Libertad Rodríguez es la nueva directora de Juventud

Política 04 de febrero de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
La reciente funcionaria cuenta con una vasta experiencia en la militancia política que comenzó en su adolescencia en los pasillos de la secundaria José Manuel Estrada. Es la primera vez que estará al frente de una dependencia pública.
Ver galería Rodriguez 2
1 / 2 - Libertad Rodríguez, directora de Juventud.

Nació en Lanús y vivió en distintas zonas del conurbano sur hasta que en el 2003 se radicó en la localidad de Alejandro Petión con sus padres, hace dos años vive en el centro de Cañuelas. La flamante directora de Juventud, Libertad Rodríguez, tiene 29 años y calcula que en un año y medio se recibirá como Licenciada en Trabajo Social en la Facultad de Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Cursó el secundario en el colegio Estrada y fue una de las impulsoras del Centro de Estudiantes que hoy funciona en la institución. Militó en diferentes movimientos peronistas que la llevaron a recorrer los barrios periféricos del distrito y aseguró que promoverá el trabajo en las escuelas de la ley del Centro de Estudiantes, la de Bullying y la de Educación Sexual Integral. 
 
–Marcelo Romero: ¿Cómo es tu historia dentro de la política?
–Libertad Rodríguez: Primero y principal soy militante, soy peronista y feminista. Soy estudiante de la Facultad de Sociales de la Universidad  de Lomas de Zamora en la carrera de Trabajo Social. Trabajé ocho años en una experiencia hermosa en Tecnópolis, con una pasantía universitaria guiando escuelas en el parque. A los 16, como delegada de mi curso, empieza mi vida política en diferentes agrupaciones peronistas. Como militante apoyé la boleta completa, bancando al municipio y principalmente la gestión de Marisa que cree es la línea que veníamos teniendo de un proyecto nacional y popular; así que jamás militaría por un gobierno que no tiene una mirada de justicia social y que se olvida del otro, como el gobierno macrista que tuvimos.       
 
–MR: ¿Cuándo conociste a Marisa Fassi y cómo te llegó el ofrecimiento de hacerte cargo de la Dirección de Juventud?
–LR: A Marisa la conocí por haber participado en actividades como militante. El año pasado tuvimos un acercamiento en un acto en una sociedad de fomento y empezamos a hablar, a conocernos. Le conté que formé parte de la Subcomisión de Educación y de Género del Instituto Patria en donde había presentado un proyecto para crear la primera “Casa de la Juventud en Cañuelas”, eso le gustó muchísimo y me dijo que quería tener una reunión conmigo. Así comenzamos a charlar y conocernos. Me dijo que necesitaba una persona en Juventud con empuje, con compromiso, con conciencia de clase y joven. Para mí fue un orgullo, un desafío y viniendo desde el territorio estoy súper agradecida. 
 
–MR: ¿A qué ideas o proyectos apuntará la Dirección de Juventud?
–LR: Lo principal es que esta Dirección va a estar abierta a todos los pibes y pibas de nuestro distrito; va a estar en cada uno de los barrios. Con un rol fundamental en actividades, en escuchar a los pibes y pibas, en crear actividades participativas para mostrar lo que saben, lo que les interesa. Tendrá dos lineamientos principales: la empleabilidad en los jóvenes que terminan el secundario y no tienen la posibilidad o herramientas para encontrar su primer trabajo y se los va a orientar en cómo hacer un currículum vitae o cómo presentarse. 
Luego un espacio que va a trabajar en red con los jóvenes para poder formar una ‘especie’ de voluntariado en donde podamos cubrir situaciones de vulnerabilidad como depresión, bullying, diversidad sexual. La juventud es un objetivo fundamental que hay que empezar a escuchar y estar cerca en cada barrio, no sólo en el centro.
 
