Femicidio en Cañuelas: detalles exclusivos de un caso que conmueve al país

María Isabel Speratti Aquino fue atacada en la puerta de su casa por Gabriel Núñez, su ex marido. Ya había intentado ahorcarla en 2021. Familiares y amigos se movilizaron contra la violencia de género. Fotos y testimonios recogidos por El Ciudadano.

Policiales 19/03/2023 Jonatan Pedernera
Femicidio Foto Página 2 arriba
María en la puerta del Congreso, durante la marcha del 8M. Una semana después, su ex marido la asesinó.

El femicidio de María Isabel Speratti Aquino fue la crónica de una muerte anunciada. La mujer, asesinada a sangre fría el jueves por su ex marido, Gabriel Alejandro Núñez, había denunciado a su pareja hace un año y medio. También alertó a todos los vecinos del barrio Las Rosas. Entonces, la fiscalía tomó cartas en el asunto, pero caratuló el caso como “lesiones leves”, insuficiente para la coyuntura de la violencia de género. El caso tuvo impacto nacional. Y el viernes por la tarde, un grupo de vecinas se movilizó a la Comisaría de la Mujer para reclamar Justicia.

María, de 40 años, fue abordada por Núñez a las 7.30 en Paraná al 700. El atacante tenía todo planeado. Después de pasar toda la noche en el descampado del barrio, cruzó su camioneta para entorpecer la rutina del día. Luego de una discusión subida de tono, ocurrió lo peor: el hombre sacó su arma 9mm y efectuó cuatro disparos. La mujer intentó resistirse y alcanzó a gritarles a sus hijos para que escapen. Llegó al Hospital Marzetti gravemente herida con un tiro en la cabeza y luego fue trasladada al nosocomio de la Cuenca Alta, donde falleció a las horas.

Femicidio Foto Página 2 abajo
El chaco de sangre al lado del vehículo de María. Núñez le disparó 4 balazos. 

Todo tuvo carácter premonitorio. Desde las visitas de María a la fiscalía, a la comisaría y a la Secretaría de la Mujer, hasta las últimas imágenes con su hermana en la marcha del 8 de Marzo en el Congreso Nacional. También existió una alerta para los vecinos. Hubo mensajes, pero nadie los captó. O sí, sus amigas y sus familiares más cercanos, quienes venían advirtiendo desde hace tiempo sobre los ataques de su ex pareja y todo su entorno familiar.

La primera señal

El viernes 16 de julio de 2021, Speratti denunció al hombre tras una pelea. En el ente de seguridad de las mujeres, declaró que la asfixió con una toma de brazos sobre el cuello. Núñez, quien realizaba taekwondo, sabía muy bien lo que hacía, pero por el pedido de sus hijos, abandonó su postura brutal. Ese día, atípico ya que en Cañuelas hubo feriado por las fiestas patronales, la oficial a cargo caratuló el caso como “de alto riesgo”.

La Policía intervino y Núñez le gritó: "Que quede claro, yo a vos te mato cuando quiero".

Obviamente, la mujer, no conforme, avisó a todos los residentes de la zona, dando a conocer el drama que estaba sufriendo. El mensaje textual en el grupo de Whats App fue: “Les quería informar que el día viernes a la noche, el que era mi marido me agredió y casi me mata. Actualmente, hay una orden de restricción, por lo no debe acercarse a menos de 200 metros. Les pido por favor que si lo ven rondando por el barrio llamen al 911. Les paso una foto de él y de su auto”.

Femicidio
Gabriel Núñez y María Speratti Aquino cuando todo era felicidad, el día de su casamiento.

El Ciudadano recorrió todo el perímetro y charló con los vecinos. Las Rosas es uno de los últimos barrios de Cañuelas, rodeado de chalets y casas de buen porte. El hogar de Speratti se encuentra en la última calle. Enfrente, se levanta un gran monte, donde el homicida se habría alojado la noche previa. “Nosotros no escuchamos nada, acá las viviendas tienen patios amplios y no tomamos dimensión de todo lo que pasó. La familia de la casa contigua a la de ella fue la que separó a los chicos luego del ataque y los resguardaron en la terraza. Ellos mandaron un mensaje para avisar que no salga nadie, porque fue en hora pico, para todos los que salen a la escuela”, confió una vecina, que tomó conocimiento de lo que pasaba a raíz de esos mensajes en el grupo, aunque nunca divisó gritos o discusiones.

