El reclamo por justicia y contra una fiscal llegó a la Municipalidad

Policiales 30 de abril de 2021 Por El Ciudadano cañuelense
Familiares de Melani Marisol Brescia y de otras víctimas de delitos, se concentraron en la tarde del martes junto a algunos vecinos. Críticas a la fiscal Norma Pippo.
marcha plaza

Viviana, la mamá de Melani Marisol Brescia, aparecida muerta el 29 de abril, con sus hijos y familiares cortaron la esquina de Libertad y Del Carmen al frente de un grupo de personas, reclamando justicia y el fin de una investigación a cargo de la fiscal Norma Pippo. Con ellos también se plegaron los familiares de otros casos. El acto fue pacífico. Hubo fuertes cuestionamientos a la fiscal y a la intendenta Marisa Fassi por su desinterés, complicidad o desidia, en medio de un operativo policial que se desplegó cortando dos calles que dan al edificio municipal y donde se había montado una transmisión en vivo de Crónica HD con un móvil.  
La manifestación fue organizada por familiares directos de la menor y un núcleo de amigos y vecinos. El punto de encuentro fue la plaza San Martín para luego dirigirse todo el grupo, de alrededor 30 de personas, al edificio municipal.  
La protesta fue convocada por una franja de clase trabajadora del barrio La Unión y que se mostró subleva ante la presunta constatación de que hay algo que apañe a la investigación judicial.  
Con diversos carteles, la madre de la víctima, debajo de un pino, mientras un reflector de la cámara de Crónica no dejaba de entrevistar a gente reunida, afirmó a El Ciudadano: “Necesitamos una respuesta. Y llamé Crónica como último recurso. Pasado mañana se cumple un año que me violaron y mataron a mi nena. Fue mi cuñado”, afirmó Viviana, madre de cuatro chicas y un varón.  
Esta semana, en La Unión, hubo otra movida por el caso también seguida por el canal de noticias. En esa ocasión la casa del presunto autor del hecho terminó incendiada por un grupo de vecinos que tomó partido por la madre de la niña.  La situación provocó que intervengan los Bomberos Voluntarios de Cañuelas y la policía.  
Además que el canal transmitió el ataque a la casa del supuesto culpable, se dio lugar para que se escuchen de varios vecinos una serie de denuncias y de difamaciones contra la funcionaria Pippo.  La representante del ministerio público dejó trascender que tiene facultades para relegar el caso a otra fiscalía si continúa recibiendo ese tipo de mensajes.  
Mientras que dos móviles policiales se estacionaron en el Palacio Municipal y otro par cortaba dos calles, la mamá siguió diciendo: “El se me reía en la cara cuando fui a su casa y con Crónica. A una de mis hijas le dijo que su hermana se mató porque estaba endemoniada. Ayer fuimos a la casa y se había ido con un bolso y en moto, con mi hermana y el nene. Por qué se escapa si está limpio. Mi hija era todo amor”.  
La mujer repitió que “no sé cómo se maneja la justicia para que siga libre, hasta no tener completa la autopsia.   Lo defienden de sobre manera. Y faltan cosas que me entreguen, como el celular, la ropa de mi hija y ya hace un año de todo esto”. 

melanieLa movida fue registrada en vivo por un móvil de Crónica HD que estuvo más de dos horas cubriendo la manifestación y trabajó durante dos días en Cañuelas. Viviana Ocampo encabezará el pedido.

Desde hace meses que la mujer reitera que la chica no se quitó la vida, que fue ahorcada por su tío, para tapar un delito sexual. Era frecuente que la chica fuera a la casa de sus tíos, en calle Mosconi, para cuidar a un primo de siete años mientras que sus padres se iban a trabajar.  El hallazgo del cadáver de la menor lo hizo el propio primo que la vio ahorcada en la cocina.  
Los investigadores suponen que la menor al no tener buen vínculo con su padrastro y molesta por alguna situación con su madre como irse a vivir con una hermana mayor a La Matanza, habría tomado esa decisión de quitarse la vida.  
Hasta el momento la causa del deceso es de una muerte por asfixia mecánica, compatible con una soga; además se descartó el abuso sexual.  
La familia de Melani reaccionó al caso tejiendo contactos con los medios locales y nacionales que parecen ocupar las ausencias dejadas por el Estado. Así, mientras la cámara se turnaba para tomar testimonios, Victoria continuó: “La asfixiaron antes de subirla a la soga. No coinciden donde estaba mi hija y una silla, además del tirante. La silla quedó parada y habría cosas que tendrían que haberse roto”.  Luego dijo que tuvo que pedir que le adjudiquen un botón antipánico por las amenazas de muerte que recibió de su familiar al que señalan. “Me dijo que me iba a matar a mí y a mi hija”, aseguró.  Mientras daba estas declaraciones se aglomeraban algunos curiosos y chicos en bicicleta.  Muchas mujeres en tanto relataban su indignación y se escuchaban otros casos desconocidos o sin solución en la justicia.
“A los meses me entero que esta persona le daba a Melani vino, cerveza y pastillas”, comentó. También que el sospechoso –empleado en un peladero de calle Pellegrini– la espiaba a la chica cuando iba al baño por un agujero. Por otro lado, destacó que “mi cuñado estaba muy cariñoso con ella. Ella estaba siempre contenta y entusiasmada porque mi cuñado le había prometido una moto 110 para ir a la escuela”.  
La mami destacó que el día anterior a su muerte se sacaron una foto. Esa imagen acompañó en uno de los varios carteles que llevaron a la Municipalidad,  con la leyenda: “Siempre juntas mamá. Te amo mamá por siempre”. 
La víctima le gustaba andar a caballo, tocar en el repique, jugar a la pelota, seguir a Boca, no le gustaban los vestidos y se reconocía como una ‘marimacho’. Para los 18 años le había pedido a la madre tener un cuatriciclo. Hasta se habían estrechado las manos para esa promesa. Cumplía años un 19 de noviembre. Y para esa ocasión, su madre fue con globos de su club de fútbol al cementerio. Era el aniversario 14.  

