Cinco mil familias asistidas por Desarrollo Social en la pandemia

CORONAVIRUS 19 de mayo de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
La cifra solo abarca a la asistencia alimentaria municipal. Durante los últimos fines de semana se distribuyeron miles de alimentos entre comedores y merenderos del partido.
Rasquetti
Ayelén Rasquetti, secretaria de Desarrollo Social local.

La secretaria de Desarrollo Social, Ayelén Rasquetti, explicó la evolución y el alcance de un área fundamental para la seguridad alimenticia de la fracción social más vulnerable del distrito. Si se tiene en cuenta un grupo familiar compuesto por tres integrantes y el censo del año 2010, último relevamiento nacional oficial de hogares que arrojó localmente una densidad poblacional de 51.892 personas, la ayuda supera el 25 por ciento de la sociedad cañuelense.

–Marcelo Romero: ¿Cuánto creció la asistencia de Desarrollo Social?
–Ayelén Rasquetti: Si bien Desarrollo Social es un área que posee diversas aristas y que debido a la estanflación heredada de Gobierno de Macri cada una de ellas creció en necesidades, la que más ha aumentado es la asistencia de alimentos a través de Asistencia Crítica, que fue aumentando el año pasado y con el contexto de pandemia paso de 500 familias a 5 mil. Para esta acción trabajamos en conjunto con la intendenta, el jefe de Gabinete, el Ejército Argentino, Asistencia Crítica y otras áreas.

–MR: ¿Hay cifras del presupuesto municipal asignado a la asistencia familiar?
–AR: Desde hace un año que estamos trabajando con un decreto de emergencia alimentaria ya que la crisis alimenticia que causó el Gobierno macrista nos afecta desde hace mucho, más allá de eso se ha aumentado el compre municipal para poder dar respuesta a esta crisis. 

–MR: ¿La Secretaría se perjudica también con la suba de los precios en los alimentos y productos de higiene? 
–AR: Todos nos perjudicamos con la suba de los precios, no sólo por lo que significa en el impacto económico municipal sino también en el del vecino y vecina que reduce su capacidad adquisitiva y por lo tanto requiere de mayor ayuda del Estado; es por eso que desde la Municipalidad se hacen controles constantes en todos los supermercados para que nuestras familias cañuelenses puedan acceder a los precios estipulados desde el Gobierno nacional.

–MR: Además de la ayuda alimentaria, ¿qué labores están realizando, coordinando, con que áreas? 
–AR: Hemos distribuido más de 30 mil litros de lavandina en los diferentes barrios de Cañuelas como Máximo Paz, Los Pozos, San Esteban, Guzzetti, Udaondo, San Ignacio, Los Aromos, Primero de Mayo, Uribelarrea, Libertad, Fonavi, entre otros. Realizamos algunos videos con nuestra licenciada en Nutrición que han sido distribuidos por algunas redes y mediante WhatsApp.
Distribuimos barbijos confeccionados por mi tía que los hace solidariamente con materiales que le donan. 

–MR: ¿Qué programas actividades han tenido que suspender o ralentizar por la pandemia?
–AR: Estabamos trabajando para bajar varios programas de Nación para adultos Mayores, área que está a cargo de Daniel Corrales. También otras de primera infancia que no se pueden hacer en este marco; además tuvimos que cambiar algunas modalidades como en el programa Envión –coordinado por Solange Fiorentín– en el cual debimos realizar actividades por internet, o en los programas Más Vida y Argentina Contra el Hambre que debíamos hacer entregas de tarjetas y se debió suspender. 

–MR: Desarrollo Social es un área con fuerte vinculación con la calle, la problemática de la cuarentena ¿los llevó a volcarse definitivamente al trabajo externo?
–AR: Todavía tenemos muchas otras actividades en las cuales son necesarias tareas administrativas, aunque aumentó muchísimo la franja horaria en la que estamos en la calle debido a que realizamos la entrega puerta a puerta de la mercadería y demás productos.


Marcelo Romero
[email protected]