–MR: ¿Cómo estás organizando el área para llevar estos proyectos al territorio?
–LR: En Cañuelas no hay pibes que estén organizados, tenés un grupo en una murga, otro en algún deporte pero realmente no están organizados con un sentido de pertenencia. Mi idea para empezar es bajar al territorio para conocerlos, escuchar propuestas y construir con el otro; así poder acercarles herramientas, actividades y talleres de formación para que se empoderen. Desde el día uno estoy en la oficina pensando y diagramando, a partir que comiencen las actividades voy a estar en los barrios organizando actividades. Ya estamos trabajando con los chicos que vienen a pedir becas para la Casa del Estudiante en La Plata para que ninguno quede en lista de espera. Otra propuesta que vamos a organizar es que esa experiencia de los chicos que están estudiando en La Plata la puedan transmitir en nuestro municipio, qué mejor ejemplo que el de ellos que ya están estudiando allí y que cuenten cómo es estudiar en La Plata, cómo es pensar una carrera y poder realizarla. La idea de esta Dirección es transformar la vida de esos pibes y pibas.
 
–MR: ¿Tenés delineados los primeros talleres?
–LR: Uno de los primeros talleres tiene que ver con la creación del primer curriculum vitae y su e-mail. Otro está orientado a la realización de huertas orgánicas y comunitarias para trabajar en lo ambiental y ecológico. Después habrá murgas, que a los pibes les encantan, y otros orientados a lo que los chicos nos pidan. Lo que sí habrá siempre, y para mí es fundamental, son talleres de formación laboral, de conciencia de clase, de argumentación y escritura.
 
–MR: ¿Cuál será la primera actividad del año?
–LR: Va a ser una jornada solidaria que tendrá una mirada con los jóvenes de protagonistas y de su realidad social. Se va a hacer con los chicos del programa Envión –chicos que estudian y tienen la posibilidad de recibir una beca si continúan su formación– y será un encuentro en cada uno de sus barrios: Libertad, Máximo Paz y en el centro de Cañuelas. Esta actividad estará articulada con las áreas de Producción y Empleo, Educación, Deportes y secretaría de Género con las que me estoy reuniendo. La segunda actividad fuerte será en marzo en la Semana de la Memoria y la idea es hacer una semana con actividades en las escuelas y secundarios del distrito; si se da la posibilidad espero que los chicos asistan a lo que es la ex Esma para que conozcan de cerca lo que fue la vivencia de ese proceso cívico-militar.   
 
–MR: Es tu primera vez como titular en una función pública, ¿te genera algo de temor?
–LR: No tengo miedo, tengo los objetivos muy claros. Como militante y como piba que fui en un secundario y una facultad en la que participaba en el Centro de Estudiantes considero que tengo una responsabilidad. Me pongo en el lugar de un montón de jóvenes que a veces no tienen la oportunidad o un horizonte y uno tiene que estar presente. Esta Dirección trabaja en equipo más allá de que yo esté en la conducción y está compuesta por Damián Olaechea –Director de Participación Comunitaria–, Bautista y Fernando. Para mí en el futuro la Dirección de Juventud va a ser el puntapié para otros municipios, esta será la mejor y teniendo la conducción de la intendenta Marisa Fassi será muchísimo mejor.    
 
–MR: ¿Imagino que la Dirección tendrá una comunicación en redes sociales intensa?
–LR: Sí, la comunicación es fundamental. Cualquier piba o pibe va a poder venir a la Dirección. Prensa está trabajando en lo que son las redes sociales en donde tendremos página de Facebook e Instagram, y quizá de Twitter, que estarán actualizadas todo el tiempo.
 
–MR: ¿La Dirección de Juventud necesita un gran presupuesto?
–LR: Si uno tiene mucho presupuesto puede hacer muchas más cosas, pero una está en una función y el lineamiento está puesto en el ‘otro’, por ello la Dirección siempre va a hacer cosas. Mi Dirección de Juventud, a pesar de la realidad económica que nos dejó el macrismo y que hay una situación de emergencia, siempre va hacer cosas porque no hay nada que nos pare. Cuando haya dificultades, que las puede haber, por suerte tengo muchos compañeros, muchas personas con ganas de hacer cosas y tengo todo el apoyo de Marisa para avanzar. Esta Juventud va a hacer cosas siempre, no hay nada que nos detenga y vamos a estar presentes con todas las pibas y pibes.

Por Marcelo Romero – [email protected]