COVID-19: una joven voluntaria de la vacuna de Pfizer

Acá Nomás 21 de noviembre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Esta semana se conoció que la vacuna del laboratorio estadounidense Pfizer tiene una efectividad del 95% y ya está pidiendo su autorización de emergencia para la colocación masiva. Mariana Elustondo es una vecina de Marcos Paz, de tan solo 22 años, que está participando como voluntaria para la prueba de la misma.
voluntaria vacuna
Mariana Elustondo.

–Rodo Herrera: ¿Cómo surgió esto de ser voluntaria de la vacuna?
–Mariana Elustondo: Me surgió porque, al ver cómo avanzaba el virus y que anunciaron que se probaría la vacuna en Argentina, averigüé que no sería tan grave ni tendría tantos riesgos. Entonces dije ‘soy una persona joven y sana. Puedo aportar algo’, y me anoté. Completé el formulario y me llamaron a la semana. Ahí empecé.

–RH: ¿Cómo es el proceso de selección?
–ME: La primera vez que me llamaron me explicaron todo: que me irían a buscar y tendría que ir sola. No podía ir acompañada a vacunarme. Además, que la primera vez, entre charlas con médicos sobre los riesgos y el procedimiento del estudio, duraría 5 horas. Después firmé un consentimiento, me hicieron un par de estudios y me dieron una aplicación para que después de la primera y segunda aplicación vaya llenando día a día, por una semana, diciendo si tenía o no síntomas para que me hagan un seguimiento. Además, me informaron que podía bajarme del estudio en cualquier momento que yo quisiera.

–RH: ¿Tuviste algún síntoma?
–ME: Nada. Siempre estuve bien, no tuve fiebre ni nada.

–RH: ¿Te llaman para hacerte un seguimiento?
–ME: Sí. Hay una chica que me llama y me va diciendo que complete el 'diario' de la aplicación que mencioné antes. Me hacen llenar algo así como un multiple choice todos los viernes. Después, yo le aviso a la chica y ella va anotando esa información.

–RH: ¿Qué te llevó a ser voluntaria,  lo haciste por vos o para ayudar a los demás?  
–ME: Por todo. Es una solución que necesita todo el mundo. Pensé que podía funcionar y, como no había tantos riesgos, tampoco lo pensé tanto. Después de llenar el formulario empecé a caer en la importancia que tenía ¡Es un montón!

–RH: ¿Alguien de tu entorno tuvo COVID?
–ME: Cercano no, pero sí conocí padres de amigues que estuvieron contagiados.

–RH: ¿Te dijeron si te aplicaron vacuna o el placebo? ¿Te explicaron de qué se trata?
–ME: Hay un 50/50 de posibilidades de que te apliquen una o la otra. No lo sé yo ni el médico que me aplicó la dosis. Recién lo sabremos cuándo esté todo aprobado. Igual, ya me dijeron que a la gente que le dieron placebo le darán dosis de la vacuna real cuando ésta esté aprobada.

–RH: ¿Tuviste el apoyo de tus familiares en esto?
–ME: Sí. Es más, el día que me anoté lo hice con mi papá y mi hermana, aunque al final el proceso solo lo hice yo por diversas razones. Aunque por momentos les dé un poco de miedo, ellos me acompañaron.


Rodo Herrera – [email protected]