TC Bonaerense: reformas en el auto de Matías Silva Amaro

Deportes 07 de abril de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Ver galería tc bonaerense silva amaro matias
1 / 3 - Así luce en la actualidad la cafetera de Silva Amaro en pleno trabajo de remodelación.

El TC Bonarense tenía todo listo para realizar la primera fecha del año el domingo 15 de marzo, en Arrecifes, es decir el fin de semana previo a la declaración oficial del aislamiento obligatorio y preventivo.
Pero el viernes 13 y al igual que el TC2000 Platense por ejemplo, que tenía previsto abrir su temporada el mismo día y a la vez a diferencia de APAC 1.4, que finalmente corrió, el TCB decidió cancelar toda la actividad a raíz justamente del coronavirus posponiendo el inicio de la temporada hasta nuevo aviso.
Los Silva Amaro, tanto Matías como su tío Guillermo, habían decidido de antemano no formar parte de esta competenica dado que se superponía con un evento familiar del cual no podían no formar parte.
Esto le dio al equipo de La Finaco más tiempo para trabajar en sus máquinas pensando ser parte entonces del segundo compromiso de la temporada aunque la cuarentena generalizada no sólo les permitió no perder una fecha, sino que además les dio más tiempo para seguir trabajando sobre los autos.
Al cierre de esta edición la cuarentena se prolongó por dos semanas más lo cual no significa necesariamente que, en caso que la misma fuera levantada post Semana Santa, vuelvan a la normalidad la realización de espectáculos deportivos encontrándose en este lote las referidas a carreras naturalmente.
Más allá de esta incertidumbre, en el búnker del SA Competición los trabajos prosiguen de cara a esa primera fecha que a ciencia cierta aún no se sabe cuándo se llevará a cabo.

Matías SA en acción
Siendo apenas un nene Matías Silva Amaro integraba ya el equipo que festejó la obtención del título de Sergio Calderaro en la Clase D del TCB, allá por 2001.
Naturalmente aquel pibito de larga melena rubia se encontraba familiarizado con los fierros desde chico, lo cual continuó cuando su familia encaró la construcción de la cafetera con la que su tío Guillermo dio sus primeros pasos en la Clase A del TC Roqueperense apenas un par de años más tarde.
Con el paso del tiempo llegó el turno de subirse a un auto de carrera, que se dio en la Turismo Standard del TCR sobre un Opel, allá por el 2014.
Tras hacer un par de temporadas sobre aquel auto compacto surgió la posibilidad de adquirir un chasis (cafetera), que supo ser de ‘El Conejo’ Martínez de Gral. Las Heras, el cual luego de ser alistado le permitió a Matías Silva Amaro debutar sobre un seis cilindros. Tal hecho tuvo lugar en 2017 y en la Clase D del TC Bonaerense.
A mediados de 2019 el SA Competición adquirió la máquina que fuera del roqueperense ‘Flaco’ Alonso (Clase A TC Roqueperense), con la que Matías participó hasta el final de la temporada pasada siendo ésta la que está recibiendo cariño con miras al campeonato 2020.
“Estamos más que nada modificando los pontones, con lo cual la cafetera parece ser otra dado que estéticamente ha cambiado mucho. Pero básicamente son cambios estéticos”, comentó Matías Silva Amaro en diálogo con El Ciudadano.
“Diego Apesteguía nos sugirió reducir la altura de la cafetera por lo que ahora está casi al ras del suelo, pero el chasis en sí no se modificó en absoluto”.
Respecto a la planta impulsora, que siempre estuvo a cargo de terceros, contará ahora con la atención integral del taller del barrio La Finaco.
“Este año al motor lo hacemos prácticamente todo nosotros con ayuda de César Dolce, pero el motor va a salir listo desde nuestro taller”, remarcó el joven piloto que buscará seguir sumando experiencia en el mundo de los seis cilindros del automovilismo zonal.