HCD: Debates abiertos

Política 06 de junio de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
La segunda sesión del año dejó varios temas pendientes además de algunos fuertes cruces entre los dos bloques.
concejo deliberante
De manera inédita utilizaron más de dos horas para las cuestiones de privilegio.

A pesar de las pautas de desin­fección y proto­colos necesarios para la prevención del coronavi­rus en el Concejo Delibe­rante, y que los concejales sesionen cada 21 días, no se pudo evitar los enfren­tamientos entre las bancas de los bloques, las renci­llas ni las dilaciones en temas que merecían ser tratados ahora, como un fondo especial para clu­bes, la baja tensión en los barrios y localidades, la emergencia de violencia de género, el mal servicio de agua en el Hipotecario, una intensificación de los controles vehiculares en el distrito, internet gratui­to en las localidades, entre otros temas. 

Más de cuatro horas de sesión del Concejo en la tarde-noche del jueves 28 de mayo. En esa jornada, la mitad del tiempo fue destinada para la cuestión de privilegio. Una moción que los concejales usaron para monologar de Evita, Ramón Carrillo y de algún plan gubernamental de la Nación. 

Otro largo espacio llevó la lectura de los proyectos a sancionar durante la se­sión. Resulta que fueron llevados a comisión por la imposición del oficialis­mo. Juntos por el Cambio pidió leer cada una de sus iniciativas. Lo que provo­có una discusión entre los presidentes de las banca­das del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio. 

Para este año todo indi­ca que el interbloque del oficialismo se maneje lle­vando los proyectos para otro momento, no discu­tirlos en el recinto. En­tonces solo atenderán los despachos. Fue así que se trataron 28 despachos de comisión, donde hubo 21 resoluciones sancionadas y 6 ordenanzas por unani­midad. 

En plena emergencia sa­nitaria y económica todo será para después. 

Por caso si hacen un proyecto esta semana, ese mismo ingresa a mediados de mes. Lo pasan a comi­sión; será aprobado o no, pero será trasladado al 10 de julio. Todo un inédito proceso para una decisión de cuarenta días. 

La táctica de los pero­nistas, massistas y de los K no se privó de cargar los discursos en la última sesión. En algún momento de la jornada el edil Cid Menna le dijo ‘hipócrita’ a Natalia Blasco. Y hasta hubo algunas frases de un concejal en su alocución, cuando se mantiene calla­do durante todo el año.


Críticas después de la última sesión del Concejo Deliberante

El bloque de concejales de Juntos por el Cambio sintió que se frustró en su sesión de debates del jueves de la semana pasada al ver como todos los proyectos no eran tratados. Lo hicieron también con los de los otros espacios. Además tuvieron que escuchar unas calificaciones sobre integrantes de su cuerpo. 

“Deseamos manifestar nuestro rechazo a la decisión tomada por el bloque Frente de Todos en la última sesión ordinaria celebrada el día 28 de mayo, de pasar todos los proyectos presentados, de am­bos bloques, a comisión, cerrando así la posibilidad del debate en el recinto, y la llegada de alguna solución para los vecinos que, en distintos ámbitos, las necesitan en forma urgente”, afirmaron desde el bloque en un comunicado a los medios (cuando esta edición ya estaba cerrada). 

“Consideramos autoritaria –remarcaron– la imposición de su mayoría, para enviar indiscriminadamente, sin ningún criterio de urgencia o de interés comunitario, todo a comisión. Retrasando así, toda posible aprobación de algún proyecto por 21 días más”. 

Por otro lado mencionaron que de los 20 proyectos presentados, figuraba declarar emergencia en violencia de género en el contexto de la cuarentena. Para ello presentaron un proyecto, al igual que el Ejecutivo municipal.”Propusimos aprobarlo en cuarto intermedio y decidieron enviarlos a comisión. Que son 21 días más”, destacó la oposición. 

Por otra parte en la sesión tenían previsto discutir una intimación a Edesur y realizar un relevamiento por baja tensión en los barrios y las localidades 

“Solicitar a ABSA urgente reparación y restablecimiento del ser­vicio en barrio Hipotecario”, destacaron como otro proyecto, junto al de “solicitar cajeros en las localidades. Como asimismo solicitar fondo especial para clubes y sociedades de fomento”. 

Otra idea era la de ampliar la red de servicio de internet en las localidades. 

Tampoco se pudo debatir por un mayor control vehicular en las entradas del distrito ante la pandemia. 

En cuanto al área de Salud, había por caso implementar en el hospital Marzetti el test de olfato, control de fiebre y otras medidas para personal sanitario. 

