¿A quién le hablan?

Política 17 de octubre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
rasquetti face
La publicación de Ayelén Rasquetti que publicó la semana pasada en su perfil personal.

La secretaria de Desarrollo Social, Ayelén Rasquetti, publicó la semana pasada en su perfil personal “Algunos y algunas se creen que construyen pisoteando cabezas, que equivocados/as que están. Sigan chocándola. Besitos de colores”. Hubieron especulaciones con el recado codificado aunque allegados a la funcionaria expresaron “no fue dirigido a ningún área, ni espacio específico sino a una persona puntual” y cerraron formulando una parábola del mítico Don Quijote “hay algunos que pelean solos contra molinos de viento, acá nos dedicamos a hacer nuestro trabajo”. No queda claro para quién fue el dardo pero lo cierto es que, aunque no se reconozca, hay disconformidad y disputa con otros sectores.
Por otro lado, la directora de Juventud, Libertad Rodríguez, sorprendió con un texto virtual, algunos fragmentos del mismo fueron: “La hipocresía vestida de “compañero”. Vestida de Gloriosa. No necesitas ser funcionario/a para ser solidarix con el otrx… Los espacios se cuidan, se conquistan y se defienden, siempre desde lo colectivo. Podes llenarte la boca de peronismo, pero si en realidad lo que te importa es vivir de la política, y no construir a partir de la misma, entonces, seguí cantando la marcha… Hay personas, con las que no puedo coincidir, pero que valoro y me generan respeto porque son coherentes con su pensamiento. No necesitan operar, mentir, o ensuciar. No necesitan rogar un puesto. No necesitan sacarse una foto en el medio del barro y mostrar la miseria de quienes están en una situación de vulnerabilidad. Eso me genera mucha bronca”. Por lo que pudo reconstruir este medio el mensaje no estuvo dirigido a ningún funcionario ya que las relaciones son sus pares son buenas sino a un militante que se desarrolla en el ámbito de lo social y que “con sus trabajos y manejos ensucian a los demás, es oriundo de la Ruta 205”, señalaron fuentes. Al parecer molestó que dicha persona realice pedidos a la directora y luego intente “puentear” a la misma. Indican que todo terminó ahí y no le quieren dar “entidad” mayor a lo sucedido.      
Parafraseando a una funcionaria la temporada de “besitos de colores” acaba de comenzar; en el medio hay una gestión por desplegar. ¿Hay internas en el oficialismo, o son celos entre funcionarios?


Lic. Marcelo Romero – [email protected]