Increíble historia: el hacker que cayó en Máximo Paz por reclamar un corte de luz

Javier Alejandro Jakimczuk, un ciberdelincuente que era buscado hace ocho meses, fue detenido en una ostentosa casa quinta de la localidad de Cañuelas. La pista que siguió la fiscalía y un llamado a Edesur que terminó con el estafador tras las rejas.

Policiales 22/01/2023 El Ciudadano
WhatsApp Image 2023-01-21 at 22.18.10 (2)
Dos de los vehículos secuestrados por la Policía en el allanamiento a la casa que alquilaba Jakimczuk.

Es el líder una banda de scammers, como se conoce a los estafadores digitales. Lo buscaban hace ocho meses. De acuerdo a los investigadores, era “muy escurridizo”. Pero cayó en Máximo Paz, increíblemente, por reclamar un corte de luz.

Javier Alejandro Jakimczuk, conocido en Monte Grande como ‘El Hacker’, fue detenido en una ostentosa casa quinta de la localidad de Cañuelas, donde se había mudado hace algunos días. En 25 de Mayo 135, exactamente. La UFEIC (Unidad Fiscal Especializada en Investigaciones de Ciberdelito) a cargo de Alejandro Musso siguió su pista durante ocho meses. 

Jakimzuck se movía por el Sur de la Provincia de Buenos Aires. Durante un tiempo estuvo en el Saint Thomas Country Club de Esteban Echeverría. Después, se mudó a El Rebenque en Canning. Finalmente, recaló en Máximo Paz. Cambió varias veces de auto, primero un Audi; después, un Mercedes Benz Clase A 200; más tarde, un Mini Cooper Works y, finalmente, un Mercedes Benz E350 AMG. Y cada tres o cuatro meses, “revoleaba” sus teléfonos Iphone14.

WhatsApp Image 2023-01-21 at 22.18.10
La vista aérea de la casa de 400 metros cuadrados donde se ocultaba 'El Hacker'.

Junto al ciberdelincuente fueron aprehendidos dos ciudadanos colombianos en Máximo Paz. Se trata de Sebastián Mesías González (28 años) y Edwin Farley Fajardo Murillo (33).

En total, a lo largo de la investigación, se detuvo a seis individuos y se realizaron cinco allanamientos, el último en la quinta de Máximo Paz.

La maniobra inicial

La investigación empezó con la denuncia de la apoderada de una empresa de Carapachay, quien dijo que habían entrado en su cuenta y había notado que faltaban 1.500.000 pesos, y que ella no le había informada a nadie de ninguna clave.

Con esta información, la Fiscalía le solicitó el historial de búsqueda ante un posible ingreso de datos en una página falsa, producto de una campaña de phising.

Efectivamente, se pudo corroborar con el historial de navegación de la víctima que,  al querer ingresar al Homebanking del Banco Frances BBVA Netcash a través de Google, clickeó en la primera opción que surgía, siendo esta una página falsa pero con idéntico diseño a la de la entidad bancaria referida, pero con el dominio www.bvvbavfrancesneltcsh.com.

WhatsApp Image 2023-01-21 at 22.57.50
Así estafaba a la gente C14 y su banda, con una web apócrifa especialmente diseñada.

En ese entorno digital falso, la mujer ingresó sus datos de acceso (usuario y contraseña), pero el sistema arrojó un mensaje que le pedía la sincronización del Token con el Customer Service, para lo cual debía ingresar sus datos de contacto.

La página web apócrifa se encontraba almacenada en un servidor ubicado en Estados Unidos, por lo que la Fiscalía tuvo que librar un exhorto internacional para que la empresa norteamericana informe los números de IP y medios de pago del servicio.

Con esa información, se comunicó una falsa operadora, quien se hizo llamar “Karina” del Banco Francés, quien aprovechándose de la vulnerabilidad de la víctima, pudo hacerse de la clave token, elemento fundamental para poder realizar transferencias inmediatas en Homebanking.

