Alerta por casos de triquinosis

Salud 02 de octubre de 2021 Por El Ciudadano cañuelense
Resultaron afectados trabajadores de empresas de la zona y una familia. No se difundió la marca de los embutidos ni los comercios donde se ofrecían los productos que fueron decomisados.
salamin
Se aconseja consumir embutidos con información de su origen.

El municipio confirmó el pasado martes ocho casos de triquinosis en el distrito derivados de chacinados de una empresa que comercializa su producción en locales de Cañuelas. 
La comunicación oficial se dio luego de que el portal web Infocañuelas difundiera las primeras infecciones de personas que compraron estos productos en un local de Ruta 205 y en un supermercado del centro.
En este sentido, la Secretaría de Salud y la Dirección de Zoonosis informaron que “se han confirmado en Cañuelas 8 (ocho) casos de triquinosis, en tanto que se aguarda el resultado de otros 5 (cinco) casos analizados”, a lo que agregaron: “Desde el momento en que se tomó conocimiento de la situación, el Municipio articuló acciones a través de diferentes áreas para intentar determinar el foco de la infección. En este sentido se efectuaron varios decomisos de productos que no contaban con la debida información de procedencia, que fueron desnaturalizados de acuerdo a los protocolos correspondientes”.
“Es importante recordar a la población que únicamente deben consumirse chacinados que tengan información clara respecto del origen y sean elaborados en establecimientos debidamente habilitados”, finalizó el escueto comunicado oficial.
Sin embargo, no difundieron la marca del embutido, ni los comercios donde se venden los mismos para la auto-prevención de la comunidad. 

parasito de la triquinosisParásito de la triquinosis.

Sobre la empresa productora, desde Infocañuelas se describió que “se trata de una fábrica situada sobre Ruta 3, sentido a La Matanza, que tiene unos cinco años de actividad en el rubro. Vende al público en el mismo lugar de elaboración, distribuye en varios locales de Cañuelas y también fuera del distrito. Desde hace más de una semana permanece con las persianas bajas”.
Como se mencionó, por el momento, se confirmaron ocho casos y se aguardan resultados de más análisis. Las infecciones afectaron a trabajadores de distintas empresas de la zona y a una familia.  
La triquinosis es una zoonosis, una enfermedad causada por nemátodos parasitarios (ascárides) de la familia Trichinella. La ‘Trichinella spiralis’ es la que suele afectar más a menudo al ser humano si llega a ingerir carne no suficientemente cocinada, sobre todo, de cerdo, jabalí o caballo que no haya superado los controles veterinarios de seguridad alimentaria.
Los principales síntomas son: dolor muscular al respirar, masticar o usar músculos largos; dolor abdominal; diarrea; dolor de cabeza; espasmos abdominales; fiebre alta; debilidad muscular; hinchazón en los párpados y el rostro; sensibilidad a la luz; conjuntivitis.

Lic. Marcelo Romero – [email protected]


El Gobierno municipal alerta

La Secretaría de Salud y la Dirección de Zoonosis informó, este martes, que se habían confirmado en Cañuelas 8 (ocho) casos de triquinosis, mientras de aguardaba el resultado de otros 5 (cinco) casos analizados.
Desde el momento en que se tomó conocimiento de la situación, el municipio articuló acciones a través de diferentes áreas para intentar determinar el foco de la infección. En este sentido se efectuaron varios decomisos de productos que no contaban con la debida información de procedencia, que fueron desnaturalizados de acuerdo a los protocolos correspondientes.
Es importante recordar que únicamente deben consumirse chacinados que tengan información clara respecto del origen y sean elaborados en establecimientos debidamente habilitados.


cerdos_2

Las actuaciones del municipio ante la infección

El productor sospechado de realizar el embutido es del barrio Los Pozos pero su marca comercial se mantuvo en reserva. Según la comuna, permanecerá cerrado hasta esclarecer lo sucedido. 

