Volvieron los casamientos, pero sin familiares ni amigos

Sociales 21 de noviembre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Nuevas actividades pusieron primera después de varios meses. Hubo solo dos uniones en momentos de la pandemia. Ya el Registro de las Personas vuelve a atender, pero con turnos.
casamientos sarlenga
El concejal Esteban Sarlenga y la saxofonista Cecilia Cassera dieron el sí, con autorización especial el jueves 5.

Durante la pandemia se hicieron hasta el momento, y en ambos casos con una autorización especial, solo dos casamientos en Cañuelas. Para ello se elevaron notas a la Dirección General de Delegaciones del Registro de las Personas.   
Cualquier pareja de la zona que lo tenga en sus planes ya puede pensar en contraer enlace en estos días. El Ministerio de Gobierno de la Provincia habilitó desde el lunes 16 los matrimonios, pero con restricciones. Se trata de que solo asistan los contrayentes, los dos testigos que exige la ley y la jueza o juez a cargo del acto.  
Uno de los casos después de varios meses de aislamiento fue el del edil Esteban Sarlenga con Cecilia Cassera, a principios de mes, quienes salieron casados de la delegación de calle Del Carmen. 
En tanto, las delegaciones del Registro de las Personas continuaron con trámites virtuales y de forma personal, durante la extensión del aislamiento social, ya que esta repartición se consideró como esencial. 
A partir de los decretos nacionales y provinciales que transforman el aislamiento en distanciamiento social y con esa flexibilización la habilitación de distintas actividades, fueron readecuadas las delegaciones del Registro Civil para su funcionamiento.  
Ya se puede sacar turno para: nacimiento, DNI, pasaporte, matrimonio, unión convivencia, certificados, partidas.  Es así que para la concreción de esos trámites las personas deberán sacar turnos previos y se tendrá que garantizar el distanciamiento social, bajo estricto cumplimiento de las medidas sanitarias de protección en el marco de la pandemia.   
En tanto, otro de los rituales de carácter social, como lo son los velatorios se mantienen al igual que en fase primera de la cuarentena. Es sin presencia alguna de un ser querido y mucho menos por algún lapso. Una cuestión que a esta altura sigue generando angustia entre los seres queridos y algunos trastornos en las casas de sepelios de la ciudad, como supo este medio.


Leandro Barni – [email protected]