El drama de Florencia Tejerina, la futbolista que denunció a su ex novio

Actualidad 08 de mayo de 2022 Por Jonatan Pedernera
“En todo momento me pedía que vuelva con él, sacó una cuchilla de carnicero e intentó matarme”, le dijo la joven agredida a El Ciudadano. Los familiares y sus compañeras exigen justicia. El acusado, padre de su hijo, sigue en libertad.
WhatsApp Image 2022-05-05 at 8.54.32 AM
Florencia, donde más le gusta estar, en el campo de juego con una pelota. Denunció a su ex novio.

El brutal secuestro e intento de femicidio despertó la bronca de todo el distrito de Cañuelas y el tema ya se instaló en los medios nacionales. La joven, de 21 años y futbolista de Cañuelas FC, fue secuestrada por su ex pareja, que se transportaba con un acompañante no identificado, y atacada a golpes. El hombre planeaba matarla en un descampado, pero la víctima pudo escapar.

El hecho ocurrió el 22 de abril, en la calle República de Perú, a la altura de la plaza Almafuerte en Máximo Paz. El Ciudadano charló con Florencia Tejerina, la víctima. Y también dieron sus opiniones sus familiares y dirigentes del club, quienes lanzaron una campaña contra la violencia de género junto a sus equipos de fútbol. 

WhatsApp Image 2022-05-05 at 8.37.43 AM
                                       La imagen de Florencia, después de la agresión.

El relato de Flor estremece: “Salí a comprar helado y en esa esquina observé movimientos extraños en un auto. De ahí, bajó Ramón Nicolás Sosa, me cargó en el coche y ahí empezó lo peor. Intentó asfixiarme y como me defendí, empezó a morderme. En todo momento me repetía que tenía que volver con él. Después, sacó una cuchilla de carnicero e intentó matarme en todo el trayecto hasta ‘El descanso’, que lo hicieron bien lento”.

Según la chica, el plan era matarla en esa zona arbolada, a la vera de la ruta 205. 

“Gracias a Dios pude tirarme del auto, pero volvió sobre mí hasta que escapé corriendo. Por suerte, un hombre vio toda la situación y me ayudó para ir a la salita”, cuenta la chica, que terminó con golpes, cortes y marcas en los brazos y el cuello. Respecto al agresor, agregó: “Fue mi pareja durante cuatro años y hace cinco meses que estábamos separados. Tenemos una hija en común”. Allegados contaron que Sosa fue demorado y dejado en libertad por falta de pruebas. “Ahora queremos que llegue la tobillera electrónica para él, de manera urgente”, pidió Lorena, una de sus tías. 

Con toda la indignación a cuesta, Florencia teme por otro ataque, ya que su agresor continúa con su vida normal en el barrio: “Ya no sé qué hacer, realizamos todas las denuncias, pero él camina libre. Nos piden de todo, las cámaras ya fueron presentadas, pero no hay una visión muy clara”. Y apuntó sobre la Policía: “Los agentes no hicieron nada, el día del ataque me dejaron sola y cuando fui a hacer la denuncia me dijeron que tenía que presentarme en la Comisaría de la Mujer”. 

En tanto, el club Cañuelas se puso a disposición de su jugadora, contó el Presidente Daniel Roncoli. Y Nahuel Ortiz, uno de sus entrenadores en el ‘Tambero’, agregó: “Como cuerpo técnico no percibimos nada raro.

Cumplía con los entrenamientos y estaba en un gran nivel”. Patricia Ramírez, delegada del Fútbol Femenino y encargada de la Secretaría de Género, fue directa: “Hay que aclarar que ella no sufrió un ataque, tuvo un intento de femicidio agravado por el vínculo y nuestra jugadora está viva ¡de milagro!”. Y agregó: “Flor era un chica muy alegre, trabajadora y deportista. Este Monstruo le apagó su luz. Todas las jugadoras estamos acompañándola”.

Te puede interesar