Talleres de género entre chicas adolescentes

Dos jóvenes de Máximo Paz, que participan en la Biblioteca Feminista Julieta Lanteri, desarrollan desde el año pasado diferentes encuentros para informar, concientizar y compartir las problemáticas juveniles de las mujeres.
Talleres Genero Protagonistas
Erica Barreto y Sofía Olmedo.

Erica Barreto y Sofía Olmedo, ambas de 18 años, se conocieron en las aulas de la Escuela Media Nº1 Alfonsina Storni de Máximo Paz. Tras finalizar sus estudios secundarios se unieron al grupo de trabajo de la Agrupación De Frente y allí les propusieron hacerse cargo de la administración de la ‘Biblioteca Feminista Julieta Lanteri’, ubicada en las calles Antofagasta y Venezuela del barrio San Eduardo. La misma abre sus puertas los lunes y jueves de 18 a 20, y si bien su bibliografía se basa  claramente en la temática del feminismo los hombres son recibidos sin restricción. Como cualquier local de libros se puede leer en sus instalaciones o llevarse el texto si se deja la información pertinente.
La novedad que le dio un valor agregado a la casa de libros son los talleres de género, exclusivos para mujeres de hasta 21 años, ideados por las dos amigas comprometidas con la causa femenina. En este espacio de reflexión las adolescentes invitan con diferentes propuestas a las chicas de la comunidad maximopaceña y del distrito a expresar sus ideas, vivencias, miedos, alegrías y tristezas relacionadas con las problemáticas de la jornada.
Hasta el momento llevan organizados cinco talleres: Roles de Género, Cánones de la Belleza, Estereotipos, Violencia en el Noviazgo y Educación Sexual Integral (ESI). Las próximas propuestas son Relaciones Tóxicas y Cómo Construimos Nuestra Identidad desde la Niñez. Además de ser una actividad pensada para recibir información y despejar dudas, la reunión de chicas se va transformando de a poco en un rincón de intimidad en donde cada una puede ‘soltar’ sus ingenuidades y aprender de su compañera.      
Los talleres son realizados cada dos semanas, aproximadamente, y la información de días y horarios se publica en el Instagram: femi_nacimos.

–Marcelo Romero: Chicas, cuenten ¿quiénes son?
–Erica Barreto: Yo estudio ingles en el Instituto CEI de Ezeiza y también planeo estudiar francés. Somos parte de la biblioteca que se inauguró en noviembre del año pasado y que es parte de la Casa de la Mujer.
–Sofía Olmedo: Somos de Máximo Paz y las dos terminamos el secundario en la media Alfonsina Storni hace dos años. Ahora estoy estudiando para Contadora Pública en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Lomas de Zamora.

–MR: ¿Qué es la biblioteca feminista y cómo funciona?
–EB: Se inauguró con la idea de que sea un espacio para adolescentes, para que puedan crecer.  
–SO: Para formarse y fomentar la lectura también. Los libros fueron donados y otros los compró la organización.

–MR: ¿Cómo surgió la idea de armar las charlas?
–SO: Más que nada las charlas tienen la idea principal de formar un vínculo entre las chicas para contenerlas.
–EB: Para que puedan contar cosas que a veces no se animan a contar a otras personas. Por eso mismo estamos nosotras en la biblioteca, por la edad que tenemos y porque es más fácil crear un vínculo con las chicas de nuestra edad. Fue una propuesta en general de la Casa de la Mujer.
–SO: Capaz si hay personas más grandes hay dudas y las chicas no se animan a preguntarles y con nosotras como que se forma un vínculo más de pares.

–MR: ¿Cuántas charlas armaron y sobre qué?
–EB: Hicimos cinco charlas entre el año pasado y el actual. Tampoco es que nos preparamos para dar charlas sino que tenemos la información para leer y desde chica ya estoy en el movimiento del feminismo. Nos vamos informando a medida que vamos dando los talleres. Dimos charlas de Roles de Género, Estereotipos, Violencia en el Noviazgo, Relaciones Tóxicas y ESI que abarca muchísimos temas. También estamos planeando embarazo en la adolescencia, temas referidos a cosas que no se hablan.  
–SO: Las primeras fueron como para entrar en confianza porque no había muchas chicas. Tenemos muchos libros de educación y después buscamos por Internet y las redes. También hicimos un taller sobre cánones de belleza y como afecta en el autoestima.

