El Molino: con la energía y potencial de la 6

Silvio y Alberto Garay son hermanos, empresarios del rubro combustibles. Su primera estación de servicio está en la zona sur del conurbano hace 50 años. Son los propietarios de YPF El Molino, establecimiento que se encuentra sobre Ruta 6 en el kilómetro 92. Abrieron sus puertas en septiembre de 2019 dejando pendiente la inauguración formal para el próximo 19 de marzo, con la participación de directivos de la empresa petrolera nacional, empresarios locales y funcionarios. Visitaron la redacción de El Ciudadano y nos contaron cómo llegaron, qué potencial y perspectivas de desarrollo vieron en este corredor de la región. Un negocio 24/7, los 365 días del año.
Ver galería garay 6
1 / 4 - Silvio y Alberto Garay en la redacción de El Ciudadano.

–Rodo Herrera: ¿Cómo llegaron a Cañuelas?
–Silvio: Yo siempre de paseo, visitando porque me gusta el lugar, el que más insistía con trabajar acá era él.
–Alberto: es que vengo hace veinticinco años a Cañuelas, a pasear, a comer, me encanta y siempre me gustó la idea de tener un negocio acá. Empecé hace 7 años a visitar el corredor de Ruta 6 para ver si se podía poner algo de lo nuestro. Después de tantos años insistiendo con la compañía, finalmente salió la oportunidad de colocar una boca en Ruta 6. A mi criterio ese corredor es muy amplio y facilita la logística a todo el país, lo cruzan rutas como las 2, la 7 y la 8 que te llevan al norte, al sur y al oeste. Es enorme.
–Silvio: En ese momento al corredor no se le estaba dando impulso por algunas razones, no se lo promocionaba, pero en estos años se le empezó a potenciar y eso nos permitió venir.
–Alberto: Nosotros estuvimos tantos años tratando de hacer esta obra y lo primero que hicimos fue ubicar la zona. Una vez que la encontramos estuvimos 4 años trabajando, se hicieron estudios de mercado y demás, y cuando empezamos la construcción surgió lo del traslado de Mercado de Hacienda y eso abrió claramente un plus.

–RH: Su negocio en Banfield tiene 50 años, ahora se sumó El Molino en Cañuelas, trabajan 24/7 y los 365 días, ¿cómo se hace, qué dicen sus familias?
–Silvio: Son muchos años en esto, teníamos 17 ó 18, con el tema del transporte y siempre actividades que no paran, que suena el teléfono en vacaciones y demás, pero nos conocieron así nuestras esposas. Ya hacíamos esto, después nos pusimos de novio y nos casamos, y sí, se merecen un monumento nuestras familias, pero tratamos siempre de cubrirnos entre nosotros, realmente es lo que elegimos y sabemos hacer así que hacemos que funcione.

–RH: ¿La estación de servicio sigue requiriendo muchos Recursos Humanos?
 –Alberto: Sí, es lo principal en un negocio que brinda servicios, tenés que trabajar mucho y con gente todo el tiempo. 

–RH: La inauguración formal es el 19 de marzo, pero ¿cuánto hace que abrieron?
–Alberto: el 28 de septiembre de 2019 abrimos la boca, después de nueve meses de trabajo de obra que fueron duros. Estamos muy contentos y con buenas expectativas.

–RH: ¿Qué cambió del proyecto inicial de El Molino hasta hoy?
–Silvio: Cambiaron muchas cosas seguro, pero fue todo tan rápido que no me dio tiempo a pensar mucho, no es que dejamos de hacer todo y nos abocamos a esto, se lo sumamos a nuestra actividad normal. Yo al menos no tuve tiempo de dimensionar, seguí la vorágine de trabajo, él (Alberto) estuvo en la obra, quizás sí vio esos momentos.
–Alberto: Claro, lo otro siguió su curso y se agregó la obra que lleva mucho tiempo, muchas horas de trabajo, hubo de reciclar vacaciones y tiempos de todo tipo, se trabajó de lunes a sábados y luego, el domingo, había que planificar para la semana.
 

–RH: ¿El compromiso con la compañía tenía plazos establecidos?
Silvio: Nos comprometimos a hacerlo en un determinado tiempo así que le metimos todo el empuje, a pesar de las fallas que pueden surgir, en proveedores, factores climáticos, mil cosas que pueden modificar el curso de la obra. Pero lo hicimos.

