ¿esto es más fantasía que realidad?
–SR: Creo que puede haber algo de fantasía, pero la curiosidad hace que uno pueda crecer o mejorar. Si uno no mira lo que hacen los demás no existiría la competencia y ésta es necesaria para superarse, es imprescindible. Es muy importante que uno mire, me tengo que comparar con otros industriales, ver qué cosas está haciendo, como está creciendo, ¿por qué está creciendo? o ¿en qué estoy fallando?. Entonces voy a poner todo lo que veo, los aportes externos, más lo que puedo aplicar, más el conocimiento que puedo traer del exterior. No se roban ideas, todo está inventado, todo se copia y se puede mejorar, uno se va complementando. No es espiar es ver para aplicar y conocer.

–MR: Tu familia ya cuenta con el PIC y la empresa Extragas pero vos también tenés emprendimientos personales cuando podrías elegir administrar lo ya realizado ¿Por qué seguís emprendiendo y cuáles son éstas inversiones?
–SR: Porque cuando uno es muy activo siempre está proyectando y te hablo desde la familia porque esto es un equipo. Trato de hacer cosas para no aburrirme, otras mujeres hacen otras cosas pero lo mío es mejorar, restaurar, proyectar y eso es lo que a mí me mantiene bien y me moviliza. Me despierto pensando en si hago esto o porque no hice lo otro.
Yo tengo dos clases de proyectos personales. El primero es un apart hotel en Cariló desde hace alrededor de once años. Luego tengo unas casas de eventos privados en Cañuelas y San Telmo. Todo esto me mantiene activa, pero más que un trabajo es una forma de vida y eso es lo importante. Cuando uno proyecta algo, lo imagina y si después lo puede concretar es maravilloso.

–MR: Desde el punto de vista social, ¿cómo ves el rol de la mujer?
–SR: Creo que la mujer siempre participó de alguna manera, ahora está mejor vista o tiene más libertad. Pero para mí la mujer nunca tiene que dejar de serlo. Con los mismos derechos pero la mujer es mujer. Yo tengo un hermano con el que nos acompañamos muchísimo y la mujer necesita un compañero como un complemento, no te hablo de pareja, te hablo de trabajo y de vida social. La mujer no es absoluta. A mí me encanta trabajar en equipo con hombres y mujeres. En estos últimos años a la mujer se la ve de otra manera; te digo lo que pienso yo y no me molesta que los demás piensen distinto. Es una opinión pero en el fondo como mujer me gusta tener cierto tipo de fragilidad en algunas cosas. Pero en el trabajo la mujer es igual al hombre sin ningún problema. 

–MR: ¿La mujer puede ocupar cualquier empleo?
–SR: Si y puede hacerlo muy bien. ¿Por qué una mujer no puede manejar una maquinaría?, me parece que lo puede hacer perfectamente y si aprende capaz lo hace mejor que un hombre. Hay mujeres que manejan colectivos ¿y por qué no puede hacerlo?, o ser taxistas. Cada uno gana su dinero como puede y como le sale. Y si le gusta hacer eso me parece que está bárbaro.

–MR: ¿Cómo se dio tu involucramiento en el mundo empresarial y que otras actividades te motivan?
–SR: Hay cosas que vienen de familia y una las sigue. Después tu corazón tiene otros sentimientos. Cuando yo era chica una acompañaba y no terminabas decidiendo, hacías lo que tenías que hacer para ayudar y eso te va llevando. Siempre me gustó el arte y siempre lo aplique de alguna manera a mi trabajo. Por ejemplo todo lo que hago acá dentro –PIC– lo hago pensando en desarrollarlo de una forma estética. Hubo años en lo que pinte, me encanta hacer restauraciones y todo tiene que ver con mi parte artística. Por suerte por mi trabajo de una manera o de otra lo puedo aplicar, eso me satisface y me hace feliz. Me siento plena como mujer.

–MR: ¿Cómo ves al país para emprender?
–SR: Mira te voy a decir lo que le digo a todos los propietarios y a los que vienen al parque. Yo trabajo para la Argentina, soy hija de italianos pero soy muy argentina; entonces cuando vienen y me dicen ‘…pero no, la situación y que se yo…’; les digo que hay que prepararse porque esto es así un tiempo y después cambia. Argentina es así, desde que nací más o menos es lo mismo, habrá tiempos mejores y peores, lo importante es saber cuidarse para salir con todo cuando viene la época buena. Hay gente que mientras le va bien no piensa en nada, hay que ser conservador y estar siempre preparado. Hubo momentos muy duros pero todo pasa y hay que estar preparados porque la vida sigue.
 
–MR: Actualmente conocemos índices económicos malos, ¿la expectativa pueden cambiar en el futuro inmediato?
–SR: Si no hay esperanza no hay vida, yo siempre le pongo la ficha a todo. No me importa con quién yo lo que quiero es que el país camine y si camina ahí estoy. No participo en política, lo único que pido es que las cosas vayan bien, no me importa con quien, me importan los resultados. De todos veo cosas que me gustan y cosas que no. La política no es algo que me apasione, sí escucho, miro y quiero estar informada de los de antes y los de ahora.

Marcelo Romero
[email protected]