Tras la difusión de los casos de triquinosis, la Municipalidad publicó el pasado miércoles los pasos seguidos por las áreas locales y provinciales que intervienen para dilucidar el foco de la infección.
La información divulgada es una síntesis y se desprendió de un informe solicitado por la jefa comunal, Marisa Fassi. No obstante, se aclaró que “se omiten los nombres de comercios y/o empresas elaboradoras, hasta tanto se cuente con el resultado de los análisis que demuestren o no su vinculación con el caso, algo que se estima ocurrirá en los primeros días de la semana próxima”.
El único detalle negativo fue que en la publicación de Facebook, el municipio coercionó la posibilidad de comentar la misma. El paso a paso de las actuaciones fue el siguiente:

  • El 13/09 fueron cargados en el Sistema de Información Sanitaria (SISA) los primeros dos casos, bajo el rótulo de “casos confirmados” y un tercero como “caso sospechoso”.
  • El 14/09 el Hospital Marzetti a través del área de Epidemiología tomó conocimiento de la notificación, e informó sobre la situación a la Dirección de Bromatología y Zoonosis, y al Inspector Zonal de la Dirección de Auditoría Agroalimentaria, del Ministerio de Desarrollo Agrario.
  • Iniciada la investigación epidemiológica sobre estos primeros casos, se determinó que los pacientes habrían consumido productos adquiridos el 14/08, vinculando a un comercio de productos regionales que funciona en Cañuelas.
  • El 15/09 la Dirección de Bromatología en conjunto con el inspector de la Dirección de Auditoría Agroalimentaria, llevaron a cabo una inspección en dicho comercio, donde se constató que el mismo CARECE DE HABILITACIÓN.
  • En el comercio se encuentran distintos tipos de chacinados, identificados con el rótulo proveniente de un establecimiento de Navarro, y otro localizado en Los Pozos. Además se observó la presencia de chacinados SIN RÓTULO. Se procedió al secuestro y decomiso de toda la mercadería, dándose intervención al Juzgado de Faltas.
  • El 17/09 la Dirección de Bromatología y Zoonosis procedió, en el vertedero municipal, a la DESNATURALIZACIÓN de los productos decomisados.
  • Respecto de la investigación epidemiológica que se realiza en estos casos, vale aclarar que la misma tiene por objeto determinar el origen de la carne de cerdo contaminada, para evitar la cría de los animales sin control sanitario, la faena irregular, y la comercialización en negro. Se trata de una investigación muchas veces compleja debido a que los pacientes declaran haber comprado y/o consumido en diferentes locales y es necesario cruzar esa información para poder determinar los diferentes focos.
  • El 21/09, ante el seguimiento de un nuevo caso sospechoso, se inspeccionó un supermercado de Cañuelas. Allí se constató que la mercadería expuesta para la venta se hallaba debidamente rotulada, correspondiendo a diferentes marcas y establecimientos elaboradores.
  • Los establecimientos elaboradores con habilitación provincial, deben ser inspeccionados con la presencia de un inspector de la Dirección de Auditoría Agroalimentaria, del Ministerio de Desarrollo Agrario. Cumpliendo con una solicitud de la Dirección de Bromatología y Zoonosis, el miércoles 29 se realizó una inspección en el emprendimiento de elaboración artesanal de embutidos sito en la localidad de Los Pozos.
  • Dicho establecimiento cuenta con habilitación municipal por el comercio “Elaboración artesanal de embutidos anexo venta” y permiso provincial provisorio hasta el 31/12/2021 como Fábrica de Chacinados Secos CAT: A.
  • En la inspección se constató que la materia prima proviene de un proveedor identificado con registro de SENASA. Tras constatar las condiciones higiénicas y edilicias, y en función del rastreo epidemiológico, se tomaron muestras por triplicado de productos. Las mismas se remitieron al laboratorio para ser analizadas.
  • Al local inspeccionado se le indica que hasta tanto se cuente con el resultado de los análisis, deberá permanecer cerrado, sin distribución ni expendio de productos.
  • El 29/09 se volvió a inspeccionar también el comercio de venta de productos regionales mencionado anteriormente. Además de no presentar habilitación municipal, se constató que entre otras irregularidades, no presenta procedencia de los embutidos con el Abasto correspondiente, por lo que se determinó la clausura preventiva.
  • Este jueves se remitirá al laboratorio de Azul distintas muestras recolectadas en los procedimientos, agregando productos aportados por pacientes en el marco de la investigación epidemiológica.

Lic. Marcelo Romero – [email protected]