Robaron en el corralón ISPRA, golpearon y amenazaron a los empleados

Policiales 17 de octubre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Ocurrió al mediodía del miércoles 14, en el barrio La Unión. Estaban armados y en una moto. Malestar por la demora de la policía.
ispra robo

Violentos y dispuesto a todo. Así los vieron –y padecieron– en un corralón de materiales de construcción en inmediaciones de Molino Cañuelas, a un dúo que efectuó una especie de golpe comando en pleno mediodía y a mitad de semana.  
Según lo informado a este semanario por voceros de la firma, que tiene sus oficinas, salón de ventas y depósito en calle Catamarca 536, el ataque se produjo pasadas las 12 del miércoles 14, en momentos que se encontraban media docena de empleados y uno de los gerentes de la empresa identificado como Alberto Di Candia.  
El suceso tuvo entre sus particularidades que uno de esos ladrones estuvo el día antes en el lugar del hecho.  
Según se estableció tras el episodio, los maleantes entraron por el acceso principal. Eran dos sujetos, jóvenes, y se movilizaban en una moto. Así empezaba la secuencia que habrá tenido una duración de unos 15 minutos, por lo que estimaron las víctimas, durante la cual tuvieron momentos de nerviosismo debido a los gritos, algunos zamarreos y la exhibición de armas, además de corridas.  
Según las víctimas, la policía se demoró en llegar una media hora. 
“El gerente los enfrentó, los corrió hasta la plaza del barrio. Le podrían haber disparado”, indicó uno de los testigos.  
Sobre cómo se desarrolló el asalto, el vocero contó que “encararon a cinco empleados, los hicieron tirar al piso, luego los encerraron en un baño, apuntaron con armas, sobre todo a uno de los hombres, zamarrearon de los pelos a una mujer”, y luego agregó que “llegaron caminado y se fueron de la misma manera. Todo con tranquilidad de las puertas para afuera”.  
Luego se supo que “el gerente advirtió la escena del asalto por las cámaras de seguridad internas. El gerente se fue a encararlos y luego a seguirlos, hasta que los perdió en la plaza 22 de Enero, donde se subieron en al menos una moto. Le llegaron a apuntar y podrían haberle disparado”.  
Con respecto a lo robado por la banda, se llevaron una importante cantidad de dinero, además de cheques, también se apoderaron de teléfonos celulares de las víctimas.  
Cuando llegó la Policía, que suele pasar por la zona, como consignaron desde el corralón, ya se habían dado a la fuga. Por este caso, se labraron actuaciones caratuladas como ‘robo calificado’, con intervención de la UFI 1, a cargo de Lisandro Damonte.


Leandro Barni – [email protected]