Una abuela festejó los cien años

Sociales 27 de enero de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
El pasado domingo 19 le celebraron el natalicio a Elba Petrona Robledo, más conocida como ‘Monita’. Con hermanas y sobrinos, además de la Comisión Directiva del Hogar San José, escucharon los ‘consejitos’ de la centenaria, que llegó a ser empleada en La Caledonia.
monita
La nacida en Las Flores lo festejó junto a sus hermanas Nélida y Delia, compañeras del Hogar y la Comisión Directiva.

Una habitante reciente de Cañuelas pasó la barrera de los cien años. Es Elba Petrona Robledo, quien el fin de semana pasado sopló las velitas en una reunión que le hicieron en el Hogar San José, donde fue rodeada de afectos y algunas anécdotas. Además recibió de manos de la Comisión Directiva de la citada entidad, una cadena con un dije del ‘Arbol de la Vida’.
Sus hermanas Nélida (‘Coca’) y Delia (‘Porota’), con sus amigas Olga y Angélica, compartieron la celebración en la mañana del domingo 19. Unos días antes tuvo la visita de sus sobrinos Eduardo y Jorge.
Más conocida como ‘Monita’, llegó al siglo de vida dando muestras de fortaleza y buen ánimo, además de humor, más allá de las dolencias de las rodillas, cuestión que no le impide trasladarse por sus propios medios.
Según cuentan en la institución de calle Rawson, tuvo una vida sencilla y su mejor receta para llegar a la centuria fue entregarse por entero a los suyos y al trabajo.  “Hay que respetarse, llevarse bien, una buena alimentación, son mis modos de ser”, destacó en la mesa que le prepararon para su día especial.
Los datos recogidos en el Hogar cuentan que nació en Las Flores, provincia de Buenos Aires, el 19 de enero de 1920. En el plano íntimo es soltera y sin hijos. Entre sus trabajos se recuerdan el de modista, cocinera, planchadora y hasta sirvienta en la Estancia La Caledonia. Y desde hace cuatro años se encuentra en las instalaciones del Hogar, donde es una de las que se destaca por su participación en charlas y actividades.
En sus días en la residencia, a ‘Monita’ como la conocen, le gusta escuchar música y recitar versos.
En febrero, otra mujer también alcanzará a ‘Monita’ y será la segunda persona centenaria con que cuenta el San José.