Leandro Barni – [email protected]


La tía de Melani negó tener un niño raptado y un cadáver enterrado

Durante la transmisión de Crónica HD se realizaron diferentes acusaciones sobre la familia de la mujer y ante ello decidió dar su versión. “Yo también quiero justicia, que investiguen y salga todo a la luz”, sostuvo.

incendio casaLa casa de Nancy Ocampo en llamas.

Tras el incendio intencionado en su casa y la posterior movilización en la plaza San Martín para pedir justicia, Nancy Ocampo, hermana de Viviana Ocampo –la madre que denunció que su cuñado asesinó a su hija Melani Brescia para encubrir un presunto abuso–, decidió dar su versión de los hechos luego de que por el canal Crónica HD se la vincule a ella y su pareja con diferentes denuncias.
Durante las transmisiones televisivas de la última semana se sostuvo que el marido de Nancy es autor del abuso y muerte de Melani Brescia, que tenían “un niño raptado” y hasta se afirmó que hay un cadáver enterrado en su domicilio.
En un contacto con este semanario, Nancy Ocampo relató que el día de la muerte de Melani estaba trabajando en el Hospital Marzetti junto a Viviana y que su marido estaba en su trabajo, según la mujer, la fiscalía corroboró el horario de entrada y salida del hombre.
Mientras los adultos no estaban, la joven fallecida cuidaba a su primo de ocho años en la casa de su tía. El que encontró el cuerpo sin vida fue la pareja de Nancy y esta última explicó, “ese día me llama mi marido y me dice venite para casa, le digo ‘¿Qué pasó?’, y me dice: ‘se ahorcó la nena’. Fue el peor día de mi vida, porque para mi Melanie era todo, yo le daba todo a ella y cualquiera de los vecinos lo puede decir. Me la paso trabajando y el que me conoce lo sabe, siempre estuve para ella”.
“Lo único que quiero es que se esclarezca el caso, estoy a disposición de la justicia, no me niego a nada”.
La mujer, que sufrió el incendio de su vivienda y temporalmente se mudó, agregó que su hermana, Viviana, arrastra problemas con sus hijas desde hace tiempo, que en una oportunidad las abandonó y que éstas “se iban y volvían” de su hogar.
En cuanto a la denuncia contra su marido, afirmó que “esto pasó porque yo iba por la nena a la casa de ella –Viviana–, cuando Melani fallece no le pisé nunca más la casa y ahí empieza toda la bronca. Aparte la nena en la casa no se quería quedar, le pidió a mi otra hermana y a mí quedarse. Me dijo ‘tía si te llaman del Servicio de la Niñez, ¿no te hacés cargo de mí?’, eso se puede comprobar. Nunca me dijo por qué se quería ir, no se supo desahogar y ninguno, yo me incluyo, la supo escuchar. Intenté hablar pero ella estaba mal, no se si le habrá pasado algo pero Melani no quería estar ahí”.
“Jamás me dijo en la cara lo que sospechaba de mi marido, si ella pensaba que él era un violador ¿por qué la dejaba en mi casa?”, completó Ocampo que afirmó que su pareja no tiene denuncias de ningún tipo y que se pusieron a disposición de la justicia.
Otra de las denuncias expresadas en la señal de noticias fue que en el domicilio del barrio La Unión tenía un chico, de ocho años, “raptado”. En este punto Nancy describió, “el nene no es raptado, tiene el apellido del papá, yo no soy la mamá biológica y mi pareja tampoco, eso está asentado; jamás falsifiqué ningún papel de él y jamás perdí contacto con la mamá biológica. El es mi hijo, lo tengo desde que salió del hospital, soy la tutora. La mamá me lo dejó pero está conmigo en todo, si ella tiene que declarar lo va a hacer. Yo no me robé nada, quiero que se sepa la verdad”.
Por último, sobre la acusación de tener un cadáver bajo tierra, la mujer aclaró “con respecto al supuesto muerto que hay ahí, yo quiero y doy permiso para que vayan y revuelvan todo. Que hagan las excavaciones que tengan que hacer; pero ¿quién me paga todos los daños que me hicieron? Quiero que todo esto se esclarezca porque quiero volver a mi vida aunque no va a ser fácil, necesito trabajar para mantener a mi hijo. Yo también quiero justicia, que investiguen y salga todo a la luz. Mi hijo cuando vio que le estaban prendiendo fuego su casita, me dijo ‘mamá no te hagas problema que lo importante es la vida, lo material no importa, un nene de ocho años que te diga eso, ese es mi dolor”.

Lic. Marcelo Romero – [email protected]