A partir de esa agresión, el Juzgado de Paz intervino y le otorgó a la víctima un botón antipánico. A la vez, se firmó una restricción perimetral. Del otro lado, hubo respuesta. El agresor pidió la revinculación familiar y uno de sus abogados argumentó que se trató de una acción traccionada por un brote psicológico. La UFI, finalmente, caratuló el caso como “lesiones leves”. Carina, una de las mejores amigas, dijo que “al ver que nadie le daba importancia, empezó a salir con gas pimienta para todos lados”.

Ahí comenzó un infierno para María, ya que luego de la separación, la familia de Núñez se encargó de intimidar y agraviar a Speratti en reiteradas ocasiones.  “A él le tenían que hacer otra pericia porque quería pasar como inimputable. Mi hermana se cansó de hacer denuncias y nadie la escuchó. Además, todo su entorno la volvía loca: la amenazaban, la hostigaban, una vez le pegaron y destrozaron uno de los locales que tenía. Es más, dijeron que si no se iba de la casa la iban a prender fuego”, declaró Rocío Speratti, hermana de María, quien agregó que  “esto se podría haber evitado si se hubiese caratulado como tenía que ser. Él tenía que estar preso”.

QR Muni rediseñado a 5x2

Justamente, su hermana encabezó la marcha en pedido de justicia con banderas y pancartas, este viernes en la avenida Libertad. “Acá siempre somos las locas nosotras, vivimos en un país de mierda, nunca sabés cuando te puede pasar. Tiene que haber un cambio, hay una familia destrozada y mis sobrinos ya vieron un intento de asesinato y ahora observaron como el padre le quitó la vida a la propia mamá”, dijo. 

Cuentan que los familiares de Núñez no aceptaban la disolución del matrimonio y acusaban a la mujer como principal responsable del mal momento del hombre, que seguía sin ver a sus hijos. Además, en todo momento marcaban que el terreno donde vivían era propiedad de Gabriel. Un dato no menor: los Speratti y los Núñez son oriundos de González Catán y viven en la misma manzana.

"Que quede claro; yo a vos te mato cuando quiero", le dijo Núñez a Speratti en 2021. Dos años después, la asesinó salvajemente.

“Esa vez que la intentó matar, ella salió a la casa de una amiga y lo primero que hizo el hombre fue agarrar la escritura de la casa. No estaban bien, la familia de él la volvía loca. Encima, tenían un negocio en común, porque uno de los dos locales se lo alquilaba a una hermana de Gabriel”, contó Mario, un amigo de María, oriundo de Uribelarrea, quien está enfocado en la contención de los hijos de 13 y 17 años que cursan en el colegio Don Bosco de aquella localidad.

1679020893604
Núñez, detenido, el día que asesinó a su ex mujer en el barrio Las Rosas.

El hombre atendió a este medio a horas del crimen, con las manchas de sangre de María en la camisa: “La acompañé mientras luchaba por su vida en el hospital. Todavía no lo puedo creer. Yo sabía de todo lo que había pasado, porque ella tenía marcas en todo su cuerpo, pero jamás pensé que se llegaría a esto. Él era un tipo serio, no daba indicios de nada extraño en sus actos”. También indicó que “ella empujaba toda la casa sola. Si bien faltan detalles, adentro tiene muebles de primer nivel y todo comprado por María. Trabajaba día y noche, se la veía tejiendo por todos lados, y vendía telas a varios negocios de San Telmo. Le iba muy bien con el trabajo, además de los locales que alquilaba. Y sinceramente, de él se sabía muy poco. Al principio decía que trabajaba en un taller mecánico, después, en otro. No tenía un trabajo fijo y duraba poco”.

En las últimas horas, todos los amigos y allegados trataron el tema del cuidado de los niños. La escuela salesiana ofreció todo tipo de ayuda y apoyo para sus alumnos. Por el momento, el atacante, que según fuentes policiales contaba con el arma del crimen y pensaba entregarse a minutos del femicidio, aguarda en una dependencia de Brandsen y sería trasladado nuevamente.

Como consecuencia de esta salvaje hecho, la Municipalidad suspendió las actividades previstas para este fin de semana  en ‘Tiempo de Gauchos’ y llamó a la reflexión.

En el momento exacto en el que María agonizaba en el Hospital Cuenca, una chica proveniente de Lanús, con varios hematomas en el abdomen por una agresión de su novio, entraba en shock al enterarse del caso que tuvo alcance nacional.

¿Hasta cuándo?

Te puede interesar
Foto Página 14

Abren la inscripción para incorporar policias

Leandro Barni
Policiales 18/04/2024

Los interesados en el proceso de formación pueden hacerlo a través de la Jefatura de Gabinete del Municipio de Cañuelas o el ministerio de Seguridad bonaerense. Buscan jóvenes y adultos entre 17 y 29 años con nivel secundario completo.

Lo más visto