–RH: El vínculo con YPF también es particular, hay condiciones de calidad cumplir.
–Alberto: Sí, una vez abierto tenés control de bromatología, seguridad, control del sistema de incógnito que evalúa el trabajo de los chicos que bridan el servicio. Se otorgan puntajes bimestrales, hay premios anuales, y estamos cumpliendo con todas esas cuestiones.
 
–RH: ¿Qué ven en Cañuelas, por qué elegirla para trabajar?
–Alberto: Personalmente veo un potencial de trabajo muy grande, el parque industrial es muy completo y todas las empresas que se van radicando son de primera línea. Hay un marco de potencial de todo tipo de empresas en el corredor de Ruta 6 y es enorme, eso me llamó siempre la atención, además de la calidad de vida, que te saca de la ciudad.
–Silvio: Yo vengo un poco menos que él, pero sí, claramente hay un cambio, estás a 40 minutos de la ciudad y es totalmente distinto, estamos muy contentos con eso.
 
–RH: ¿Cómo se llevan con los colegas cañuelenses?
–Alberto: Muy bien, conozco a la gente de Alonso, a Cristian Hansen y a Martín del kilómetro 72, ellos se presentaron y estamos muy bien, trabajando en el corredor, haciendo lo nuestro y a la par de los colegas, nos hablamos con todos.
 
–RH: El negocio del combustible abarca otras cosas, ¿cómo trabajan eso?
–Alberto: La actividad principal es el combustible, pero a eso se le agrega un plus por la tienda, los servicios a los camioneros, hay espacio para los camiones, un quincho, tenemos YPF en ruta que es un servicio de cuenta corriente que la compañía brinda.
–Silvio: Hay un tipo de cliente diferente en la ruta, durante la semana son muchos camiones, el fin de semana empiezan a circular autos y eso varía el público que tenemos.  Estamos muy conformes con cómo se está desarrollando.
 
–RH: ¿Cómo se llevan con las autoridades municipales?
–Silvio: Excelente, vinimos de otra localidad, no conocíamos a nadie y nos fuimos presentando. En ese momento estaba Gustavo (Arrieta) como intendente y Marisa Fassi como jefa de Gabinete, ellos nos abrieron las puertas, les presentamos el proyecto y les contamos lo que queríamos hacer. De hecho, el personal es de acá, se hizo un convenio con la secretaría de Trabajo del municipio para que los trabajadores sean de Cañuelas, estuvimos muy tranquilos todo el tiempo.
–Alberto: La gente que trabajó durante la obra, menos una empresa, y todo los demás se compró y se contrató acá, estamos muy conformes con eso y con el municipio.
–Silvio: Desde la Municipalidad estuvieron siempre dando una mano, una solución, una ayuda de dónde hacer trámites, dónde presentar documentación, y eso fue fundamental para lograr terminar el proyecto en tiempo y forma.
–Alberto: No es solo estación de servicio como una parte económica, se necesitan un monton de cosas, hay que cumplir tareas y todo eso se arma con el equipo de trabajo que tengas.
–Silvio: Además, todo eso después lo tenés que presentar a YPF para que nos de el “OK”, va todo de la mano y por eso estamos contentos, no sólo con las autoridades y los colegas, con la comunidad en general
 
–RH: Mañana se celebra el Día Internacional de la Mujer, ¿cómo se trata el tema de género en el rubro?, porque tiende a asociarse petróleo con hombres…
–Alberto: En realidad el mercado de estaciones de servicio tenemos todo el plantel, menos dos pibes, que son mujeres. En porcentaje, de todas las actividades que involucra, tenemos 70 por ciento de mujeres y el resto son hombres.
–Silvio: Cambió mucho todo, no es casualidad que se esté hablando de igualdad de género, lo vemos en el día a día y cumple las mismas expectativas que el hombre o más. Antes ponías un aviso de búsqueda trabajo y decía “excluyente hombre”. Hoy no es así, ponés el aviso y se presenta una persona. Las mujeres son igual de competentes que los hombres, a veces más. Hay algunas tareas que capaz por cuestión de fuerza las termina haciendo un hombre, pero en general el trabajo lo puede hacer cualquiera de los dos.