Distanciamiento, capacidad reducida, ventilación e higiene en salones gastronómicos

CORONAVIRUS 03 de octubre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Nuevo plan y flexibilización con protocolos luego que la intendencia habilitara la atención de clientes en las veredas.
multimedia.normal.aead481896c1c70e.42415245532052455354415552414e544553207765625f6e6f726d616c2e6a7067
El sector busca revivir el nuevo decreto y lograr su materialización.

El sector gastronómico revive un poco más con otra propuesta con su respectivo protocolo sanitario tras lograr el permiso de la intendenta Marisa Fassi para atender clientes en las mesas instaladas en las veredas de los locales. Ahora el jueves se dio a conocer una serie de puntos para reactivar aún más el sector, tan castigado en estos meses de cuarentena por la pandemia del coronavirus.
En ese sentido, por medio del Decreto 542/2020 el Gobierno local determinó una ampliación de los espacios de atención y servicio de los locales gastronómicos habilitados, en el interior de las instalaciones de los mismos hasta un 40 por ciento de su capacidad máxima habilitada.
Otro de los puntos que se establece en la medida, será obligatorio garantizar una distancia mínima de 2 metros entre mesas y clientes. Además; ventilación e higiene óptima, cumpliendo con todos los protocolos emitidos para el rubro gastronomía.
Podrán permanecer hasta un máximo de cuatro personas por mesa, a excepción de que sean miembros de una misma familia conviviente, lo que deberán certificar.
Y se aclaró que, en caso de constatarse el incumplimiento y la existencia de infracciones a los protocolos exigidos en el marco de la emergencia sanitaria, se procederá de inmediato a hacer cesar la conducta infractora, siendo pasibles de multas que van desde los 50 hasta los 1.000 módulos municipales.

“Nos pone felices” 
“Los fines de semana anteriores pudimos trabajar al aire libre. Salvo este último finde que fue lluvioso y apenas hubo una mesa en la galería. El tiempo también influye para salir. Notamos que la gente quiere salir y consulta. Ahora ya vamos a poder estar en los salones con capacidad limitada y mucho protocolo. Es una noticia que nos pone felices a nuestro rubro. Así que, apostando, pero sigue muy duro, está complicado”, comentó ante un llamado Patricia Chiappe, de la Parrilla La Huerta, en Ruta 205. Desde ese comercio vienen trabajando viernes, sábado y domingo solo al mediodía. No pudieron incorporar más horas porque “está muy complicado el panorama. Es como un volver a empezar, reinventarse. Eramos tenedor libre y ahora eso cambió, así que volviendo a empezar”.