Intentan estafar a comerciante con nuevo ‘cuento del tío’

Policiales 27 de febrero de 2021 Por El Ciudadano
Según un vecino en diálogo con este medio, habría sido una persona en complicidad con una presunta empleada bancaria. Evitó que lograran debitarle de su cuenta mientras estaba en un cajero.
cuento del tio web

Un vecino de Cañuelas que vive en un barrio cerrado de Ruta 205 denunció a este medio que fue víctima de un intento de estafa telefónica a través de un nuevo ‘cuento del tío’. Según dijo, un hombre lo contactó por una publicación que hizo en una página de compra-venta de artículos para el hogar y, mediante una audaz maniobra usó sus datos para intentar quedarse con miles de pesos de su cuenta bancaria.
“Tenía publicado un cuatriciclo de mi hijo más chico. En el teléfono se identificaba por WhatsApp como Claudio Bustamente, con una foto de perfil de una joven pareja de policías de la Ciudad de Buenos Aires diciéndome que buscan el producto que vendía y al día siguiente lo retiraban. Pero que no tenían todo el efectivo. Entonces me propone una parte en efectivo y el resto por transferencia bancaria”, comenzó Carlos su relato.
“Le aclaré que no entregaba hasta no tener todo acreditado en la cuenta. Pidió fotos y videos del cuatri.  Seguía interesado en la compra, me pide el CBU, y todo ello en un tono campechano. Luego mencionó a su mujer como la que iba a seguir la operación y al día siguiente se terminaba de transferir el dinero y me entregaba el resto”, continuó. Hasta ese momento, el hombre no sospechó nada extraño.
“Al rato que le pasé el CBU me avisa que había hecho la transferencia. Reviso el home banking y no se había efectuado. Para esto me manda el comprobante, que decía 350 mil pesos cuando en realidad la venta era por 35 mil pesos. `Claudio te llamo porque le pusiste un 0 de más’, le dije en un audio”, destacó la víctima.
“Me responde con tono dramático y ya entre llantos que eran todos los ahorros de ellos.  Y que tenían una operación de la hija. ‘Te voy a devolver el dinero. Soy buena gente, no un estafador. Miro y te devuelvo todo y me quedo con la diferencia, pero hay que ver la comisión que resultará cara por todo el dinero que se pasó’’, le decía para tratar de contenerlo. Vuelvo a revisar y no había nada. En otro audio me responde que su mujer había frenado la operación, ‘pero tenés que decir a ellos (del banco) que se frenó por un error, ya que no me creen y entienden que me echo para atrás con la compra. Hasta que digas que no fue un error, no me devuelven el dinero. Te van a llamar para verificar unos datos’, me decía todavía algo ansioso”, recordó el comerciante.
“Recibo un llamado de una mujer que se presenta como de un área del banco, me aclara que tenía retenido un dinero por una operación, me detalla la misma, dice mis datos personales y del banco, y que había que validar unos datos a través del cajero. Al rato, ya en el centro de Cañuelas para el cajero, me vuelve a llamar la mujer como habíamos quedado. Y me aclara cómo son las modalidades del banco, me pide ingresar la tarjeta, luego a gestión de claves, a home banking, que ingrese los últimos números de mi documento, y me pregunta lo que iba viendo en la pantalla. En las instrucciones me avisa que había marcado error. Entonces reiteramos todo, hasta que ella me pasa un número, que cuando me pide reiterarlo le pregunto por qué tenía que ingresar algo que ella me pasaba. Me salió que de esa manera accedía a otra pantalla y que en caso contrario me iban a caer esos 350 mil pesos a mi cuenta, pero con un aviso de la AFIP por lavado de activos. Le dije que no iba a hacer todo eso. Que al día siguiente con la sucursal abierta lo hacía. Me insistió que lo tenía que hacer y me empecé a preocupar. Me siguió diciendo que me bloqueaba todas las cuentas. Le contesté que proceda igual y cortó. Llame luego a un área de Estafas del banco y me respondieron que no había pasado. Además, pedí el saldo y estaba todo. Pero si ingresaba ese número que me pedía la supuesta empleada, les estaría contando otra cosa”, completó el vecino, que quiso contar esta experiencia para evitar problemas.


Leandro Barni – [email protected]