Delincuente apuntó a empleada para robarle la recaudación y su mochila

Policiales 19 de junio de 2021 Por El Ciudadano cañuelense
Un ladrón atravesó el hueco por donde despachan con una puerta enrejada y se llevó un botín conformado de cigarrillos, dinero, un teléfono celular y documentación personal de la víctima.
Robo almacen 1
El delincuente aprovechó que el local no tenía clientes y había una mujer atendiendo.

La delincuencia y la pandemia resaltó el modo de vida que se lleva. Y eso es lo que modificó a Liliana a tener que atender con rejas su local en Villa Adriana vendiendo productos de almacén.   
A menos de una hora de cerrar su local el miércoles 16 en calle Corrientes 537, un joven de más de 20 años, algo robusto, apareció de forma sorpresiva en la puerta del negocio y amenazó con un arma de fuego a la empleada, Rosa Sanchuq, para forzarla a entregar algunos elementos. La víctima accedió sin demostrar resistencia. Y el delincuente solitario se alzó con cigarrillos, dinero de la caja y una mochila, que era de su encañonada, con toda la documentación, entre otros objetos personales y un teléfono celular. 
A los pocos minutos llegó un móvil policial del Destacamento de Alejandro Petión y emanó una alerta radial del hecho. Luego acudió la Policía Científica para determinar si había algún rastro que lleve al pistolero. Al cierre de esta edición nada se sabía del autor del atraco, pero confiaban por algunas características descriptas de la víctima que sería alguien conocido del delito.  
Según dijo la comerciante a este semanario: “Estaba en ese momento la señora que trabaja conmigo. Yo no estaba. En general atendemos con la puerta cerrada que tiene rejas y un hueco para pasar la mercadería. Por ahí se mandó. Le apuntó con un arma y se llevó paquetes de cigarrillos, dinero de la caja y una mochila con pertenencias de la mujer y su teléfono celular”.  
La dueña no especificó el monto del dinero, pero aclaró que se trataba de todo un día de trabajo.  
“Ella estaba sola y cuando sintió que había alguien ya estaba entrando el delincuente. Le apunta con un arma de fuego y le dice que no grite y haga nada”, destacó la comerciante que reconoció que ya había sufrido otro ilícito hace unos tres años.    
Al parecer, en el momento del atraco no había nadie que advirtiera algo sospechoso en el negocio de la calle de tierra en Corrientes entre Urquiza y 25 de Febrero. “En invierno y a esa hora ya no circula nadie por acá”, agregó. La maniobra fue bastante rápida y sin violencia física.  

Robo almacen 2


Leandro Barni – [email protected]