“Debería haberme quedado más tiempo jugando en Boca Juniors”

Deportes 14 de noviembre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Ver galería giraldo 2013 Boca. Número 9
1 / 3 - Giraldo con la ‘9’ de Boca Juniors en 2013.

Mauro Giraldo es otro de los tantos deportistas que ha logrado traspasar la frontera de la competencia local llevando su vóley a diferentes clubes, llegando incluso a jugar al más alto nivel nacional.
Desde el barrio de Los Aromos, Giraldo tuvo su primer contacto con el vóley a los diez años cuando decidió sumarse a la escuelita del Cañuelas Fútbol Club (CFC), mientras que en 2007 integró la categoría Sub 14 del Club Roca de Ezeiza compitiendo ya en la Liga de Vóley del Sur (LiVoSur).
En 2008 Giraldo emigró a Country Banfield compitiendo ya en el Nivel A de la Federación Metropolitana integrando además, en esa misma temporada, la Selección Metropolitana con la cual logró el Campeonato Argentino Sub 14 disputado en Bariloche.
Las temporadas 2009/2010 encontraron al cañuelense jugando para Country de Banfield integrando, en la segunda de las temporadas mencionadas, el Seleccionado Metropolitano Sub 16 obteniendo un nuevo título argentino. Ya en 2011 Giraldo emigró a Boca Juniors debutando en la Primera División de ‘el Xeneize’ en 2012 en la denominada División de Honor, participando también en la Liga Cañuelense defendiendo los colores de Los Aromos. 
2013 encontró a Giraldo nuevamente en el ‘Club de la Ribera’ jugando en paralelo en el CFC, entidad ésta con la que logró el título de la liga local. Ya en 2014, el cañuelense emigró a Lomas Vóley ganando el certamen Abierto Sub 21 coronándose a la vez Campeón de la División de Honor en Primera División. Como si esto fuera poco, en esa misma temporada Giraldo obtuvo el Bicampeonato en la liga local, fue Campeón del Interligas y de la LiVoSur con el CFC ganando además la medalla de Oro en las Olimpíadas de la Cuenca del Salado.
Un nuevo desafío llegó en 2015, cuando Giraldo jugó por primera vez en la Liga Nacional A2 para el Club Echagüe de Entre Ríos mientras que, en paralelo, cosechó un nuevo logro con Lomas Vóley en la División de Honor llegando a su fin su etapa de Inferiores.
De 2016 a 2018 Giraldo militó en Banfield jugando en Primera División ganando, paralelamente, una nueva medalla de Oro en las Olimpíadas de la Cuenca del Salado en 2018.
Finalmente en 2019 el cañuelense jugó para Matanza Vóley en la Liga Nacional A2 y Torneo Metropolitano sumando también un nuevo logro, en la competencia regional que organiza la ciudad de Lobos, tanto en vóley indoor como en beach vóley.
Toda esta presentación no hace más que justificar la presencia de Mauro Giraldo en esta sección, en la que El Ciudadano muestra desde hace unos cuantos meses ya a los deportistas desde una óptica o punto de vista diferente al netamente estadístico tan habitual de las crónicas deportivas.

giraldo Club Cañuelas. Livosur. Número 10
Giraldo con la ‘10’ del CFC compitiendo en la LiVoSur.

–¿Qué le dio el deporte?
–La oportunidad de jugar al más alto nivel del vóley argentino aprendiendo de grandes entrenadores como así también de jugadores del ambiente.

–¿Qué le sacó el deporte?
–Haberle dedicado tanto tiempo al vóley me sacó la posibilidad de haber comenzado a estudiar más temprano, o sea de más chico.

–¿Qué perdió por el deporte?
–Tiempo para estar con la familia como así también el hecho de asistir a cumpleaños, viajes de vacaciones y diferentes eventos, como así también juntarme con amigos dado que siempre jugué fuera de Cañuelas.

giraldo Banfield 2016. Número 5
Banfield fue otro de los equipos en los que jugó el cañuelense. Aquí con la casaca número 5.

–¿Qué ganó por el deporte?
–Amistades en todos los lugares en los que jugué, la oportunidad de viajar y conocer gran parte del país.

–Si pudiera volver el tiempo atrás, ¿tomaría alguna decisión diferente a las tomadas respecto a su carrera deportiva?
–Sí. Debería haberme quedado más tiempo jugando en Boca Juniors. Fue una decisión propia la de irme porque en ese momento entendí que estaba dando un salto de calidad al irme a jugar a Lomas Vóley, que en ese entonces ofrecía un mejor proyecto deportivo.

–¿Está conforme con su carrera deportiva?
–Sí, totalmente. Es complicado jugar al más alto nivel, pero con sacrificio y paciencia todo se puede.

giraldo Matanza voley CAMISETA SUPLENTE Liga Nacional A2 2019
Giraldo en plena competencia de la Liga Nacional jugando para Matanza Vóley.

–¿Alguna cuenta pendiente?
–Haber estado de chico en la Selección Nacional, etapa en la que se hacen concentraciones y observaciones sumamente interesantes. También ganar la Liga A2 en las ocasiones en las que estuve cerca de ganarla.
–¿Lo han defraudado en el ambiente deportivo?
–No, por suerte siempre me tocó conocer buena gente.

–¿Lo han sorprendido para bien?
–Sí. El interés por mí por parte de diferentes clubes, o sea instituciones que me querían en sus equipos, es algo que siempre me sorprendió.

–Siempre dentro del voley, ¿éste le permitió conocer una faceta diferente o impensada en gente conocida?
–No recuerdo.

giraldo Matanza voley. Liga Nacional A2 2019. Número 5
En 2019 Giraldo (camiseta Nº5) jugó en la Liga Nacional para Matanza Vóley.

–De no haber sido deportista, ¿qué cree que hubiera sido de su vida?
–Hubiera tenido la posibilidad de empezar a estudiar siendo más chico. Al estar jugando en el más alto nivel hizo que entrenara doble turno jugando no sólo los fines de semana, sino también entre semana y todo eso demanda mucho tiempo.

–¿Qué lugar ocupa en su vida actualmente el vóley?
–Uno muy grande.

–¿El mayor logro deportivo? No necesariamente por el peso propio del logro en sí, sino por lo que representó para usted.
–Puedo mencionar el hecho de haber jugado en un club tan grande como Boca Juniors como así también haber podido jugar en otra provincia, haciéndolo además en el ámbito de la Liga Nacional.

–¿El mayor fracaso deportivo? Si es que considera haberlo tenido.
–No recuerdo haber tenido alguno.

–¿Qué consejo le daría a quien está por dar los primeros pasos en el vóley?
–Que disfrute del vóley y que tenga mucha paciencia porque este es un deporte muy técnico y táctico. También que se rodee de buena gente aunque el ambiente del vóley en general es muy bueno y lindo.

–¿Qué consejo le daría a quien busca convertirse en un profesional del vóley?
–Nunca deje de entrenar y que no tire la toalla porque al final siempre están las recompensas.

giraldo y madre
Junto a su mamá.


Lic. Matías Folgueira – [email protected]