La sustracción

Ya habiendo franqueado el acceso al Homebanking, y con el token en sus manos, los ciberdelincuentes realizaron una transferencia a la cuenta de una mula de primer nivel, a quien le hicieron abrir un paquete de cuentas en varias billeteras digitales, como así también en exchanges, para que una vez transferido el dinero de la víctima, actuaran bajo el nombre de la mula y poder así intercambiar los pesos argentinos en criptomonedas.

La Fiscalía pudo bloquear 1.300.000 pesos, mientras que otros 200.000 pudieron ser convertidos a criptomonedas. Esta no fue ni la primera ni la última estafa. La cantidad de hechos y montos involucrados es varias veces millonaria. Se calcula que rondan los 35 millones de pesos.

WhatsApp Image 2023-01-21 at 22.18.12
 Jakimczuk, de espaldas, detenido en la Jefatura de Policía de Vicente López.

Las detenciones

Para llegar a Jazimczuk hubo que detener a la mula de primer nivel, quien además ya tenía antecedentes por delitos contra la propiedad.

En el allanamiento, el elemento fundamental a secuestrar era su teléfono celular, y con la apertura de urgencia del móvil, se pudo identificar a la persona que lo reclutó, quien además le pasó la receta del paquete de cuentas a abrir.

Identificado al reclutador, en el mismo día se allanó su domicilio y se lo detuvo. Esta operación fue fundamental, ya que en su teléfono celular surgían todas las conversaciones con la persona que se encontraba por encima en la pirámide de la organización delictiva.

Como particularidad, la banda se comunicaba por intermedio de la aplicación de mensajería Signal, y se agendaban entre sí con acrónimos, tales como ‘M18’, ‘G17’ y ‘C14’, pudiendo establecer en las conversaciones las diferentes jerarquías entre sus participantes, logrando determinar a ‘C14’ como el jefe del grupo, quien todavía no se hallaba identificado.

Luego de un mes de investigación, se pudo identificar, allanar y detener a ‘G17’. Se trataba de  Facundo Walter Bordón, quien oficiaba de coordinador de la banda.

Con la caída de Bordón, se precipitó la identificación de ‘C14’, quien resultó ser Jakimczuk, alias ‘El Hacker’, quien tenía fama de ser un estafador, y llevaba una vida de lujos, moviéndose en autos de alta gama y residente de distintos barrios privados de la zona de Canning.

Pero Jakimczuk no operaba solo, tenía conviviendo con él a dos colombianos apodados ‘Russ’ y ‘H10’, quienes se encargaban de realizar el montaje de las páginas falsas y la transferencia de los fondos mal habidos, para que luego ‘El Hacker’ -un experto en trading-  realizara los movimientos de criptoactivos y pudiera convertir las criptomonedas en dinero en efectivo líquido.

Acapulco

Siguiendo el rastro de los consumos de la tarjeta de crédito de Jakimczuk se pudo dar con un teléfono celular que arrojaba el registro de antenas en Máximo Paz. La ubicación exacta de la casa se pudo obtener por un llamado que ‘El Hacker’ le hizo a Edesur.

Sí, el sofisticado scammer llamó a la empresa de suministro eléctrico por un corte de servicio, lo que le permitió a la instrucción acceder al número de medidor del cliente asociado, y con ello, al que está instalado en la parte externa del inmueble.

Finalmente, luego de realizar las tareas de investigación correspondientes sobre la zona, se pudo detener a Jakimczuk cuando volvía de comprar comida. De este modo, se allanó su domicilio, en el que se secuestraron, entre otros elementos, un automóvil marca Mercedes Benz E350 AMG, logrando advertir que dentro de la vivienda se encontraba montado un verdadero laboratorio para estafas, con  tres puestos de trabajo dotados de máquinas de la más alta tecnología, material que fue secuestrado parta peritar.

Te puede interesar
Lo más visto