Tragedia en una colonia de verano: demanda contra la Provincia y docentes

Policiales 26 de marzo de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
La muerte de Jhostin, de cinco años, ahogado en la ex Pileta Santa Marta es seguida por un abogado del estudio de Fernando Burlando. El pequeño fue rescatado y llevado de urgencia a dos nosocomios.
jhostin condori 2

La Provincia fue demanda por uno de los particulares damnificados del accidente ocurrido en enero de 2017, en el que perdió la vida el niño Jhostin, de cinco años, luego de concurrir como alumno de la colonia de la Escuela de Verano, en la ex Pileta Santa Marta (CEF 53). La causa se encuentra en un juzgado contencioso administrativo por daños y perjuicios (‘pretensión indemnizatoria’), y en ese sentido el abogado Fernando López García, del estudio de Fernando Burlando, que representa a Sonia Condori, madre del menor, indicó a El Ciudadano que “existen una cantidad de medidas de prevención que, de haber sido adoptadas por la pileta donde se llevaba la colonia estival por parte del Gobierno local y provincial, hubieran evitado la tragedia”.
“Hay una demanda contra los responsables directos, los docentes y la Provincia”, aseguró el letrado López García durante una comunicación telefónica con El Ciudadano. Y agregó que “luego de ver unas declaraciones en el expediente penal, que son de una falta de respeto a la criatura y sus padres.  Ya que no sé por consejo de quién, pero hubo niños que  declararon en Cámara Gesell que Jhostin que no coma”. 
Producida la tragedia del menor hubo muchas versiones que se hicieron correr que la criatura había estado comiendo momentos antes de terminar sumergido en un sector del natatorio donde no hacían pie los niños. 
Aun sin una sentencia en sede penal se puede iniciar la demanda civil, algo que hicieron los padres de la víctima. No se descarta que en el juicio penal  no se responsabilice a nadie por el ahogamiento del niño en este ‘homicidio culposo’ que todavía se tramita de manera lenta en la Fiscalía 2 de Cañuelas. En ese sentido hay imputados un docente y dos guardavidas. Podrían ser absueltos, lo mismo que los médicos que atendieron al niño.  
“En sede civil hay un deber de seguridad de quién le dejo el niño, que debe ser devuelto en las mismas condiciones que se lo dejó. Por eso la confianza en los establecimientos educativos. Y en lo que se ventila acá es la consecuencia nefasta con este suceso, con la responsabilidad de la Provincia y de los que trabajaban allí. Es un hecho que está muy claro. Actuaron de manera negligente y no evitaron que el niño se ahogue”, consideró el profesional desde La Plata.
Jhostin tuvo una muerte por inmersión luego de agonizar en el hospital El Cruce. Había iniciado su primer día de colonia en una pileta de grandes dimensiones.
“Hay infracción al deber de seguridad –subrayó López García– la madre dejó al niño en la colonia y se lo entregaron ahogado, en un estado crítico y con fallecimiento después. Hubo una negligencia clara; ellos deben probar la ausencia de responsabilidad y las circunstancias del hecho”.

Leandro Barni.