La terminal de transporte de pasajeros necesita una urgente modernización

Actualidad 27 de enero de 2020 Por
Se reclama un replanteo integral de su estructura y funcionamiento para ponerla a la altura de la época. Es preciso que tengan comodidad los pasajeros.

En contraste a los discursos y anuncios de un mercado ganadero, de un hospital regional, de casas de estudios, las deficiencias de la infraestructura edilicia de la terminal de ómnibus de Libertad y Alem, sin mantenimiento y reformas desde hace años tanto en el interior como en el exterior, no se refleja en los planes de obras.

Hace tiempo que centenares de personas, que acuden al colectivo como medio de transporte, deben enfrentar las limitaciones y el abandono que exhibe la estación cañuelense.
Nada se vislumbra como una remodelación y arreglo de accesos, veredas, dársenas y andenes, como sala de espera, baños. No hay nada previsto, no hay trabajos, algún que otro parche.

Según se mire, tampoco vendría mal una repavimentación y dársenas en las paradas.
Según uno recorra, hay un refugio para paradas de colectivos, donde no alcanzan los simples asientos, por lo cual muchos pasajeros recurren a sentarse en las cazuelas para los árboles. También habría que renovar los cestos de residuos.

El año pasado, el concejal Leonel Fangio logró que se vote un proyecto de resolución para instalar una terminal de ómnibus de media y larga. La idea era que el Ejecutivo municipal convoque a las cámaras de transporte, gremios de transporte, comisión de transporte y generar el proyecto de un predio de transporte para vehículos y pasajeros. Sin embargo nada se concretó. 

Son muchos los años en que nuestra ciudad se ve postergada en materia de transporte de pasajeros. Se desconocen gestiones realizadas desde nuestro distrito.

Es palpable que lo de hoy es una terminal de ómnibus precaria y carente de confort para los pasajeros que acuden todos los días.

Lo que es la sala de espera tiene asientos rotos y no alcanzan. Además hay filtraciones de agua en el techo. Y una fila de carteles de papel y ventanillas obsoletas.

Cabe reclamar que las autoridades apuren el paso para reunirse y encaren las tareas. No se trata de ser  solo una cómoda espera, también de un espacio seguro e íntegro para los usuarios de estos predios.

Leandro Barni
[email protected]