En Cañuelas hay siete barrios populares según un registro nacional

El Registro Nacional de Barrios Populares arroja ese resultado de un relevamiento de hace tres años. Se busca una actualización.
barrios
Desde la oficina de subsecretaría de Hábitat y Economía Popular, en San Martín 1111, se detallan los datos para el Registro Nacional de Barrio Populares (ReNaBap) del ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación con la Secretaría de Integración Socio Urbana presentó la reapertura del Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP) para actualizar la información sobre las barriadas existentes en el país, con el objetivo de avanzar en los procesos de urbanización con políticas públicas habitaciones inclusivas. La finalidad principal es la de registrar los bienes inmuebles donde se asientan los barrios populares, las construcciones existentes en dichos barrios y los datos de las personas que las habitan.  
En el partido de Cañuelas figuran un total de 7 barrios populares: La Unión II, El Ombú, La Balanza, La Pradera, Máximo Paz Oeste, San Esteban y barrio Libertad, de acuerdo al Registro. 
Llaman ‘barrio popular’ a aquel donde viven al menos ocho familias agrupadas o contiguas, con más de la mitad de la población sin título de propiedad del suelo ni acceso regular a dos –o más– de los servicios básicos (red de agua corriente, red de energía eléctrica con medidor domiciliario y/o red cloacal). Para ello se relevan a localidades con más de 10 mil habitantes.  
El censo nacional, conformado durante los años 2017 y 2018, informa de 4.416 villas y asentamiento de todo el país, donde viven cuatro millones de personas, hacinados, sin agua, sin servicios básicos. 
A partir de esta apertura, se incorporarán los barrios populares constituidos hasta diciembre del 2018. 
Ingresar al RENABAP permite, por ejemplo, acceder al Certificado de Vivienda Familiar, solicitar los servicios, así como alcanzar el acceso a las políticas de integración urbana y otros beneficios. 
“Nuestro objetivo es transformar la urbanización en una política de Estado, que vaya más allá de un ministro y de un gobierno, para eso hemos creado los instrumentos necesarios. También, visibilizar y transformar los barrios populares porque nuestro rol es ejecutar el presupuesto para mejorar de forma concreta la vida cotidiana en los barrios”, dijo el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo. 
De esta manera, con el RENABAP se puede avanzar con proyectos de integración social y urbana que garanticen mejoras en los barrios, el acceso a servicios públicos, la creación de lotes con servicios y regularización de la tierra a favor de los vecinos. 
Según indicaron, se encuentran en marcha procesos de urbanización en 130 barrios populares de todo el país, con obras que benefician a 60 mil familias y crean miles de puestos de trabajo. 
Con la creación de un fidecomiso, afirman que habrá un fondo para urbanizar barrios y asentamientos. 


Leandro Barni – [email protected]