Nicolás Cornador presenta su nuevo libro y dice: “La poesía y la literatura son necesarias”

Sociales 06 de mayo de 2022 Por Leandro Barni
En ‘Pensar que se ve’ (Ediciones del Dock), el autor de 32 años, que trabaja en la Biblioteca Sarmiento, cruza la vida diaria con la filosofía en sus textos. La influencia de Hugo Mujica, Jorge Boccanera y Fredy Yezzed. Será este sábado.
sociales 2
Poeta, trabaja en la Biblioteca Popular Sarmiento. Sacó su segundo libro.

Nicolás Cornador habla de sus de su segundo libro, que presentará el sábado que viene en el Instituto Cultural de Cañuelas, y de forma inmediata marca las diferencias. Parece que se siente más a gusto con esta nueva incursión. Primero fueron ‘Las pausas interminables’ (Alción Editora, 2019) y ahora es ‘El pensar que se ve’ (Ediciones del Dock, 2021).

“Son poemas que no abordan una temática en particular como fue el anterior libro, son filosóficos ahora, esto tiene que ver con lo que nos provoca la realidad, abordando desde temas universales, temas fáciles de entender y que resultan amenos. No es estrictamente de filosofía, son posturas filosóficas frente a la vida, más que abordar temas de la filosofía”, define el autor local, de 32 años, que atiende la biblioteca popular ‘Domingo Faustino Sarmiento’ y estudia música popular en la EMPA.

En la actualidad, solo es lector de ensayos y poesía, para lo cual tiene entre sus preferidos a Hugo Mujica, Jorge Boccanera y el colombiano Fredy Yezzed.

El pequeño libro empieza con una reflexión sobre el conocimiento de uno, algo que ya lo captaban los griegos, para pensar también en los estados anímicos propios, para que no se la cuenten los demás. “No poder vernos en el otro”, asiente el poeta. “Todo se entierra en el olvido”, se responde.

Martin Heidegger, un filósofo existencialista alemán, habla con obsesión del olvido del ser, de olvidarnos de ser, olvidarnos de vivir. Miramos lo que hay en la vida, pero no lo que la vida es.
Para abordar este trabajo, como aclaró Cornador, no hace falta ser un especialista. Se explican en sí mismo, no con las ideas que se traen o que se busquen fuera de él, aquí cada cosa está aclarada y nada se da por descontado.

Uno de los poemas del cañuelense termina así: “Razones para vivir/solo rodeado/de las mentiras, /de las lágrimas/ no admiradas”.

El libro intenta ser un camino del pensar, que nos lleve a lo abierto, a eso que se siente ante lo inmenso, como puede ser el mar o una noche en el campo, o de asombrarnos por estar vivos. Y también de asombrarse ante lo simple.

Y en sus páginas también llega a que la única certeza que tenemos en esta vida, es que vamos a morir, es vivir en la verdad, abrazar nuestra finitud, y que cada instante es único e irrepetible.

–¿Tenés alguna fórmula para escribir poesía?

–En general salen de un tirón. Son ideas y las desarrollo. Tengo muchos poemas cortos en este libro. Son secos estos poemas, sin tanto fervor como el primero.

–¿Estás de acuerdo con lo que dijo un poeta argentino que ‘los poetas son inútiles pero necesarios’?

–Es compleja la frase y un poco contradictoria. Puede ser por un juicio social frente a lo que algunos piensan de la poesía. Y ‘necesarios’...  La poesía y la literatura son necesarias. Hay un sentido de pertenencia y un amor a la vida, además hay un uso del raciocinio por la lectura.

A la presentación del sábado, a las 18, en Del Carmen 664 (entrada libre y gratuita), lo acompañarán Rocío Granero, Juan Manuel Rizzi, Germán Capio y una cantante.

Te puede interesar