La fiesta ilegal terminó con una multa de más de 200 mil pesos

Judicial 12 de diciembre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Una juntada en las afueras de la ciudad provocó indignación. Ahora, la Justicia de Faltas de Cañuelas castigó al organizador por un total de 221.868 pesos y con un plan de seis cuotas. Lo encuentran responsable por faltas contra la seguridad e higiene y el bienestar, además de sanidad.
fiesta clandestina
La quinta fue clausurada y con decomiso de equipos para pasar música y freezer con bebidas alcohólicas. Foto archivo.

Las fiestas ilegales no se detienen en la Tierra de Oportunidades, en medio de la pandemia del coronavirus, tal como se contó en estas páginas días atrás. Sin embargo, uno de esos encuentros prohibidos hizo sonar las alarmas oficiales por lo que se tomaron cartas en el asunto. Así, además de esperarse mayores controles, la Justicia local de Faltas con el Gobierno municipal decidió multar a los responsables de la juntada clandestina en una casa quinta, que provocó cierta indignación social a mediados de noviembre.  

La Municipalidad determinó avanzar, más allá de la investigación judicial, con una sanción de más de 200 mil pesos al organizador del evento, con el cual “generaban ruidos molestos, disturbios y alteraban el orden de los vecinos”. De hecho, en las imágenes, que se viralizaron, se podía observar a varias personas, sin ningún tipo de restricciones ni cumplimiento de las medidas de distanciamiento y seguridad, durante la jornada de la madruga del 15 de noviembre.  

De esta manera, la multa de la Justicia recayó sobre un encargado de la fiesta por un total de 1.800 módulos. Asimismo, Faltas, cuyo titular es Fabián Silvetti, determinó que la situación violaba las disposiciones del DNU presidencial que establece las medidas de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio por el COVID-19. 

La policía, con inspectores de Comercio, fueron los encargados de avanzar con los distintos procedimientos para sancionar a quienes se observaban en falta a la normativa mencionada, por lo que labraron actas de infracción a Maximiliano Anselmo Sáenz Valiente, de 47 años, al considerarlo autor y responsable de las faltas indicadas. 

Luego del material reunido en el lugar, se enfocó en individualizar al infractor, de la mano de inspectores. Luego de esta tarea, donde se logró identificar al organizador, se dispuso la multa de 221.868 pesos (1.800 módulos municipales) a una persona, además de un convenio de pago de seis cuotas, el que comienza el 10 de enero de 2021 y finaliza el 10 de junio. 

Según el organismo oficial, las infracciones a las normas se aplican porque la quinta carecía de habilitación municipal, sin las condiciones mínimas de seguridad, como ser la presencia de matafuegos y salida de emergencia. Además, que no se cumplía con los protocolos sanitarios y estaba fuera del horario permitido.  

En el lugar los agentes constataron gran cantidad de bebidas alcohólicas en botellas y latas y el lugar excedía la capacidad máxima de personas de la quinta. También se encontraron con un equipo de música, auricular, amplificador, parlantes y dos freezers. Otra falta que observaron fue la carencia de tapabocas de los concurrentes.  

Luego de conocerse este caso, se detectaron otros encuentros clandestinos donde decenas de jóvenes y hasta adultos se reunieron para festejar, por lo que se estima que las autoridades se preparan para evitar nuevas juntadas de estas características, teniendo en cuenta el comienzo del verano y las fiestas de fin de año.  

Sin embargo, los fines de semana, sobre todo, los controles no son exhaustos, por lo que se debe incrementar la vigilancia, tanto en la periferia como en los barrios cerrados y countries. Desde el Ejecutivo local, aseguran que se planifican operativos con varios efectivos para evitar este tipo de eventos prohibidos.