La mirada puesta en el desarrollo y la producción

Política 02 de marzo de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Manuel Negrín es el secretario de Producción de Cañuelas, una de las carteras que genera mucha expectativa y donde hay que poner el foco por el momento en el que se encuentra el distrito. Militante político de la agrupación “La Cámpora”, tendrá la responsabilidad desde su secretaría de articular acciones con el Gobierno provincial y nacional para un mejor desarrollo industrial y así generar empleo. En la gestión anterior la cartera era ocupada por Juan Angel Cruz, quien asumió en la dirección nacional del SENASA.

–Rodo Herrera: ¿Conducís una de las carteras en la que se pone más expectativa para este año y los venideros?
–Manuel Negrín: Ojalá, porque es aquello que pensamos, proyectamos y con lo que nos ilusionamos en estos cuatro años para volver, volver mejores, sobre todo en esta área de desarrollo, producción y trabajo. Ojalá que lo podamos llevar adelante. 

–RH: Hay un Hospital Regional, el Mercado y otros puntos relevantes…
–MN: Cañuelas viene dando un salto desde el 2007 que comenzó con la gestión de Gustavo (Arrieta) y con Marisa (Fassi), primera mujer intendenta electa. Si mirás el desarrollo pasamos de no tener universidades a tener ocho, tenemos una universidad en Máximo Paz, hay un Parque Industrial, un polo educativo en desarrollo, si todo sale bien vamos a tener para el 2022 la primera camada de Ingenieros Industriales en Cañuelas, en la universidad pública por convenio, van a ser entre 25 y 35 que se reciben y eso tiene que ver con el desarrollo. Este año empieza la carrera de Medicina, es decir, es el desarrollo de un pueblo. Hay que seguir incrementando, va a estar la Universidad de la Cuenca con un polo productivo y dándole la mirada de desarrollo y no de servicio que es lo que ofrece un Gobierno neoliberal como el que pasó, donde se mata la industria y se importa todo lo que es valor agregado. La propuesta como espacio político es la visión de desarrollo que le ha dado impronta tanto Gustavo como Marisa. 

–RH: El Gobierno de la Provincia  lanzó el Arriba Pymes, ¿cómo ves eso? 
–MN: Creo que es más de lo mismo, parte del proyecto, cuando asume Néstor (Kirchner) no llegaban a 80 parques industriales en todo el país y eso se multiplicó varias veces. Nuestro proyecto, de Néstor, de Cristina, de Perón tiene que ver con el desarrollo, la producción y vamos en ese andarivel. “Ambulancia pyme” le dicen, es un tubo de oxígeno a las pymes. Luego sale la moratoria y es hasta contradictorio porque terminás dándole oxígeno a quien no cumplió y el que viene al día te dice ‘eh yo pagué todo’. Pero en situaciones excepcionales como ésta es muy importante, es mayoritaria y el nivel de regularización es muy alto. Están endeudados con la AFIP, básicamente porque es lo primero que dejas de pagar porque si no pagás la luz te la cortan. Bueno, además de que se corta sola cada tanto. En suma, al que se le deja de pagar es al Estado y ahí empieza el desbarajuste. Cuando deja de ingresar plata al Estado que es el que produce, genera riqueza y sostiene el aparato, ahí se corta la cadena y se empieza a notar la falencia. 

–RH: Mencionás que si no pagan la luz te la cortan, y si la pagás te la “cortan” igual. Hay un pésimo servicio energético, ¿piensan hacer reclamos? 
–MN: Sí, se han hecho, el jefe de Gabinete (Fernando Jantus) me pidió que le pase detalle de reclamos y tiempos, sobre todo con el sector industrial. Sucede que se desmantelaron las cuadrillas de reparación, estuvimos en una reunión con Augusto Costa (ministro de Producción bonaerense) y estábamos casi todos los municipios, faltaban diez más o menos, se trató el tema y es trasversal en la Provincia. Los vecinos nos lo dicen, en la industria pasa, en todos lados. Es decir, no es un tema de Cañuelas, creo que Alberto (Fernández) y Axel (Kicillof) estarán tomando nota porque es un problema estructural y se tiene que acompañar. Néstor y Cristina hicieron mucha inversión en materia energética; para desarrollarte necesitás inversión y hay que buscar una manera inteligente y efectiva de hacerlo porque es una limitante para poder seguir creciendo. 

