¿Se viene una ola de divorcios en pospandemia?

CORONAVIRUS 26 de mayo de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
No hay trámites en el Juzgado de Paz de Cañuelas. Los abogados están pensando en el futuro. Sin certezas cuando se levante la cuarentena de lo que ocurrirá. Opinan letrados.
JUZGADO DE PAZ
Al levantarse la cuarentena en Cañuelas, se sabrá qué pasó con las diferencias de pareja. - Foto archivo.

En cuarentena y sin levantarse la medida, con el Juzgado de Paz de Cañuelas solo abierto para algunas situaciones, los pedidos de divorcio son una incógnita. 
Un efecto colateral del coronavirus podría ocurrir en nuestra ciudad con los divorcios y otros trámites judiciales.
Con los tribunales a media máquina, no hay audiencias ni gestiones. Por lo que no se puede estimar lo que ocurra cuando todo vuelva a su ritmo habitual.
En consultas de este medio a abogados del distrito por este tema, no se materializaron. Pero sucede que los letrados no están atendiendo a los clientes en muchos casos.
Se cree que la intensidad de las convivencias forzadas por la cuarentena haga estallar los conflictos y diferencias que podían tener alguna pareja, o sacar alguna nueva. Todo ello bajo el aislamiento y un mismo techo, sin poder canalizar tensiones y rivalidades.
Antes de la cuarentena un trámite de esa naturaleza podía tardar de unos meses a un año. Lo que volverá a pasar cuando todo vuelva a su pleno funcionamiento es un interrogante.
Según el abogado Mario Morrone, “hay una feria judicial que se estableció por decreto, por lo que se abren expedientes de urgencia, como pueden ser violencia familiar, recursos de amparo, que ameriten su trámite. Hay personal reducido en los juzgados y eso es lo que ocurre con el Juzgado de Paz de nuestra ciudad”. ¿Pero qué sucede con las parejas en crisis?, “no pueden hacer nada y tienen que esperar. Tengo algunas consultas de clientes y tienen que esperar. Hay en algunos lugares que por alimentos se ha levantando la feria, pero no es la situación general”.
Además este abogado planteó una situación especial. “No puedo recibir gente ni en mi casa ni en mi estudio. No se puede trabajar en cuarentena y de hacerlo podría recibir alguna sanción”.  Y sobre cuando se levante “la feria”, deslizó: “Habrá un cúmulo de solicitudes, pero la burocracia se encargará de amortiguarlo y seguramente con una extensión de plazos de los expedientes. Además creo que se avanzará con la digitalización, algo que se empezó en algunos lugares”.
Para los abogados que trabajan de manera independiente, el procedimiento de recepción de demandas de manera digital, es muy importante porque para cobrar tienen que litigar.
En el Juzgado de Paz de Cañuelas se reciben muchos temas, ya que es un órgano civil con amplitud de acciones. Entre otros temas actúa en violencia familiar, como con los divorcios. 
Para su colega Natalia Blasco, explicó que los efectos se verán más adelante porque las dependencias se encuentra cerradas al público desde marzo. “Estamos con los estudios cerrados y a la espera de una autorización de Provincia para tener una habilitación de trabajar, siguiendo un protocolo. Solo en mi casa y por medios virtuales llevo el trabajo”, explicó. Y por el caso de los divorcios dijo que “en mi caso no tuve consultas. Pero si aumentó la violencia familiar por situaciones de encierro. Todos metidos en la casa, las desavenencias aumentan, acompañado de una crisis económica, lo lógico que impacte en separaciones, además de una situación económica crítica que no hace fácil mantener dos casas”.
En este contexto dijo que “tribunales no atiende al público, pero funciona. Y se pueden hacer despachos digitales, para iniciar presentaciones, pero los juzgados no están trabajando al 100 por ciento. Tampoco la modalidad virtual está muy desarrollada y no puedo tener una consulta de esa manera con un cliente por vez primera. No hay audiencias, los abogados no estamos yendo, con lo cual se producirá un cuello de botella al reabrir completamente”.
Si la cuarentena de hoy es la separación de mañana, también fue trasladado el interrogante a la abogada Gisela Miraglia, presidenta de la Asociación de Abogados de Cañuelas, “no lo sé. Sería hacer futurología. Pero sin la excepción para trabajar como abogados, no lo sabemos. Se ha manifestado mucha más violencia de género. Lo que sí tenemos por trabajo es el tema de la violencia”. Y sobre Cañuelas expresó: “se está tratando de implementar tecnología, para el tema de alimentos, violencia y amparos, esos temas son de excepción para los abogados y es algo que lo reciben los juzgados, el resto de las cosas no tienen prioridad. Se trabaja en los juzgados con personal reducido y con la mesa virtual, algo que ya se venía haciendo”.
“Es complicada la convivencia en cuarentena para quienes venían con dificultades, pero no lo puedo asegurar con cifras. Y los divorcios se pueden llegar a presentar de manera digital, que ya salió uno en pandemia por la abogada (Mariana) Gallego en su casa (se convirtió en la primera demanda de divorcio que se hizo en el país durante la cuarentena)’’, reveló la abogada civil.