Sigue sin encontrarse evadido de la Comisaría Primera

Policiales 10 de octubre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
evadido
Eliseo Ruiz Díaz, se escapó de los calabozos que estaban clausurados y se fue caminando.

El joven Eliseo Ruiz Díaz quien logró escapar de los calabozos de la Comisaría Primera continúa prófugo desde el 19 de septiembre. Al cierre de esta edición, lo siguen buscando y se les escapa.  
Si bien ya tiene pedido de captura, al momento los rastrillajes policiales no han logrado los resultados esperados con el vecino del barrio Libertad.  
Como se ha venido publicando, es sindicado como el protagonista de un inédito escape de la seccional cañuelense, mientras se tramitaban sus causas penales de portar un arma sin autorización y llevarse algún producto sin pagar de un negocio.  
Al parecer, todo sucedió cuando un oficial que estaba a cargo de los calabozos permitió la salida del acusado, que no dudó un segundo y salió por el pasillo hasta lograr el playón lindero de la seccional para salir por Libertad.  
Fue una combinación de factores, que se habría desatado por la salida ilegal.  
Precisamente, nadie interrumpió ni advirtió lo que sucedía en ese momento de la evasión.  
Bastante más tarde apareció la novedad.  
A pesar de los escasos recursos económicos y sin graves antecedentes penales, el sujeto logró salir de su encierro, un espacio que se encontraba sin habilitación judicial, pero las necesidades hicieron volver a poner detenidos en la Comisaría.  
El comisario y otros oficiales quedaron sumariados por su presunta responsabilidad del hecho y fueron pasados a disponibilidad. 
Entre los coletazos que generó el singular episodio, los calabozos volvieron a ser desalojados y clausurados.  
Un investigador le dijo a este medio que “más que facilitamiento” de fuga “lo que habría es un tonto con suerte” para luego apuntar: “Habría que ver de dónde salió la ayuda y por qué. Fue una casualidad de alguien con la intención de hacer lío”.  
Entre las búsquedas de pruebas que se esperan, figura el teléfono celular del policía imaginaria que estaba el momento del hecho. Su aparato se encuentra en la Asesoría Pericial de La Plata y se espera que el juez de Garantías 8 autorice la compulsa de la revisión.  
“Se está formando una causa penal por evasión respecto del personal policial que estaba en la Comisaría en ese momento. Hay que entrevistar además a cada uno de los presos que estaban también ese día, porque lo que contamos son declaraciones muy dudosas tomadas por la policía”, explicó un pesquisa.  
Sobre la demora de no poder volver a arrestarlo el vocero consultado se sinceró: “Somos malos buscando. Se trata de alguien que no tiene recursos económicos ni logísticos para seguir así. Se le hizo una cama supuestamente para engancharlo y salió mal para atraparlo”.  
Además, comentó que al tratarse de una persona que se mueve en la informalidad, que camina y usa bicicleta, y que conoce los ambientes marginales, además del conurbano, las tareas de búsqueda son un poco más costosas.  
La fiscal penal Norma Pippo encabeza la pesquisa y todavía no mandó el expediente a las fiscalías platenses.


Leandro Barni – [email protected]