Sin cambios en las medidas sanitarias y de circulación

Política 16 de enero de 2021 Por El Ciudadano cañuelense
Opiniones del ámbito legislativo local sobre el anuncio de la intendenta que por ahora no habrá toque de queda en el distrito, endurecimiento de medidas, ni limitaciones al horario comercial. Los jóvenes, la economía, la sanidad, la libertad, las fiestas clandestinas en la mirada tres concejales. Repercusiones y decisiones dispares.
concejales
Pelereteguy salió a repudiar todo. Fangio y Mazzanti, se suman a lo llevado hasta ahora por el Gobierno local y nacional

El fin de semana pasado se conocía que no habrá cambios de horarios de circulación ni nuevas restricciones en el distrito de Cañuelas. A través de un comunicado la intendenta Marisa Fassi dijo que seguirá todo como hasta ahora.
Mientras que el Gobierno nacional planeaba restringir la circulación a nivel nacional, medida que se fue suavizando con el correr de las horas y que quedó en una recomendación a los gobernadores, se advierte la necesidad de cortar el crecimiento de la curva de contagios de coronavirus, al mismo tiempo que expresan preocupación por la suba de contagios. Teniendo en cuenta lo que sucede y puede influir esta situación, fue consultada la edil Claudia Pelereteguy (Juntos por el Cambio) y sus colegas de bancada del Frente de Todos, Leonel Fangio y Maximiliano Mazzanti.
“La Argentina es uno de los países que corrió con ventajas en cuanto a la información con respecto al COVID-19 y la pandemia a nivel mundial. El COVID llegó a nuestro país con delay con respecto a Europa y Asia. Pero lamentablemente no pudimos anticiparnos con las medidas sanitarias preventivas para evitar el ingreso del virus al país. Desde el Gobierno nacional, teniendo en un primer momento como vocero al ministro de Salud, Ginés González García, allá por fines de enero de 2020, negó la posibilidad de ingreso del virus y no realizaron las acciones sanitarias necesarias como el pronto cierre de fronteras y aeropuertos. De ahí en más ha sido un ensayo - error de las medidas que se han tomado de acuerdo a lo que se iba conociendo de la experiencia de otros países”, afirmó la radical Pelereteguy. 
“Desde un principio cuando el 19 de marzo se determinó -siguió la edil– la cuarentena en la Argentina, y aún, con las expectativas, el desconocimiento, las diferentes posturas, la responsabilidad ciudadana ha sido absoluta. No se puede decir lo mismo de alguna dirigencia política que no supo estar a la altura de las circunstancias, la poca claridad en la información y medidas contradictorias minuto a minuto se ha hecho una constante en estos últimos tiempos.  Estamos hablando al día de hoy de una segunda ola de la pandemia y no tenemos certezas cuándo terminó la primera, cuándo dejamos de estar en cuarentena”. 
Sobre el tiempo que llevamos de convivencia con el virus, la concejala aseguró que “no se ha podido lograr una organización certera de las medidas sanitarias. Hay un ida y vuelta con las vacunas, que la Spuknit V, Pifzer, Moderna, que una dosis, que dos dosis, con las restricciones, con la nocturnidad, con la apertura y cierre de comercios, con la economía, restricciones a las exportaciones, leyes tratadas en forma express que afectan a muchos ciudadanos, y así innumerables acciones .Vivimos en una vorágine de información que demuestra que el Gobierno a esta altura no tiene un plan certero ni en lo sanitario ni en la gobernabilidad para dar impulso a la economía”. 
También habló que “se habla de relajamiento de la sociedad, como si los ciudadanos no hubiesen acatado las medidas implementadas por el Gobierno. El cambio de conducta se da a partir de la necesidad de generar ingresos económicos de la gente, y de los ejemplos que se dieron durante toda la pandemia a nivel nacional. Reuniones sin distanciamiento social ni barbijos del presidente y sus ministros, hasta convocar y salir con un megáfono en la Casa Rosada durante el velorio de Maradona pidiendo control, de permitir manifestaciones multitudinarias de todo tipo y de todos los sectores. Se priorizó la imagen de la gestión a la verdadera necesidad de frenar los contagios. Pero la culpa es del otro, una constante”. 

