La policía desactivó principio de usurpación en el Predio de la Estación de Cañuelas

Policiales 20 de junio de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
En la plaza Sabin Salk había un pequeño grupo de personas que se acercó con elementos como para levantar una precaria vivienda. Un operativo policial desactivó la ocupación.
PLaza salbin salk
Las usurpaciones e intentos de ocupación se repiten en los últimos años.

Momentos de inquietud se vivieron el fin de semana y los primeros días de esta sema­na en un sector de la Estación de Cañuelas por un intento de usurpación que, según denunció una vecina a El Ciudadano, llevaban algunas personas que no dejan de merodear el predio ubicado en Alem entre Libertad y Lara. 

Según precisó la frentista que envió mensajes y lla­madas a contactos del municipio, el grupo no se iba de la zona. 

“Con restos de cosas que juntaron en el barrio hicie­ron como una especie de búnker para seguir en el lugar. Han cortado hasta las cañas”, sostuvo la vecina. La pre­caria construcción la habían puesto debajo del histórico tanque de hierro de agua. 

En este marco, los sujetos con algunos elementos que habrían juntado en la zona y alguna que otra herramien­ta habrían estado permaneciendo en el lugar, más pre­cisamente en la plaza Sabin Salk, pese a los llamados a la policía. 

“No es la primera vez que intentan tomar la placi­ta por alguna pareja. Hasta el lunes hubo movimiento. Pero el miércoles vinieron patrulleros y estuvieron ha­blando con esta gente”, añadió la frentista consultada. 

“La zona no se mantiene con los perros sueltos, una mujer que hace tortillas, otros feriantes con sus cosas que se quieren ofrecer, y en el medio chicos que se quie­ren entretener en la plaza Sabin Salk”, mencionó. 

Finalmente el miércoles, una comisión policial con agentes municipales logró que dejaran el lugar. Y antes del mediodía un camión del municipio cargó las cosas que habían estado acumulando los sujetos en el espacio verde. 

Aparentemente eran personas oriundas de Monte Grande y La Matanza. 

En la periferia, las usurpaciones e intentos de ocupa­ción se mantienen en los últimos años. 

Y esta pequeña zona de la Sabin es frecuente que sea ocupada por gente con adicciones o con problemas fa­miliares que dejaron sus hogares y buscan allí una suer­te de refugio. También ha sido receptora de personas que se encuentran perdidas. 

Cuando en ocasiones lo requieren, desde el área de Asistencia Critica y de Desarrollo Social, ambas de la Municipalidad de Cañuelas, se acercan ante las perso­nas que exhiben alguna dificultad, se las entrevistan y en ocasiones las han trasladado al Hospital Marzetti para realizar alguna curación o pasar una noche en una cama. Al mismo tiempo se constatan si tienen antece­dentes delictivos. También es sabido que les han dado un pasaje para volverse a su ciudad o brindarle un bol­són con alimentos.