Actividad física espontánea

Salud 05 de junio de 2021 Por El Ciudadano cañuelense
actividad fisica 2.

Es la actividad física cotidiana que no consideramos ejercicio, pero lo es!
¿Sos de los que piensan que si no vamos al gimnasio no podemos realizar actividad física? ¡Te cuento que NO es así!

La actividad física es cualquier movimiento del cuerpo que exija gasto de energía.

-Al utilizar transporte público bajarse unas cuadras antes del destino y caminar.
-Realizar tareas domésticas diarias de manera vigorosa: barrer, ordenar, limpiar.
-Caminar o andar en bicicleta en lugar de auto.
-Bailar en momentos libres.
-Realizar reuniones en forma de caminata.
-Subir escaleras en lugar de ascensor
-Alternar estudio o trabajo, con 30-60 segundos de ejercicio intenso o elongación.
-Hablar por teléfono parado o caminando.

El ejercicio físico, es la actividad física planeada, estructurada, repetitiva y orientada con el objetivo de mejorar una aptitud física. Por ejemplo, aumentar la fuerza muscular, resistencia o velocidad. Y es la que realizamos habitualmente en un gimnasio y/o bajo la supervisión de un preparador físico.
Se sabe que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial.
Pero hoy más que nunca en momentos de pandemia te invito al #MOVIMIENTO, en tu hogar, en tu espacio, en ese momento que vas a realizar las compras, en esa actividad diaria con tus hijos, en los recreos laborales.
Niños, jóvenes, adultos y adultos mayores… TODOS debemos MOVERNOS, nuestro cuerpo lo necesita y nos lo va a agradecer.

Además de los ampliamente conocidos beneficios del ejercicio, te cuento que cuando nos movemos, cuando hacemos actividad física, en nuestro cerebro suceden cosas:
-Favorece la formación de nuevas neuronas.
-Aumenta el aprendizaje.
-Aumenta la memoria.
-Previene el envejecimiento cerebral.
El movimiento ayuda a fortalecer nuestras conexiones cerebrales, eso nos hace funcionar mejor, estar más atentos, pensar mejor, tener mejor ánimo, dormir mejor, aumentar nuestras defensas. Lamentablemente vivimos en una cultura donde podemos sobrevivir sin movernos, lo cual no es para nada bueno y no nos ayuda cuando queremos incorporar un hábito nuevo (y más si nos cuesta). Pero la buena noticia es que tanto el cerebro, como el cuerpo, es plástico y puede incorporar nuevos hábitos. Te propongo que te enfoques y empieces o aumentes tu actividad física espontánea y planificada o de entrenamiento. Pequeños objetivos, mantenidos durante unas 4 semanas, y te prometo que luego de un mes, ¡no te vas a arrepentir de haber tomado este desafío!

Rosana Gogorza

Dra. Rosana Gogorza @rosanagogorza
Neurología - Geriatría - MP 1695
Consultorios AYMED