Juventud, estadísticas y ciudadanía 
Desde Juntos por el Cambio, la dirigente del radicalismo, aseveró: “Hoy, el foco esté puesto en los jóvenes, responsabilizándolos de la curva ascendente de contagios que estamos transitando. Las estadísticas demuestran que actualmente la brecha etaria del mayor porcentaje de infectados estaría entre los 18 y 35 años. Por ello, se señala a los jóvenes por sus acciones irresponsables. Jóvenes que durante diez meses no han tenido acceso genuino a la educación, a la posibilidad de insertarse laboralmente o simplemente a pensar en un futuro cercano. Jóvenes desprovistos de posibilidades cuyas consecuencias se verán reflejadas a corto plazo. Las reuniones clandestinas, las playas abiertas en su totalidad, los espacios públicos, la nocturnidad sin restricciones, no son responsabilidad de los jóvenes, son consecuencia de una falta de control genuino de parte del Estado. El Estado es el máximo responsable de tomar las medidas necesarias para frenar la ola de contagio, para trabajar sobre la concientización, la prevención, control y paralelamente motorizar la economía que ha estado frenada por más de diez meses con las terribles consecuencias que esto implica en el presente y futuro cercano. Mirar a los jóvenes o a la ciudadanía en general como los principales responsables de los fracasos sanitarios, es una acción por demás insensata. Cuando quien tiene el poder de decisión y de acción se basa en el precepto ‘haz lo que yo digo, pero no lo que yo muestro’, no es posible que la sociedad pueda accionar con coherencia. El liderazgo se demuestra con el ejemplo, si se pierde la noción de la mirada del ciudadano, es posible que ningún plan puede llegar a ser exitoso”. 
“La conciencia ciudadana de la pandemia está, hay que poner en marcha las acciones gubernamentales de control necesarias y generar confianza, sin contradicciones, en lo sanitario y económico para que la sociedad no entre en pánico y pueda vislumbrar una salida de la pandemia con la menor consecuencia posible. Las responsabilidades no se delegan, se asumen”, cerró la concejala de Juntos por el Cambio. 
Desde el Frente de Todos, Leonel Fangio advirtió las medidas de seguridad que se llevan por las fiestas clandestinas. “En Cañuelas pueden controlarse con las fuerzas de seguridad, el apoyo de las fiscalías y el Juzgado de Faltas. No soy partidario de esta restricción (horaria que recomendó el Gobierno nacional) para nuestro distrito, situación diferente para aquellos que son centros turísticos”. 
Para el massista sobre uno de los puntos centrales opinó que “creo que debemos seguir insistiendo con los cuidados personales y trabajar fuerte desde el municipio con las campañas de concientización. Hay que cuidar lo logrado con las aperturas de locales gastronómicos y sería un golpe duro para ellos”.
También dijo sobre los jóvenes y su relación con el coronavirus, “desde un principio los jóvenes mostraron poco apego a cuidarse, de hecho, el grupo de mayor contagio desde que comenzó la pandemia se ubicó entre los 20 y 29 años. Sin embargo, no ha habido un incremento de casos significativo en ese grupo, por lo que no habría motivos para cerrar.  De todas maneras, las variables son muchas y pueden cambiar. Esta es una opinión de hoy, mañana puede ser distinto. Cañuelas desde el principio se destacó por los logros sanitarios en pandemia”.
Y por otro lado destacó que a nivel distrital “se ha realizado un gran trabajo, muy eficiente por cierto y que quedó demostrado en la estadística. También hemos sido de los distritos del AMBA, uno de los que estuvo a la vanguardia de las aperturas y cuidado del comercio, la industria y las demás actividades y nos ha ido bien. Por eso no veo motivos para esta medida (de limitación de circulación que se había plasmado en un DNU presidencial)”.

Decretos y actos individuales 
Mientras tanto, su compañero de bancada Maximiliano Mazzanti fue consultado también por este semanario. “Las medidas resueltas tanto a nivel nacional como en la provincia de Buenos Aires fueron adoptadas en virtud del incremento de los contagios del COVID-19 registrados en las últimas semanas y objetivamente persiguen frenar la curva de avance de la enfermedad en la población”, señaló el jefe los concejales del oficialismo.
“En nuestra jurisdicción, y con posterioridad a la reunión conjunta mantenida entre el gobernador Axel Kicillof con intendentes e intendentas municipales de la que participó nuestra mandataria,  Marisa Fassi, se realizaron –dijo el abogado oficialista– las evaluaciones pertinentes a través de los canales institucionales –Comité de Salud– respecto del cuadro de situación epidemiológica del distrito y en virtud de ello se decidió no acotar ni limitar la actividad de los comercios, como así también los horarios de circulación de las personas”.
Asimismo, buscó explicar: ‘‘Y siguiendo los lineamientos del Decreto Provincial Nº1/2021, se resolvió adherir a las disposiciones establecidas para el caso de fiestas y/o reuniones que vulneren lo permitido legalmente en el marco de las medidas de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio y de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio, además de las sanciones previstas en el Código Penal, podrán aplicarse multas de hasta tres millones trescientos sesenta y cuatro mil pesos, tanto a los asistentes, organizadores como a los propietarios de los inmuebles donde se realicen, ya que los jóvenes se han convertido en un grupo importante de propagación del virus”.
Por último, indicó que “el espíritu de la gestión es el de sostener todo lo construido en el sistema de Salud local, preservar la vida sin descuidar las fuentes de trabajo y la actividad comercial y productiva generando a la par conciencia colectiva en el sentido de seguir cuidándonos entre todos y todas frente a un virus impredecible. Resulta imperativo ser más responsables que nunca, ya que cada uno de nuestros actos impacta sobre los demás”.


Leandro Barni – [email protected]