‘El Retoño’ se reinventa con tendencia agroecológica

Localidades 06 de junio de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Asociado con ‘El Vivero de Uribelarrea’ los emprendedores del poblado ya piensan en cómo recibir a los turistas cuando vuelva la ‘normalidad’.
Ver galería huerta el retoño (2)
1 / 3 - La huerta de ‘El Retoño’ esperando la cosecha dentro de unos meses.

La casa de té ‘El Retoño’ se unió con ‘El Vivero de Uribelarrea’ para ofrecer una propuesta re­novada cuando finalice el período de cuarentena, por ello sembró su extenso parque con la premisa exclusiva de de­sarrollar una huerta agroecológica cuyas frutas y verduras serán de estación y uti­lizadas en su propia cocina. 

La plantación es de aproximadamente 500 metros cuadrados, no se utilizarán pesticidas o químicos para forzar el cre­cimiento de la siembra y se mantendrá un sector con plantas nativas. Según los em­prendedores “no encontraron otro terre­no tan extenso en la provincia de Buenos Aires en donde sus derivados agroecoló­gicos sean utilizados en la elaboración de comidas de un mismo local”. 

La crisis económica desatada por el coronavirus complicó a los prestadores turísticos de Uribelarrea pero “pese a la difícil situación seguimos creyendo y apostando por el pueblo y el partido”, enfatizó Cristina, encargada de ‘El Re­toño’, que agregó: “el proyecto es en conjunto y el lugar físico es aquí en ‘El Retoño’ donde ya había una huerta pero chica. Tenemos un parque gigante que siempre estuvo apartado para eventos; ahora cambió el eje y la protagonista es la huerta. Yo ya venía con esta tendencia y hablando mucho con Juan Pablo –em­prendedor del vivero– surgió la posibi­lidad por la pandemia”. 

El respeto de una mirada con sentido rural y natural es una máxima de la em­prendedora; por lo tanto de cara al futu­ro la casa de té campestre se mantendrá pero con una amplitud agroecológica en su menú. “La impronta del emprendi­miento siempre fue trabajar con produc­tores locales ya sea de quesos, frutas o del té que proviene de la zona de Oberá, Misiones; lo que se agrega es la huerta que proveerá a la cocina del lugar para modificar el menú de las meriendas con la idea de incluir un brunch con pro­puestas saladas y con productos de la plantación propia. Con el tiempo se su­marán paseos por la siembra y talleres”, proyectó Cristina. 

Por las restricciones por el COVID-19 el local funcionará con la modalidad take away –pedir y retirar– o la entre­ga a domicilio. Más allá de la coyuntura las instalaciones del mismo ya fueron modificadas para que cuando se rehabi­lite el funcionamiento de los comercios gastronómicos se respeten las medidas de distanciamiento. Está todo listo para superar el momento con una carta de salados ampliada pero siempre en re­lación a los productos de delicatessen. “Es un rediseño, sobre todo agroeco­lógico con la impronta que también le pone Juan Pablo. A raíz de la pandemia en donde todos nos quedamos parali­zados sin saber qué hacer, en vez de quedarnos de brazos cruzados dijimos hagamos algo y tiramos para donde nos gusta que es el turismo rural y agroeco­lógico. Buscar lo saludable, lo susten­table y entre charlas surgió esta reno­vación. Trabajamos un montón, pero es una linda experiencia venir, tener el paisaje de la huerta, comer algo rico, quedarte un rato”. 

Por su parte Juan Pablo Truglia, de ‘El Vivero de Uribelarrea’, explicó las variedades de vegetales sembradas has­ta el momento “se plantó una variedad de acelga, de kale, remolacha, rúcu­la, radicheta, lechuga morada, mosta­za morada, rabanito y una variedad de brócoli llamada couve. Antes de plantar las variedades hubo un trabajo previo de aproximadamente dos meses para el engorde digamos y hace unas semanas se preparó el terreno para trasladar los plantines, por eso el proyecto ya llevaba dos meses de planificación trabajando en el invernadero”. 

La realización previa fue pensada para cuidar la estética del parque por eso se trabajó de manera anticipada y apenas se finalizó con el arado, más la posterior plantación, el lugar tomó una decoración de huerta inmediata, como si la siembra llevara meses germinando allí. 

“Como venimos trabajando con an­ticipación y ganando tiempo dentro de unos dos meses ya se podrá cosechar y de ahí a la cocina, igualmente ya esta­mos abasteciendo el lugar con verduras de otra plantación. La idea es que den­tro de dos meses, que sería una fecha previsible para que los locales vean facilitada su comercialización, ‘El Re­toño’ pueda abastecerse de su propio cultivo”, avizoró Truglia y completó “fue todo un desarrollo y estamos muy contentos de que nos hayan convocado y asociado en esta propuesta. En esta asociación la idea es también tener una oferta de verdura aparte del uso para la gastronomía y en forma asociada ella ofrece el suelo y nosotros el co­nocimiento técnico. Como no usamos agroquímicos el control de maleza es continuo y el mantenimiento diario”.


 ‘El Vivero de Uribelarrea’ por la TV Pública

El emprendimiento familiar de ‘Uribe’ estuvo este jueves en el programa ‘Publicados’ que se emite los martes, miércoles y jueves de 23:30 a 24 por la TV Pública. La emisión se basa en mostrar las características y cualidades de miles de emprendedores del país. 

Bajo esta consigna se comunicaron mediante Instagram con los productores agroecológicos para pedirles que preparen un video corto para relatar parte de su historia y actividad.


Marcelo Romero - [email protected]