–MR: Brevemente, ¿pueden contar un poco de qué trató cada temática?
–ER: En Roles de Género la idea principal fue que las chicas entiendan que es ser hombre y que es ser mujer; que es una construcción cultural. Diferenciar entre sexo y género. Eso es lo básico desde ahí nos vamos para otros lados.
En la charla de la ESI pensamos que las chicas iban a estar más informadas, porque se supone que hay educación sexual en las escuelas, e hicimos un verdadero-falso porque hay muchos mitos y hay muchas cosas que no se sabían. Hablamos de anticonceptivos, aparatos reproductores femenino y masculino.
En Cánones de Belleza hablamos sobre la forma de ser que tiene que tener una mujer y los requisitos que debería reunir para estar dentro de los parámetros establecidos. Éstos cánones van cambiando con el tiempo. La idea es que entiendan como se implantan estas ideas, de qué manera nos afecta en nuestra autoestima y que la definición de belleza la construye cada uno. 
–SO: En Relaciones Tóxicas, que finalmente no se pudo dar por una situación especial que se  presentó, que no solo abarca el noviazgo sino que se puede dar entre familiares, en la amistad y relaciones laborales. Razones por las cuales las personas se mantienen en las relaciones tóxicas y las consecuencias que pueden traer físicas como psicológicas.   

–MR: ¿Pueden profundizar cómo se preparan para estas charlas?
–SO: Más o menos hacemos talleres cada dos semanas para prepararnos bien.  
–EB: Una reúne la información de diferentes fuentes, viendo que la información sea real, de fuentes confiables y de los libros que tenemos en la biblioteca. Y otra prepara una actividad  porque no se trata solo de que las chicas escuchen sino de que puedan interactuar con la problemática.
–SO: O sea ponerlo en práctica y después cerramos con una conclusión.  

–MR: ¿Qué experiencias recuerdan de las actividades?
–EB: Te puedo contar algo que pasó en la charla de Cánones de Belleza que para mí fue algo fuerte porque es algo que todas sufrimos y es algo que nos duele todos los días. Muchas chicas comenzaron a contar anécdotas o cosas que sufrieron por no sentirse suficientes por no encajar con el estereotipo y fue fuerte. Más de una nos pusimos a llorar. Esta bueno porque es un espacio de sanación para mí. En todos los talleres buscamos que salga algo positivo, la manera de enfrentarlo y que no nos afecte.

–MR: ¿Y cómo es la reacción de las participantes?
–EB: Hay algunas que vienen siempre y otras cuando pueden. Algunas estudian otras no, a veces somos seis otras siete. También nos preguntan cosas en nuestra cuenta de Instagram. A las más chicas les cuesta un poquito más soltarse pero siempre antes hacemos una presentación de las chicas con su nombre, edad y algo de su vida. 
–SO: Algunas chicas ya las conocemos y entonces participan más, otras se van uniendo. También vienen chicas diferentes cada tanto. También tenemos el grupo de WhatsApp para avisar cambios y para sumar a las chicas nuevas.

–MR: ¿Han escuchado alguna experiencia fuerte de parte de sus compañeras?
–EB: Sí y lo bueno es que tenemos la Casa de la Mujer. Si viene una chica y cuenta algo fuerte y hay que intervenir ante la justicia nosotros tenemos con quien contar para hacerlo; no es que viene y le decimos ‘bueno te doy un abrazo y te ayudo a que te desahogues y listo’, vamos a intervenir y buscar la solución para que salga de esa situación. Si sufre violencia familiar o la echan de la casa o tiene un problema con su pareja acá está la Casa de la Mujer en donde hay una cama, cocina y baño; o sea está apto para cualquier mujer que lo necesite.

–MR: Desde que comenzaron con los talleres, ¿qué sensaciones han atravesado?
–EB: Para mí, mis expectativas se cumplieron. Ya se armó como un grupo, las chicas nos cuentan lo que quieren, hacemos planes por fuera del grupo y de las charlas. Vi que se soltaron y pudieron contar cosas que capaz les generaba mucha ansiedad o stress. Cosas que una no confía normalmente a cualquier persona y como se generó este vínculo ellas vienen y cuentan. Eso me hace bien a mí y yo también puedo contar con ellas. Me pasa que en la semana capaz me pasan cosas feas y no doy más para que llegue el día del taller porque vengo acá y ese día me vuelvo re feliz a mi casa.
–SO: La verdad que avanzamos mucho a lo que fue el año pasado. Este año nos re contra pusimos las pilas, armamos todo bien con actividades y contención para que las chicas se sientan realmente cómodas y puedan expresarse. Además, es un vínculo muy lindo el que se forma, más allá de que es nuestro trabajo, es hermoso estar acá; por el ambiente, las charlas. Se ve que las chicas que vienen es porque realmente les interesa. Es un ambiente muy hermoso.    

Por Marcelo Romero 
[email protected]