Tras ser positivo el director del Dardo Rocha de Uribelarrea, aíslan personal auxiliar

CORONAVIRUS 11 de julio de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Al resultar positivo de coronavirus el director Aníbal Zabala, dos empleadas fueron aisladas. Crece la incertidumbre en el centro de salud especializado en pacientes psiquiátricos.
Htal Dardo Rocha

Esta semana se informó que hay casos confirmados de coronavirus de personal de Salud: el director del Hospital Subzonal Especializado Dardo Rocha, Aníbal Zabala, es uno de ellos; en tanto que dos administrativos fueron aislados por mantener contacto con el directivo.

En ese contexto, los trabajadores de la Salud, en la primera línea de fuego en la lucha contra la pandemia, siguen ocupando un importante porcentaje entre los contagiados, tendencia que empieza a despertarse en esta ciudad.

Por ahora el caso más resonante es en el centro de salud Dardo Rocha, de Uribelarrea. En el citado nosocomio hay 83 pacientes psiquiátricos, con sus más diversos cuadros de salud mental y discapacidades físicas. 

Todavía no se sabe si el virus pasó a más trabadores y a los internos. El personal del Dardo está esperanzado que las medidas que vienen llevando, en un lugar sensible como es un centro de salud, resulten efectivas.

La noticia fue una bomba en el lugar, sobre todo cuando no se comunicó de inmediato al Dardo Rocha, como hubiese pretendido su plantel, según comentaron a este medio algunos empleados.

Este nuevo hecho hizo recordar que una trabajadora del Dardo no pudo regresar a sus tareas, luego que se descubriera que alojaba en su casa de Uribe a un familiar con COVID-19.

Y las autoridades sanitarias del distrito se enteraron del positivo de Zabala recién el martes.

Por lo que se informó, el director Zabala, quien es, además facultativo en la empresa Visuar, instalada en el Parque Industrial Cañuelas, como médico laboral, no estaba asistiendo de manera presencial a la localidad de Uribelarrea. Se analiza que su presencia en la firma dedicada a la producción de lavarropas, donde hay casi 40 operarios infectados, pudo haberse contagiado de coronavirus.

Zabala, con sus 64 años había adoptado no acercarse hasta su despacho en el Dardo Rocha. Y en las ocasiones que lo hacía, permanecía en su vehículo, donde firmaba y revisaba documentación.   

El profesional, que vive en Guernica, había asistido por última vez el jueves 2, ocasión con la que tomó contacto con una administrativa, un médico y hasta recibió un mate cocido de la empleada, según reconstruyó este medio. Antes había estado en la fábrica desarrollando sus tareas profesionales.

 El fin de semana Zabala supo el resultado del hisopado por un centro de Monte Grande. Le dio positivo y sin síntomas.

La pareja de Zabala, enfermera, había efectuado una guardia en el Dardo justo la semana que estuvo el directivo. Desde que conoció el resultado la mujer se aisló.

A partir de este resultado dejó de atender también su especialidad de urología en un consultorio del centro de nuestra ciudad y en una empresa de General Las Heras.

Desde el inicio de la cuarentena e instalado hace un par de meses un Comité de Crisis en el hospital uribeño, se sostenía un articulado de las medidas para no estar desprotegido ningún integrante del equipo de Salud ni de la gente internada.

Desde que apareció la pandemia los profesionales y trabajadores contaban con los medios adecuados de protección.

Todavía no se sabe si el virus pasó a más trabadores y a los internos de la institución. 

 El COVID-19 en las fuerzas de Seguridad: 2 uniformados infectados y 10 aislados

Se activó el protocolo. Desinfectaron los lugares y refuerzan controles. Hay gente de Máximo Paz, con funciones en el Centro y de Los Pozos, entre otros. 

Lo que podía llegar a ocurrir en las Comisarías y Destacamentos con el avance de la pandemia en la Provincia, finalmente arribó a nuestro distrito con la confirmación de algunos contagios positivos de coronavirus en las filas policiales, por lo que fueron afectados 2 policías y 10 fueron aislados.

Así las cosas, agentes municipales desplegaron en los últimos días un operativo de control en las dependencias policiales, después que se confirmaron los resultaos positivos de coronavirus.

Una de las personas infectadas, de 29 años, se desempeña en el Comando de Patrullas y vive en Máximo Paz.

En tanto que personal del Destacamento Los Pozos se encuentra aislado.

Según precisaron a El Ciudadano, hay unos 260 policías en el distrito. Con esta cantidad de contagiados la operatividad no está en riesgo.

Los voceros detallaron que el personal policial fue puesto en aislamiento hasta que estén los resultados de los hisopados y manifestaron que continuaron con la desinfección de las dependencias locales.

Como parte de esas tareas, se desarrollaron controles médicos al personal, dijo un vocero.

De inmediato, “se activó el protocolo sanitario correspondiente y se desplegaron tareas a las personas”, explicaron, sin pasar por alto que desde la confirmación de los casos mantuvieron contacto con las autoridades de la Jefatura Departamental.

Y se confirmó que “en cada lugar de trabajo se mantienen los protocolos sanitarios correspondientes ante estas situaciones”. Esto incluye tareas de desinfección internas en las Comisaras y hasta en los patrulleros.

En las filas de la policía son conscientes que integran –junto con el personal de Salud– las primeras líneas de un ejército que en esta pelea sufrirá bajas, por lo menos, en términos de infectados.  Hay entonces efectivos trabajando a ‘full en la calle’, en disponibilidad preventiva y otros que fueron enviados a su casa a ‘modo de reserva’. Completan el resto los que están con licencias de distinto tipo.

Con este reporte de policías contagiados, desde la fuerza reconocieron estar “bien de ánimo; sabemos que falta todavía, que hay que seguir cuidándose y cuidar a nuestras familias”.

Para un jefe policial, “son varias las recomendaciones y medidas que venimos llevando, desde el cuidado personal, cuando llegamos a nuestros hogares, la limpieza del patrullero, la desinfección diaria en las dependencias”.

En las seccionales afirman que cuentan con barbijos y elementos de higiene.