Sigue la impunidad por una usurpación del año 2013

Policiales 26 de febrero de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Mónica Graciela Giordano denunció que perdió un terreno en el oeste de Cañuelas. Asegura que hay una mujer de la política que estuvo entregando en la zona. Quiere ser recibida por la intendenta.
usurpa
En el kilómetro 52 de la Ruta 3 en Los Pozos, una mujer reclama por un lote que denunció como tomado.

No es un hecho nuevo, y en este caso lleva siete años la denuncia de una usurpación en las afueras de Cañuelas. Asegura que el lote ya cuenta con edificación del que denuncia como intruso y no encuentra solución judicial.  De modo que durante estos años que no pudo recuperar ese sitio, la intrusión siguió a favor del extraño  y se empeoró su situación personal.
Mónica Graciela Giordano, de 59 años, vecina de La Matanza, dijo durante su reclamo al WhatsApp de El Ciudadano que su situación está judicializada y se encuentra con una orden desalojo en el Juzgado 21 Civil y Comercial de La Plata
Concretamente en el kilómetro 52, en Los Pozos, en las calles Quitana y Dupuy, en inmediaciones de la escuela, la ocupación del lote ya tiene estructura según comentó la denunciante.
“Chazarreta es el que tomó mi terreno - afirmó Giordano- que lo tengo desde antes que él naciera y se trata del carnicero del barrio. Pero nunca se termina de concretar el desalojo y pasan cosas en el medio. Ese terreno se lo dio una mujer muy conocida de Los Pozos y que se dedica a la política. No tengo las pruebas pero hay muchos rumores sobre ella”.
Luego siguió diciendo a este medio que “sin deber nada a nadie, ni al Estado, el terreno lo tenemos desde hace 32 años. Fue durante mi ausencia que fue tomado, mientras tenía un alambrado precario. Este muchacho, desde el vamos, me empezó a construir una casita y siguió progresando en algo que no debía estar ahí”, señaló la denunciante preocupada que aportó la foto.
Además, Giordano dijo que perdió un crédito para construir en el lugar cuando empezó la intrusión, además de problemas de salud y laborales, como inconvenientes con una abogada de nuestra ciudad por este tema. “Lo único que me quedó es un auto usado y los impuestos pagos, cuando en esa zona nadie los hacía”, se lamentó.
“Me gustaría saber alguna manifestación de la intendenta, y que también nos reciba, porque somos varios los que perdimos nuestras tierras usurpadas en Cañuelas”.

L.B.