Leonel Fangio: “tenemos que pasar el Día del Amigo en la distancia”

Protagonistas cañuelenses 18 de julio de 2020 Por El Ciudadano
Cañuelas mantiene una relativa estabilidad entre los casos positivos y las altas diarias. Si bien los mayores focos de infección se producen por los trabajadores que van y vienen en el intercambio distrital, las autoridades sanitarias están preocupadas por las consecuencias que puede generar el contacto por la jornada ‘amiguera’.
Fangio WEB
Concejal Leonel Fangio.

El concejal del Frente de Todos Leonel Fangio es profesional de la Salud, presidente de la Comisión de Salud del Concejo Deliberante y forma parte del Comité de Evaluación y Seguimiento municipal del coronavirus. En una entrevista con El Ciudadano el edil brindó su perspectiva sobre una variada temática relacionada con el desarrollo del virus en el plano local y diferentes tópicos internacionales de la pandemia. “El ABC de todo esto es el tapaboca, el distanciamiento social y el lavado de manos. No hay vacunas ni tratamiento y esto es lo único que hay hasta el momento”, enfatizó.   

–Marcelo Romero: ¿Cuál es su síntesis del desarrollo de la pandemia en lo local? 

–Leonel Fangio: Desde el inicio tuvimos una muy buena recepción por parte de la gente en cuanto a las medidas que se han tomado ya sea a nivel nacional o municipal. Hubo gran acatamiento más allá de algunos. Se desarrollaron una serie de cuestiones alrededor de la pandemia que dieron un muy buen registro en cuanto a la estadística epidemiológica, que nos permitió que el Ministerio de Salud provincial nos permitiera quedar en Fase 3.

–MR: ¿La mayoría de los casos vienen de otros distritos?

–LF: Tenemos que entender que estamos en un contexto del AMBA –Area Metropolitana de Buenos Aires– y el tránsito de personas que trabajan en Cañuelas y vienen de Ezeiza, La Matanza, Monte Grande o de CABA es muy importante, allí se dan las mayores concentraciones de contagios. Este tráfico de trabajadores en los distritos hizo que tengamos muchos contagios, esa es la característica de los casos de Cañuelas; trabajadores de otros distritos que vienen hacia acá. Se actuó muy bien desde el sistema sanitario local con un gran despliegue que tiene que ver con medidas dispuestas para controlar esto. En cantidad de camas o de operativos DetectAr, que se hizo en Máximo Paz, San Esteban y barrio Sarmiento.

–MR: ¿Preocupa el Día del Amigo?

–LF: Podemos corroborar que en Cañuelas la mayoría de contagiados es por compartir mate, juntadas o por cuestiones sociales. Después del Día del Padre tuvimos un registro de aumento de casos, entendemos que la gente tiene ganas de juntarse pero este es el resultado. Este Día del Amigo no te podés juntar, hay que cumplir con las recomendaciones, con el aislamiento; ya habrá tiempo para juntarnos. Estamos en el peor momento y generando gran cantidad de contagios. Tenemos una buena respuesta del sistema sanitario pero les aseguro que nadie tendrá ganas de estar infectado, tengamos en cuenta que los jóvenes pueden contagiar a los adultos mayores. Por favor, tenemos que pasar el Día del Amigo en la distancia.       

–MR: En cuanto a la espera de testeos hubo demoras, ¿la situación se mejoró con el análisis de los tests por parte de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y los del Hospital Cuenca?

–LF: La región tuvo una gran cantidad de testeos porque la definición de casos sospechosos hace que tengamos que testear a personas que tengan un solo síntoma a diferencia de lo que pasaba anteriormente que se debían tener dos; automáticamente aumentaron la cantidad de casos a testear. En la Provincia se hacen aproximadamente 5.300 testeos diarios y de esa cantidad en el AMBA se hacen 5.000; eso hizo que se colapsaran los centros que analizan los hisopados y por eso se gestionó para salir de donde estábamos, tuvimos demoras de hasta nueve días. Ahora estamos con un promedio de entre 24 y 48 horas con el nuevo centro de la UBA y el Cuenca todavía no esta realizando PCR pero en los próximos días ya lo harán.

–MR: ¿Los centros de aislamiento están funcionando? 

–LF: Sí. En Cañuelas tenemos tres lugares donde se reciben pacientes con COVID-19. Una sala aislada en el Marzetti en donde inicialmente algunos se internan ahí; nuestro gran centro de COVID-19 es el Hospital Regional donde están las camas de terapia y después tenemos lo que se llama ‘hotel de cuarentena’. El hotel se armó en lo de las Hermanas Dominicas, hemos tenido días en donde hubieron ocho personas, cinco o tres y en donde estuvieron algunos días; pero allí se internan pacientes leves o aquellos que no se pueden aislar en su casa.

–MR: Muchos seguimos los partes municipales del día a día del coronavirus y los suyos personales. Suele ocurrir que los de su red personal tienen algún dato más que el municipal, ¿debería ser más completo el institucional en un tiempo en que la pandemia avanza?  

