Insólito: le usurparon la casa por segunda vez y le dejaron animales a su cuidado

Policiales 06 de febrero de 2021 Por El Ciudadano cañuelense
Un vecino de La Garita, detrás de la granja Revivir, pudo recuperar la casa luego de la denuncia policial y judicial. Además de faltarle objetos y muebles y reparar daños, tiene que resguardar las cosas que dejaron los intrusos por pedido de un Juzgado de Garantías.
garita 1
Según el denunciante, dejaron basura, trajeron cosas usadas, provocaron daños y debió soportar amenazas.

Juan Barbieri, de 63 años, denuncia un delito que se reitera en la zona, las usurpaciones y tomas de terrenos, pero al que se le suma un estado de nervios y dramatismo, algo que también mencionan otras víctimas de estos hechos en publicaciones anteriores de nuestro medio. A sus ocupaciones laborales y familiares le tuvo que sumar un entramado judicial donde estaría atravesando el final del caso.
Según relató Barbieri a El Ciudadano, que reside en Lanús, por ahora tiene el aliciente del accionar de la Fiscalía 2 de Cañuelas, a cargo de Norma Pippo, pero carga con críticas al Juzgado de Garantías 8 de La Plata, con asiento en Cañuelas, “es demasiado garantista y contemplativo con la gente que me vino a usurpar”.
A mediados de diciembre último se enteró que ingresaron a su propiedad en Belgrano 830 de La Garita (detrás de la granja Revivir), le dejaron un tendal de cosas, además de basura, animales como cerdos, vacas, conejos, gallinas, cuando pudo tomar posesión del inmueble. Pero se vio también con una serie de daños en los pisos, aberturas, muebles y en la tranquera de ingreso. Entre los faltantes enumeró, parte del techo que estaba construyendo en un galpón, una ventana del galpón, dos televisores de tubo, bolsas con fertilizante, bolsas con semillas, vajilla, una procesadora, cerraduras de puertas interiores, cortinas, colchón de una plaza, bomba de mano de fundición, herramientas y lámparas de kerosene.
Sobre los animales aclaró: “Esta gente hasta me metió animales que yo no tenía y resulta que encima están bajo mi cuidado, de facto, porque la justicia me convirtió en depositario; cuando les dije que no quería los animales porque no estoy en condiciones económicas ni anímicas. Hasta a la Policía Rural les pedí que se los lleven. Entonces ahora tengo unas casi 20 gallinas, conejos unos 10 ó 12, 2 chanchos y vacas había 6. Algunos de ellos fueron robados a un vecino y a los de Revivir”.

garita 2
Barbieri también dijo en la denuncia policial que una persona que se identificó como el que estaba antes en el predio, lo hostigaba con mensajes para vender el campo.
“La casa me la dejaron como uno de esos que salen en documentales de acopiadores compulsivos de basura. Era todo un desastre. Tenía una casa –afirmó el denunciante– equipada como en un hogar. Algunas cosas se conservan otras desaparecieron y dejaron manchas en el piso con algo tipo industrial. Encima que tengo que estar ocupando por las cosas que me dejaron estos extraños confeccionando una lista, después que me tuve que deslomar limpiando más de 100 metros cuadrados. Habían traído envases de gaseosas, de alcohol, bolsas de todo tipo. No sé qué destino querían hacer. Hasta plantaron verduras y la policía después de mi denuncia secuestró armas”. 
El hombre recordó que en el 2018 sufrió una primera intrusión. En aquella oportunidad por intervención de un secretario de Seguridad de la Municipalidad pudo recuperar pronto la propiedad. “Lo que viene pasando es que gente de afuera con gente de arriba de la política los traen para tomar terrenos y meter gente”, señaló el denunciante.
“Hasta ahora la actuación de la fiscal Pippo me pareció acorde, ordenó que pueda volver a mi casa y que esta gente no pueda acercarse, justo cuando uno de ellos intentó regresar y fue puesto en advertencia por la policía cuando llegó a mi tranquera”, destacó.
El denunciante, que vive como químico investigador en una universidad, hace más de cuatro décadas que tiene esta propiedad en nuestro distrito.


Leandro Barni – [email protected]