Investigan vinculación judicial en las usurpaciones de El Taladro

Policiales 20 de junio de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Un abogado, una inmobiliaria y propietarios buscan resolver la trama detrás de esas operaciones y movimientos, que se extienden por el tiempo a pesar de las denuncias.
usurpa
En marzo se inició la denuncia por usurpación del Lote 9 de la Manzana 31 y ahora los ocupas consiguieron levantar pared

Un abogado que lleva varias denuncias acumuladas por las usurpaciones y venta fraudu­lenta de terrenos en la zona conocida como El Taladro, apunta a una presunta pista judicial y en ese marco viene es­perando procesamientos y detenciones, por lo que no se descarta también algún uniformado. 

Así lo confirmó el letrado Carlos Eduardo Calvo, quien desde hace algu­nos años viene tramitando causas genera­das por la sucesión de actos de ocupación ilegal de lotes y su posterior venta, todas ellas en un sector preponderante del te­rritorio cañuelense, más precisamente en Ruta 205 kilómetro 75,500, cerca de Uri­belarrea, a la familia Moreno Vera. 

El letrado –en contacto telefónico con este semanario– aclaró que esos terre­nos ocupados pertenecen a gente física, las cuales no desconocen las maniobras, pero tampoco terminan de saber quiénes son los delincuentes y mucho menos lle­gar a que reciban alguna pena. 

“Tengo muchas denuncias y presenta­ciones. Este mes lo que se hizo fue una carta a la Procuración Bonaerense. Con clientes de Cañuelas venimos desde el año 2009 haciendo denuncias, algunas de las cuales iban a la fiscalía de Roba­tto y se archivaban de inmediato. Pero en una de ellas hubo avances. Se elevó a juicio, el acusado fue sobreseído y este Robatto que era fiscal, no lo apeló. Es una de las causas con más olor feo”, ex­plicó Calvo. 

“En el año 2014 me hago cargo como abogado de unas familias afectadas con unas siete u ocho causas que estaban archivadas. Hasta que observamos que había una banda con profesionales, de gente de los alrededores de Cañuelas, para usurpar y vender el lote con una casa. Se necesitaba conocer si había una conexidad con Robatto y me anotician que este doctor no estaba más en el mi­nisterio Publico Fiscal, mientras que la denuncia seguía con el expediente que se investiga en San Miguel del Monte”, recordó el letrado. 

Robatto se encuentra acusado de lide­rar una banda dedicada a la apropiación de campos cuando era fiscal en Cañuelas durante los años 2008-2013. Y en San Miguel del Monte, se habría apropiado de un campo, con animales, cuando era funcionario judicial. Por este hecho hay otras personas imputadas, con distintas actividades y lugares de residencia. 

“Todavía se sigue usurpando en El Ta­ladro. Y sobre el cual también le escribí el 1° de junio a la intendenta de Cañue­las. Nosotros tenemos que estar en casa por la pandemia y ellos siguen usurpan­do, trasladando materiales y constru­yendo. Ni la policía ni la Municipalidad controlan algo. Nos encontramos con una zona liberada”, disparó el profesional. 

“Es inútil perseguir a esta gente por­que prescribe la acción penal a los tres años desde la usurpación. Si no llaman a indagatoria en tiempo todo se cae y hay que seguir la acción civil, por lo que estamos en acciones reivindicato­rias. Inclusive solicité medidas urgentes a la fiscalía y ni respuesta”, se sinceró Calvo. 

En las maniobras de ocupación ilegal, hay construcciones “excelentes. Casas de hasta dos pisos. Es una inversión al lote usurpado. Se creen que se perpetua­rán y luego intentarán comprar al dueño legitimo”, reveló. 

Y agregó que la comercialización de lotes de aquellos propietarios la desa­rrolla de manera exclusiva la inmobi­liaria ‘Carmen Ramos Propiedades’ de nuestra ciudad. 

En este año Calvo, con sus clientes de los lotes en cuestión, junto a la inmobi­liaria Carmen Ramos (comercializadora de tierras en el Taladro), continuaron con las acciones judiciales y policiales. Por último el abogado deslizó que “se sospecha que se renovó la organización. Veníamos tranquilos y se hizo un alu­vión de usurpaciones. Son cinco parce­las. De golpe se meten, alambran, cavan pozos, tramitan la luz en la cooperativa, todo en medio de la cuarentena y ofre­cen los lotes en Facebook”.