Otro tramo en total oscuridad de Ruta 205

Localidades 17 de abril de 2021 Por El Ciudadano cañuelense
En una calzada cada vez más utilizada se necesita modernización: iluminación, bacheo y demarcaciones de carriles.
Oscuridad ruta 205
Así está la Ruta 205 en cercanías al Cementerio La Oración.

A la altura del Cementerio Parque La Oración, ubicado entre los barrios Villa Adriana y Los Nogales, la Ruta 205 de noche se torna peligrosa por la falta de mantenimientos básicos.  
A metros de la entrada de la necrópolis existe un puente en donde predomina una total oscuridad, al igual que en un largo tramo de la transitada calzada. A la clásica falta de luminarias, se le suman los infaltables baches y, peor aún, se invisibilizaron, por el desgaste, las marcas de pintura que delimitan los carriles de vehículos y banquinas.
El ‘combo’ de irregularidades perjudica a los conductores que pueden llegar a cruzarse involuntariamente de carril o desorientarse por la falta de una adecuada señalización.
Semanas atrás este semanario remarcó una realidad idéntica en la zona del puente de Vicente Casares, que continúa en las mismas condiciones, y vecinos se comunicaron para destacar que las mencionadas son “problemáticas que ponen en riesgo la vida de las personas en el tramo Cañuelas-Máximo Paz. Hay varios puntos críticos: pozos en varios lugares e importantísimo, falta pintura que delimite carriles y banquina. Es una zona con bancos de niebla e incluso, cuando llueve o en horarios nocturnos, es casi imposible ubicarse”.
Por otra parte, se pidieron campañas de concientización para “educar a los conuctores y peatones. Las peticiones son cuestiones básicas que no se practican desde las áreas correspondientes, tanto a nivel local como provincial.
Se debe tener en cuenta que mientras se hacen loas a la ubicación estratégica del partido en cuanto a la radicación de empresas y se propagan los loteos urbanísticos, no se pone el mismo énfasis en solucionar las problemáticas con respecto a la seguridad vial en una vía de comunicación terrestre que con el paso del tiempo duplica o triplica su tránsito –tanto diurno como nocturno– y las deficiencias se arrastran desde hace años.


Lic. Marcelo Romero – [email protected]