“No sé qué le pasó, pero le pegaron tres tiros y todavía no le dieron de alta”

Policiales 29 de octubre de 2021 Por El Ciudadano cañuelense
Habló una mujer sobre el hombre baleado en la puerta de su casa en San Esteban. ¿Le quisieron robar? La víctima es un trabajador de limpieza en el Molino Cañuelas. Lo atacaron y se dieron a la fuga sin nada.
Policial 3
Pablo Sebastián Costa, de 37 años, sufrió heridas de bala durante la madrugada del lunes 25 en su domicilio.

Nancy Dos Santos estaba en el momento que Pablo Costa fue baleado, se levantó sobresaltada por los gritos de la víctima tras un supuesto intento de robo, además contó que el vecino todavía debe recibir el alta médica, mientras siguen algunas intervenciones quirúrgicas. Sobre el hecho, se supo que no hay ningún detenido desde el lunes que fue atacado en su casa del barrio San Esteban.
Dos Santos, pudo ser contactada por este medio al cierre de esta edición y dijo que “todavía se recupera de una operación de esta mañana, por una herida en la ingle. Tuvieron que revisar las arterias. Está todo bien. Y en la tarde fue a quirófano por la herida en la mano.  Hay dos tendones que no mueve”.  Además, aclaró que “se entiende que le apuntaron a la cara y por cubrirse recibió los balazos, que traspasó las manos y pegó en el pecho, pero no entró. Al inclinarse recibió otro tiro en el brazo que terminó ahí alojada”.  Y dijo que hay un tercer proyectil que rozó la sien. Por esta última agresión recibió dos puntos de sutura.
Los delincuentes habrían usado un arma de puño del calibre 22.
El hecho presenta todavía algunos interrogantes y versiones, algunas de ellas distintas y difundidas en otros medios.
La víctima, Pablo Costa, de 37 años, vecino del kilómetro 51 de Ruta 3, encargado de limpieza en el Molino Cañuelas, padre de una niña y una adolescente, se encuentra atendido por un equipo médico en Adrogué. 
Nancy Dos Santos, de 44 años, además de aclarar a este medio que solo comparten el techo con la víctima, destacó que “fue desgarrador los gritos. Me hicieron salir de la cama. Mi hijo (de 27 años) le abrió la puerta y decía que le habían querido robar. Forcejeó con uno de ellos que logró entrar, pero al escuchar los gritos se ve que huyeron”.

Policiales (2)
Sobre el hecho, la policía del Destacamento de Los Pozos se encuentra buscando testigos y revisando las cámaras de seguridad de la zona. Al mismo tiempo, trascendió que la UFI 1 de Cañuelas que se encuentra a cargo de la investigación solicitó intervención de un grupo de la DDI de La Plata.
“Hubo varios vecinos que escucharon los gritos, pero hasta ahora no surgieron imágenes”, añadió la testigo. Y por el accionar de los efectivos tuvo un apartado: “Tardaron del Destacamento cuando pasó todo. Llamé al 911. Y la ambulancia jamás respondió. Un policía tuvo que voltear la puerta de la salita para que vinieran. Habrán pasado unos 40 minutos entre los policías y la ambulancia. Un hijo mío fue el que lo socorrió con un torniquete en la mano”.
Consultada de si se trató de un robo respondió: “Yo estaba acostada. No robaron nada. El dijo que le quisieron robar el auto, pero se fueron sin nada y quedaron papeles del auto en el piso. No sé qué le pasó ahí afuera”. “Desconozco todo lo que pasé con él, convivimos en el mismo techo, estamos bien, pero desconozco si tuvo algún inconveniente en la calle”, añadió ante otra pregunta de esta redacción.
 “Es un milagro que se encuentre bien, que recuerde todo, que quiera hablar y contar la secuencia. Está bien por suerte. Espera salir y reclamar para que venga la intendenta. Creo que, para pedir más seguridad, pero se están moviendo”, concluyó la mujer.


Leandro Barni – [email protected]