Automovilismo: “este parate no es bueno para nadie, aunque a nosotros nos benefició”

Deportes 30 de marzo de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Ver galería limitada belgranense lahorgue AUTO
1 / 2 - El auto de Lahorgue fue objeto de numerosos cambios, entre ellos un interesante marrón metalizado.

El automovilismo zonal no escapa a la inactividad total generada por la cuarentena a raíz del coronavirus lo cual, en algunos aspectos, genera efectos negativos en el entorno al auto de carrera como ser casas de repuestos, preparadores y hasta los mismísimos circuitos en tanto que, paradójicamente, existen quienes pueden llegar a salir beneficiados con esta inactividad.
De hecho varios pilotos, por cuestiones relacionadas a la falta de tiempo o bien a factores económicos o un mix de ambos, no iban a formar parte de las primeras fechas del campeonato por lo que, ante este período de inactividad, algunos aprovechan para continuar alistando sus máquinas existiendo así la posibilidad de poder volver a estar en pista sin haber perdido incluso compromiso alguno.
En este caso la dupla Lahorgue-Carballo trabaja sobre el auto del primero de ellos con miras a su participación en la temporada 2020 de la Limitada Belgranense, categoría en la que este binomio viene participando hace ya varias temporadas tras haber dejado atrás la Limitada del Centro (TC Roqueperense).
Allá por octubre de 2018 la cafetera de Lahorgue entró a boxes con el fin de realizar profundas modificaciones por lo que la dupla recurrió entonces al auto de Carballo, un chasis ideado para la Clase A del TC Roqueperense que estaba pasado en unos ciento veinte kilos.
Inicialmente estos trabajos iban a concluirse en un par de meses pero, a causa de diferentes motivos, se prolongó sobremanera por lo que todo el 2019 transcurrió sin que el auto de Lahorgue vea la luz del sol, o pise la tierra de un circuito, por lo que la rendidora aunque pesada máquina de Carballo fue la utilizada hasta la finalización de la pasada temporada.
Con mayor o menor intensidad, incluso con períodos en los que se detuvieron los trabajos, aquella cafetera fue y sigue siendo objeto de una serie de modificaciones tendientes a buscar mejoras sustanciales en su rendimiento.
“Las dos últimas fechas de 2018 las corrimos ya con el auto de ‘El Negro’ (Carballo) al igual que todo el 2019 al decidir modificar toda mi cafetera porque era muy pesada”, comentó Lahogue agregando: “Si bien es cierto que el auto de Daniel también es pesado, tiene un chasis mucho mejor que el mío”.
Diego Apesteguía fue el encargado de hacer un nuevo eje rotulado buscando justamente alivianar la máquina apostando a una mejora en lo concerniente a alineación y comba, entre otros ítems. Además le hicieron a nuevo los frenos delanteros reemplazando los de Torino por unos de Dodge 1500, muchos más livianos que aquellos, colocándose además amortiguadores y espirales nuevos.
También se enderezó el diferencial, se repartieron los pesos del auto, se desplazó el motor hacia atrás, se cortó el cardan y se cambiaron tanto rótulas como llantas.
Estos trabajos permitieron una reducción del peso general que ronda los cincuenta o sesenta kilos aproximadamente según cálculos de los protagonistas, quienes si bien aún no han pesado la cafetera en su conjunto, sí fueron haciendo cálculos parciales pesando tanto cada elemento que fue retirado del auto como su reemplazo.
Pero las tareas no se limitaron al chasis, dado que el motor también fue incluido en este repaso integral. De hecho se colocaron aros y cojinetes nuevos, realizándose además una tapa nueva dado que la categoría le dio a los Chevrolet medio punto más de compresión.
“No hemos probado nada por lo que resta tirar el auto a la pista y ver cómo reacciona con todos estos cambios”, comentó el ex atleta que en este 2020 volverá a apostar por el binomio junto a Carballo siendo Lahorgue quien, no obstante, se siente en la butaca en la primera fecha.
“Este parate no es bueno para nadie, aunque a nosotros nos benefició ya que si bien es cierto que creo podríamos llegar a tiempo para la primera fecha, nos dio cierto aire para hacer las cosas con más tranquilidad”.
“En cuanto a lo presupuestario, nosotros hacemos todo a pulmón y en nuestro taller, por lo que siempre la remamos sabiendo de antemano que el 2020 va a ser complicado. Veremos cuándo comenzará el campeonato lo que depende de esta complicada realidad por la que estamos pasando”, concluyó Lahorgue.