Barrio La Unión: nueve detenidos en disputa por un terreno

Policiales 21 de noviembre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Los detenidos eran personas provenientes de Morón, La Matanza, Merlo y Virrey del Pino. Además, secuestraron dos vehículos, un machete y marihuana. El conflicto cuenta con antecedentes.
detenido la union
Uno de los detenidos por amenazas de expulsión.

Nueve hombres fueron detenidos por personal policial el lunes por la madrugada luego de amenazar a una familia del barrio La Unión con expulsarla del terreno donde habitan.
El lugar del conflicto queda en calle Kennedy y Agüero, a metros del Arroyo La Montañeta. El lugar fue ocupado hace unos años y vendido ilegalmente. Parte de los ocupantes actuales son los que habían comprado en aquella oportunidad y ahora denuncian que los vendedores quieren echarlos para volver a negociar los terrenos.
En la madrugada del lunes la banda quiso ingresar violentamente a las humildes casillas de la zona, amenazando de muerte y con prender fuego las mismas. Una joven del lugar alcanzó a llamar a la policía que finalmente detuvo a Gerardo Luis Rivero (33 años, de Merlo), Lucas Ezequiel Pérez (28, de Merlo), Lucas Abel Gómez (32, de Merlo), Luis Daniel Rivadeneira (50, de La Matanza), José Alberto Rochi (45, de Morón), Guido Andrés Agüero (23, de Morón), Carlos Javier Bellino (36, de Morón), Nahuel Amadeo Bellino (45, de Morón) y Alexis Diego López (43, de Virrey del Pino).
También se secuestró un Volkswagen Gol blanco y un Volkswagen Golf rosado, utilizados por los foráneos, tras constatarse que no tenían la documentación pertinente. Los aprehendidos no portaban armas de fuego pero sí un machete de 34 centímetros, un cuchillo verijero de tres centímetros y una bolsa con 5,8 gramos de marihuana.

IMG_20200819_172604212
La denunciante, Rocío, de 20 años, relató a los efectivos que tiene en su favor una orden de restricción de acercamiento en contra de Yanet Rivaneira, hija de uno de los agresores, quien le había vendido el terreno que habita, e intentaba recuperarlo en forma compulsiva.
Meses atrás, los vecinos del asentamiento se acercaron a las puertas de la Municipalidad para explicar el conflicto y pedir seguridad en una zona que no sería apta para habitar. En esa oportunidad, las familias explicaron que habían recibido amenazas y debieron esconderse en el cauce del arroyo para escapar de los disparos.


Lic. Marcelo Romero – [email protected]