Se recuerda al padre Ale con una misa y campaña solidaria

Sociales 17 de octubre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Continúa la ayuda con ropas y bolsones a merenderos y comedores. Este sábado 17, a las 19, misa en la Catedral Cristo Rey, a cargo del obispo. Crean la Asociación Civil del cura de la Capilla Desatanudos.
padre alejandro

A dos años de la desaparición física del sacerdote Alejandro Delorenzi, quien estaba al frente de la capilla Desatanudos en el barrio La Garita, su trabajo solidario continúa con un grupo de vecinos y amigos del padre Ale, como se lo conocía popularmente, y a través de una ‘comunidad de ayuda’, tal como prefieren llamar sus promotores con actividades que extienden a niños y ancianos.  
En este mes donde se cumple el segundo aniversario del fallecimiento del sacerdote, ocurrido el 17 de octubre de 2018, hay una serie de actividades en distintos puntos del distrito.  Se trata de acciones que se iniciaron el año pasado, como fue la entrega de abrigos para el invierno, colecta de útiles escolares, la confección de ajuares para madres en el Hospital Marzetti, además de una feria americana de ropa y calzado, cuya recaudación se destina a merenderos y comedores. 
En este octubre y tratándose de ser el mes del ‘legado’ se intensifican los trabajos solidarios cada fin de semana. Así es que los miembros de la ‘comunidad de ayuda’ reforzaron la entrega de alimentos semanales a más de 40 familias. El año pasado, para este mes, la comunidad de la Capilla Desatanudos originó el ‘Mes del legado’. 
A partir de las donaciones de comercios, vecinos, familias y de la Municipalidad de Cañuelas se acercan con bolsones de alimentos a grupos familiares que ya venían recibiendo ayuda y otros que se suman ahora. Puede que esas personas concurran a un comedor, como es el de Los Pekes de Villa Adriana, o en del barrio Libertad, donde hay un merendero de la parroquia de ese lugar, del mismo modo que en la ludoteca de Máximo Paz, entre otros puntos. 
También se están entregando meriendas. Una de las primeras se hizo el día 3 en el Hogar Santa María del Rosario, cuyos productos fueron recibidos en el portón para evitar algún tipo de contagio durante esta pandemia. Al mismo tiempo se exhibió una película con canciones del cañuelense Braian Telechea.  Otra actividad recreativa y con merienda fue en la granja Revivir, el día 10, sitio que era supervisado por el cura Ale.  
Y en el jardín de infantes de La Garita, del 12 al 16, se dejaron golosinas y el librito del cura. Se trata de un cuento titulado ‘Un curita muy querido. Padre Ale’, sobre la historia de la capilla y con dibujos para colorear.  
Y hoy sábado, a las 17, se brinda una misa a cargo de obispo de Gregorio de Laferrère, Jorge Torres Carbonell, la que será transmitida por YouTube por el canal de la Diócesis de Laferrere. Antes, a las 11:30, se plantará un olivo en plaza Papa Francisco del barrio Levene.  
El Hogar de Ancianos San José será otro punto de entrega, con meriendas y videos recreativos.  
“Se trata de llevar un mensaje, de tener una mirada abierta a las necesidades de los demás, de no estar encerrado con lo de uno y de ayudar a los otros”, dice una de las integrantes de esta comunidad. Para acompañar con donaciones y tareas se pueden comunicar a los teléfonos (02226) 1568-0518 y (02226) 1547-0898.  
Mientras tanto se hacen las gestiones legales para conformar una Asociación Civil, con el futuro nombre de ‘Comunidad Padre Ale, el legado’.


Leandro Barni – [email protected]