–RH: La intendenta Marisa Fassi estuvo con el ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis y anunciaron un paquete de medidas camino al Bicentenario cañuelense, como agua potable y asfalto ¿ayuda al desarrollo?
–MN: Totalmente, eso ayuda. A nosotros que estamos trabajando con comerciantes pequeños y minoristas, además del beneficio que trae a la ciudad para el desarrollo de la salud pública, parte primaria para acceder a la salud es tener agua potable. El asfalto también es importante para el desarrollo cotidiano de los vecinos, se va a ir haciendo y también es trabajo que viene acá. Tenemos que pedirles a las empresas que contraten personal local, después el trabajador empieza a poder consumir y comienza andar la rueda. Tenemos la obra del Mercado, la más importante a nivel privado, arranca en un piso de 150 millones y proyectada puede llegar a ser de 250. Con 300 viviendas, un Parque Industrial, se proyecta el segundo. Me ha tocado estar en algunos países, en otra etapa como funcionario, y nos dicen ‘¿cómo lo hacen?’ yo creo que tenemos algo que muchas veces no valoramos como sociedad. A nosotros nos pasó el peronismo y nos dejó esta comunidad organizada, tenemos que valorar el esfuerzo. Axel Kicillof, en una reunión en La Matanza con intendentes y empresarios en la que anunció moratorias y líneas de créditos del Banco Provincia fue muy claro, la medida es al servicio de la producción y no de la bicicleta financiera que sirve para que fuguen plata los 5 ó 6 vivos de siempre. Volvió a poner línea de crédito para el desarrollo de la pyme y les dijo a los empresarios, para ustedes que tienen el vicio de endeudarse para invertir y estaban pidiendo crédito. Es la vocación que tenemos como sociedad y nos ha permitido recuperarnos de crisis como la de 2001 que parecía irremontable. Yo era chico y lo veía a Néstor cuando asumió en el 2003, pensaba, ‘está loco, hay que querer ser presidente de este país’, y prometiendo, vamos a ir a una política universal, dejen de pedir planes, vamos al trabajo. En ese momento había más de dos millones de planes como el Jefes/as de Hogar, dijo vamos a convertirlo en trabajo genuino, en el 2007 vamos a tener planes de inclusión universal, reconvertir, se va desarrollar, va haber líneas universales y no le creíamos. Lo llevó adelante y ya en 2005 quedaban menos de 1 millón 500 mil planes. Empezó la reconversión, pensiones, la Anses, se creó la Asignación Universal por Hijo y empezamos a recuperar derechos como ciudadanía. 

–RH: ¿Creés que el presidente tiene un escenario como el que tuvo Néstor Kirchner al asumir en el año 2003? 
–MN: El tema es así, el peor problema que hay, el más importante, es el que tenés. No sé si es mejor o peor, difícil o más grande, pero tenemos un problema enorme y hay que enfrentarlo. Este tiempo tiene similitudes como la destrucción y freno del aparato productivo, la diferencia que encuentro es que Néstor llega con 10 años de neoliberalismo y viniendo de una sociedad post dictadura, una sociedad quebrada. Rodolfo Walsh decía, entonces, lo que le pasa a la Argentina post dictadura es lo que les sucedió a los españoles después del franquismo. Y eso, escribía Walsh, tarda cuarenta años en levantarse porque se quiebra una generación entera. Acá desapareció gente, secuestraron chicos, esas desapariciones por ahí se idealizan en grandes militantes, soñadores, jóvenes, pero desaparecieron líderes de cada lugar de la sociedad. Desaparecieron al líder de los obreros, de los industriales, a los deportistas que se plantaban a defenderse también los desaparecieron. Es decir, referentes de cada sector para que se entendiera que entrábamos en etapa de saqueo del país, lo fueron llevando paulatinamente. En los ‘90, yo era pibe, veías a todos con remera con la bandera de Estados Unidos, si llevabas la bandera nacional eras facho o no entendías nada. Había un desprecio por lo propio, yo creo que volvimos a recuperar ese nacionalismo sano donde empezamos a vincular y la recuperación tiene que ver con eso, se vuelve a reconfigurar y eso queda en la memoria. Creo que la sociedad tiene memoria, volvió la dirigencia obrera, sindical, empresarial, política, vi cómo cientos de chicos empezaron a participar en política. Durante los ‘90 se estudiaba Economía, Medicina o Abogacía, los colegios industriales se cerraban, no se estudiaba ingeniería. Digo, no es casual que hoy estemos proyectando la primera generación de estudiantes de Ingeniera acá. Porque eso te orienta hacia donde querés ir como sociedad, eso tenemos que tratar de inculcarlo y defenderlo. Con Alberto va por ahí y con Cristina atrás uno siempre tiene garantía. Pero, además, hablando con secretarios de producción, con amigos, la misma Débora Georgi, ex ministra de Desarrollo, nos dicen ‘qué lindo Cañuelas, qué lindo Parque, qué suerte que tenés todo ordenado’. Eso tenemos que valorarlo, que quererlo y ayudar a que crezca, tenemos mucho potencial en Cañuelas y la región, hay sectores pujantes y diversos, lo importante es que se vayan complementando.

Por Rodo Herrera
[email protected]