Usurpaciones, problemática habitacional e instrumentos no utilizados

Policiales 12 de septiembre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
A partir de los intentos de usurpación en diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires se reflotó el concepto de generar Bancos de Tierras a partir de la Ley de Acceso Justo al Hábitat. En Cañuelas, donde se desactivaron tres tomas, hay una ordenanza que promueve esta ley pero no se utilizó desde su aprobación en 2016.
IMG_20200906_154750691
Hectáreas donde se produjo el intento de toma entre Ezeiza y Máximo Paz.

Hace un mes el dirigente social Juan Grabois, líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), accionó una bomba, con  o sin intención, cuando declaró “hay una oleada de toma de tierras que se va a profundizar”. A partir de allí delincuentes, necesitados y especuladores en todo el territorio bonaerense, también a nivel nacional, empezaron a ocupar predios vacíos.    

A nivel local se desactivaron al instante tres intentos de usurpación. Los primeros fueron en la localidad de Alejandro Petión; en Villa Adriana se desalojó mediante orden de desalojo, todos eran vecinos del lugar. La segunda se dio en Los Nogales y fueron los habitantes quienes expulsaron a los ‘okupas’, en su mayoría del partido de Ezeiza. El último intento ocurrió el fin de semana pasado en unas hectáreas ubicadas entre el límite jurisdiccional de Máximo Paz –Cañuelas– y Ezeiza, la policía detuvo a diez personas –seis del distrito vecino y cuatro maximopaceños–.     

Estos antecedentes, todos en el lapso de un mes, confirman que la problemática de las usurpaciones llegó al distrito, que ya cuenta con un historial cargado de ocupaciones ilegales que el actual oficialismo no controló en su momento. Por otro lado, preocupan las ‘micro’ ocupaciones de casas o pequeños terrenos sobre todo en el barrio Libertad.  

En este contexto, al margen de la delincuencia y con el foco puesto en la facilidad legal para acceder al suelo propio, se volvió a plasmar en el discurso social la temática del déficit habitacional asociada al proyecto de generar ‘Bancos de Tierras’ para que distintos sectores puedan acceder a la compra de un terreno mediante el pago de un valor menor al precio del mercado.   

El desarrollo de la propuesta es muy complejo por cuestiones legales, sociales y culturales. En el caso de Cañuelas “casi no hay tierras fiscales ya sean municipales, provinciales o nacionales; a pesar de lo que se piensa”, indicó una fuente que sigue el tema de cerca, aunque remarcó que se está trabajando para concretar programas de acceso al suelo en el mediano plazo. 

Las herramientas para llegar a este objetivo están listas desde hace años. Una de ellas es la ley provincial de Acceso Justo al Hábitat (14.449), la otra es una ordenanza (3.159) aprobada en el año 2016 por el Concejo Deliberante que marca los pasos ejecutivos y administrativos a seguir. Ambas deben desempolvarse.     

¿Qué es la Ley de Acceso Justo al Hábitat?

Se aprobó en 2012 y se reglamentó un año después para buscar soluciones a la demanda del déficit urbano habitacional, regularizar los barrios informales y reducir la especulación con respecto al valor del suelo. Sus principales instrumentos legales y fiscales son la creación de un programa de lotes con servicios; otro de microcréditos para reforma, ampliación y mejora de viviendas y la generación de la figura del Consorcio Urbanístico para producir loteos en conjunto con privados.

La ley también contempla la cesión del 10 por ciento en nuevas urbanizaciones cerradas y grandes superficies comerciales –barrios cerrados, countries, hipermercados, clubes de campo, shoppings y cementerios privados– siempre que ocupen predios de más de 5 mil metros cuadrados. No es obligatorio que el barrio se levante junto los proyectos inmobiliarios y se compensa la diferencia del valor.

También permite que los municipios declaren obligatorio el loteo o la edificación de terrenos baldíos y construcciones derruidas o paralizadas.

Algunas críticas de aquel momento en el recinto provincial sostenían que determinados aspectos de la legislación vulneran el derecho a la propiedad privada. Igualmente se aprobó por amplia mayoría. Su importancia radica en que permite zonificar lugares que no podrían urbanizarse sino fuera por la Ley y un privado podría vender a precio accesible con escrituras y servicios. 

En Cañuelas nunca se realizó algún proyecto urbano en base a esta norma.

¿Qué dice la ordenanza de hábitat local?

Vale remarcar que desde que se aprobó en el 2016 no se avanzó en nada; aunque actualmente se está volviendo a analizar.  

El texto de la ordenanza indica que “tiene por objeto promover la Gestión Democrática de la Ciudad como principio rector de las políticas de hábitat, vivienda… se entiende por Gestión Democrática de la Ciudad al proceso de toma de decisiones que asegure la participación activa, protagónica, deliberante y autogestionada de la comunidad en general y en particular”.

En lo concreto, y como primer paso, establece que se debe formar un Consejo Local de Hábitat presidido por “un/a Presidente/a que será designado/a por el Departamento Ejecutivo Municipal” e integrado por funcionarios con competencias en materia de planificación, hábitat, planeamiento, servicios públicos –entre otros–; representantes de consejos vecinales; vecinos con interés particular en los temas a tratar; asociaciones vecinales y barriales; universidades con asiento en la región y carreras vinculadas a las temática; organizaciones no gubernamentales dedicadas a la promoción del hábitat y del derecho a la vivienda y la Cámara de Comercio e Industria local.

Este Consejo debe administrar, asesorar, diseñar el desarrollo de los programas que señala la Ley de Hábitat y formar un registro de organizaciones que participan en la cuestión habitacional.

En su tercer título la ordenanza trata sobre el “Programa Ingreso de Tierras, que tendrá como objetivo principal incorporar inmuebles al erario municipal dentro del marco de la Ley de Acceso Justo al Hábitat, los cuales conformarán el Banco de Tierras Municipal”. También se señalan los instrumentos empleados para el ingreso de tierras, algunos de ellos son adquisición de acuerdo a las normas de compras y contrataciones; donaciones; convenios con propietarios; vacancia y abandono; subastas por juicios de apremio; acciones judiciales por abandono; cesiones para equipamiento comunitario; transferencia de tierras nacionales y provinciales y expropiación.


Barrio Libertad: cercan canchita por miedo a usurpación

cancha libertad

Un grupo de vecinos del barrio Libertad alambró la semana pasada una histórica cancha  del lugar tras una publicación por Facebook que ofrecía el terreno para su venta.

Alertados por la situación y por el temor de una ocupación que suele ser común en la zona, integrantes de la recientemente formada subcomisión de la cancha Libertad Unido se reunieron para buscar soluciones y decidieron cerrar el perímetro de la misma que es uno de los últimos espacios verdes barriales. 

El predio se encuentra sobre calle José Marmol entre Gorriti y Godoy Cruz y los materiales para la obra los consiguieron ellos mismos con aportes de dinero personales más el acopio de donaciones de postes, tejidos, alambres y  cemento. Para festejar la culminación de la primera etapa de trabajo se armó una choriceada.

En el lugar entrenan muchos chicos que participan en los Torneos Barriales, más el combinado de Libertad que compite en la Liga Cañuelense de Fútbol. Los vecinos aseguran que es la cancha histórica de la zona y hace más de 40 años que está a disposición del barrio por lo que no permitirán su desaparición. Restan finalizar algunas obras.


  Marcelo Romero - [email protected]