Insultos y agravios 

Por otro lado señalaron que “a la actitud mencionada, le suma­mos los insultos, los agravios recibidos, la utilización de la moción de orden para cerrar el debate y el voto en contra de despachos de comisión de claro interés comunitario”. Al respecto mencionaron “la eximición de tasas a todos aquellos comercios que no pudieron trabajar a partir del decreto nacional de Aislamiento Social Preven­tivo y Obligatorio. Por el cual votaron en contra”. 

Y añadieron que en sentido contrario no pudieron prosperar con los votos positivos por un informe el Hospital Regional personal, insumos y equipamiento destinado al tratamiento del COVID-19; asimismo de otro informe el Hospital Marzetti protocolos, per­sonal, insumos y equipamiento destinado al tratamiento del CO­VID-19. De la misma manera que solicitar al Gobierno provincial y nacional las vacunas necesarias contra la gripe y neumonía, para completar la cobertura en nuestro distrito. 

“Creemos que el Concejo Deliberante, en el día de ayer (jueves 28 de mayo), vivió una jornada vergonzosa”, calificaron. 

Y finalizaron afirmando: “Consideramos que los vecinos de Ca­ñuelas esperan otra cosa de parte de sus concejales. Instamos al bloque Frente de Todos, a cambiar la modalidad de trabajo, por el bien de la comunidad de Cañuelas”.


"Ataques verbales" de bancada a bancada 

Además que los concejales de Juntos por el Cambio no logra­ron sancionar sus iniciativas en la última sesión, se sumaron unas califi­caciones lanzadas desde la banca de Ale­jandro Cid Menna que provocaron mucho malestar en su seno partidario. 

La segunda sesión ordinaria del año fue cargada de cierta tensión, desde que las normas planeadas y pedidos de informes eran pasados a comisión. Sin embargo, el punto más alto fue cuando Cid Men­na apuntó contra sus pares de bancada de Juntos por el Cambio. 

Pasada la sesión, los concejales del blo­que Juntos redactaron un comunicado, “repudiamos enérgicamente la actitud y los dichos del concejal del Frente de To­dos Alejandro Cid Menna, que tanto en la primera sesión ordinaria celebrada el día 5 de mayo, como en la segunda sesión or­dinaria que tuvo lugar en el día de ayer (jueves 28 de mayo), se manifestó con exabruptos y con una actitud arrogante y soberbia, dirigiendo sus ataques verbales en ambos casos y en forma personal, a dos mujeres concejales de nuestro bloque”. 

En otro comunicado a los medios, el bloque de la oposición dijo: “Más allá de su posicionamiento político, que no com­partimos pero que respetamos profunda­mente, repudiamos el agravio y la difama­ción como herramienta discursiva en el ámbito legislativo, como así también en cualquier otro ámbito”. 

A su vez expresaron que “entendemos que la violencia hacia las mujeres, en cualquiera de sus expresiones, debe ser repudiada por toda la comunidad en ge­neral, y por el Concejo Deliberante en particular”. 

En ese punto, “instamos al concejal a reflexionar y a deponer su actitud, y a la Presidente del Concejo Deliberante, Mar­garita Trejo, de quien conocemos su com­promiso con las políticas de género y la visibilización de los derechos de las mu­jeres, a tomar las medidas necesarias para que esta situación no vuelva a suceder”. 

‘Desviar el foco’ 

El fin de semana, el interbloque del Frente de Todos recogió el guante y publi­có otro comunicado en las redes sociales. Por la exposición que hizo Cid Menna, aseveró que “puso en visibilidad las dife­rencias entre los proyectos políticos con respecto a lxs (sic) adultxs (sic) mayores, denunciando la hipocresía del Espacio Juntos por el Cambio”. 

“De ninguna manera esto puede encua­drarse en una cuestión de género, creemos que hacerlo, implica una falta de respeto por parte de Cambiemos –argumentaron los oficialistas– hacia la lucha histórica que llevan adelante las mujeres, lxs (sic) colectivxs (sic) feministas y géneros di­sidentes. Lucha de la que nuestro bloque es parte activa como lo demuestran pro­yectos presentados por el propio Concejal Cid Menna en la adhesión a la ley Micae­la, o las distintas acciones llevadas ade­lante desde nuestro espacio político que significaron un gran avance en términos de derechos como la creación de la Secre­taría de la Mujer por citar algunos ejem­plos”. 

“Creemos que, desviar el foco de la dis­cusión política sobre lxs (sic) jubiladxs (sic) hacia la lucha de las mujeres tiene como objetivo invisibilizar la catástrofe y la anulación de derechos provocado por la gestión macrista a la que ellos perte­necieron y su silencio cómplice frente a esos avasallamientos”, detallaron en otro párrafo.


Leandro Barni
[email protected]