–LF: Hoy las redes y los medios locales ocupan una función fundamental porque cuanto más informada esté la gente, menos dudas va a tener y más confianza se va a generar; por eso fue la idea de comenzar a escribir la columna diaria para ‘aggiornar’ la información que da el municipio. Yo colaboro diariamente con el servicio sanitario local y por eso a veces hay un ‘datito’ más. 

–MR: Por eso pregunto, ¿no es muy corto el parte del municipio?

–LF: Quizá yo le doy una cuota más humanizada porque la verdad que uso mucho las redes. Lo empecé a hacer, la gente empezó a preguntar y tengo la capacidad de interactuar o aclarar porque trato de responder todas las preguntas dentro de lo que se puede contestar. Pero me parece que el parte municipal está bien, el gráfico se fue modificando con el tiempo, es completo y luego hay información adicional. Yo le agrego algo más, trato de interactuar con la gente y eso el municipio no lo puede hacer.

–MR: ¿Qué opina de los ‘anticuarentena’ y de los que argumentan que el porcentaje de letalidad del virus es muy bajo para las actuales restricciones a la circulación y un período de aislamiento tan duradero?

–LF: Los ‘anticuarentena’ tienen móviles políticos en un cien por ciento, eso pienso. Opino que tenemos la Organización Mundial de la Salud (OMS), todos los líderes mundiales, todos los científicos del mundo preocupados y analizando la situación. En todos los países debe haber este tipo de corriente ‘anticuarentena’, evidentemente hay otros líderes mundiales como Trump o Bolsonaro que han decidido no darle ‘bolilla’ a la cuarentena y así son las fosas comunes que están cavando. En el caso particular de la Argentina los ‘anticuarentena’ están relacionados con una posición política. Vimos cómo algunos medios de comunicación con más afinidad con algunos líderes de Juntos por el Cambio han participado activamente en la campaña ‘anticuarentena’.                  

 –MR: Como profesional de la Salud, ¿qué piensa de las idas y venidas de la OMS en este período de pandemia, teniendo en cuenta que Estados Unidos retiró su financiamiento a la organización?

–LF: Es real que la OMS ha tenido un ida y vuelta. Pero todo el mundo ha tenido un ida y vuelta porque se va conociendo en el día a día el virus y cómo funciona. Se discutió el uso del barbijo, si el virus ‘iba’ por el aire o no, de qué manera se contagiaba. Los consensos mundiales se trabajan a través de la OMS pero es un organismo que históricamente es cuestionado, hace unos años la OMS había planteado un plan para terminar con el hambre en el 2020, así que imaginate que a veces los líderes mundiales que están dentro de la organización, que es un órgano científico pero también político, a veces distan bastante de lo que después sucede. La parte científica de la OMS está bien a pesar de las idas y vueltas, han querido anticiparse a situaciones que no estaban tan claras y lo que ha pasado generó un descrédito; pero es un órgano rector que hay que respetar.

El desfinanciamiento de Estados Unidos obedece a una cuestión propia del presidente norteamericano porque la OMS hace recomendaciones que van en contra de la política de Donald Trump y ese fue el conflicto.      

–MR: Se esperaba que en el verano europeo haya menos infectados de coronavirus allí y, si bien se controló, la enfermedad sigue. En Brasil donde en determinadas zonas hace calor el virus avanza. Nosotros esperamos septiembre cuando cambia el clima, pero pareciera que el verano no hace que la pandemia disminuya. 

–LF: Para que tengas una idea del avance o retroceso, la semana pasada se registró el día en donde más contagios hubo a nivel mundial, o sea que no está retrocediendo nada. Hoy el epicentro está en toda América y en algunos países como Estados Unidos, México, Ecuador, Chile y Brasil hay grandes problemas. Claramente el calor no ha influenciado para aumentar o disminuir la enfermedad. Pero todo esto es parte del desconocimiento del virus que hay. 

 –MR: Se suelen escuchar críticas al sistema capitalista y a sus actores; pero son las empresas privadas las que están iniciando proyectos de vacunas que se están desarrollando, incluso en Argentina, ¿a veces son exageradas las críticas, puede haber un balance?  

–LF: La industria farmacéutica está dentro de las cinco industrias más importantes del mundo. Tiene mucha capacidad para investigar y de logística, no sé por qué tendríamos que prescindir de las empresas privadas para generar vacunas. De hecho el neo-kit, para evaluar la enfermedad que se hizo en Argentina, se hizo entre el Estado nacional y un laboratorio argentino. No podemos salir a decir ‘la vacuna va a ser un negocio, quieren descubrir la vacuna para hacer un negocio’, lo importante es que aparezca la vacuna y después veremos cómo se sale adelante y cómo se paga. La vacuna hay que desarrollarla porque el acceso a la salud es uno de los principales problemas que tenemos en Argentina; entonces la excepcionalidad tiene que ver con la logística que tienen estos laboratorios. Ese discurso del capitalismo es perderse en una pavada, lo que sí tiene que hacer el Estado cuando esté la vacuna es asegurar que llegue a toda la población.  


 Marcelo Romero - [email protected]

Te puede interesar