“El solo criticar te da ‘likes’ en las redes, pero no le mejora la calidad de vida a nadie”

Política 01 de agosto de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Compartimos la entrevista que, vía Zoom, EL CIUDADANO le realizó a Leo Iturmendi, dirigente y militante de la UCR (Unión Cívica Radical) local. El ex concejal y precandidato a intendente analiza la situación actual y futura, junto con el rol de la oposición, mientras sigue militando y colaborando con los vecinos, en paralelo con su cargo como funcionario del Banco Santander de Lobos.
PHOTO-2020-07-29-19-10-53
Los concejales de Cambiemos están en un camino acertado”, dijo Leo Iturmendi.

–Rodo Herrera: El viernes pasado la UCR de Cañuelas emitió un documento y sentó postura sobre la actual situación. ¿Cómo está la UCR hoy?

–Leo Iturmendi: Creo que el viernes pasado lo que trató de expresar el radicalismo fue una posición política de los valores que cree y pregona a lo largo de este tiempo tan difícil para todos. El comunicado arranca diciendo que habíamos iniciado el año con otra expectativa, como toda la población, trabajando desde el primer día con un debate interno post elecciones, porque entendemos hay que trabajar para llegar al gobierno de Cañuelas, para ofrecer una alternativa y esto se vio interrumpido todo por la pandemia que azota al mundo. Lo que el comunicado expresaba es que generalmente el debate político es otro y también se tuvo que aggiornar al Covid y a esta cuarentena. De alguna manera teníamos que decirle a la sociedad qué es lo que estaba haciendo el radicalismo. Y lo que tratamos de hacer es tender puentes para llevar soluciones a vecinos, por un lado, el debate llevarlo a través de los concejales, creo que el radicalismo estuvo rápido de reflejos para algo desconocido como es este virus y los concejales se ofrecieron automáticamente de voluntarios, al igual que los militantes y dirigentes. Además, se ha manejado con total responsabilidad a través del Concejo Deliberante y las propuestas donde corresponde. Por eso yo había expresado públicamente que era muy necesario el funcionamiento del Concejo porque es el canal lógico por el que la oposición tenía que expresarse y debatir. 

–RH: ¿Les costó al inicio de la pandemia? 

–LI: Sí, yo escribí hace poco sobre el tema, creo que había una voluntad de arrancar, no se sabía cómo y era fundamental si el comerciante o los trabajadores esenciales tenían que estar trabajando, la política era la primera que tenía que estar ahí, debatiendo ideas para poder ayudar al Ejecutivo, con otra visión, con distintas posturas, debates serios y alternativas para llevar adelante este proceso entre todos. Porque era realmente complejo solo esperar que pasara el tiempo. Me parece que fue acertado presionar sobre eso, el radicalismo mostró su postura y finalmente se puso en marcha a tiempo

–RH: En cuanto a Juntos por el Cambio, en el post elecciones, ¿hubo tiempo de debatir y ver cómo acomodarse en vistas al futuro? 

–LI: En febrero nosotros tuvimos una reunión muy importante en el radicalismo, donde participaron todos los sectores tratando de analizar la elección que pasó, el presente y el futuro del partido. Claramente nosotros tenemos una pertenencia a Cambiemos y al ser una coalición hay que fortalecer al radicalismo, que siga creciendo y poder concretar ideas conjuntas luego con los otros espacios que forman Cambiemos. Pero en el medio del debate se vio interrumpido todo, no obstante, reafirmamos siempre a través de los representantes locales y provinciales la pertenencia a Cambiemos y a tratar de seguir debatiendo para pensar en qué acertamos, en qué fallamos. Nos tocó estar en el Gobierno, no a nivel local pero sí provincial, entonces es ver qué tenemos que mejorar en lo local para poder llegar al vecino masivamente y en algún momento estar en el Gobierno de Cañuelas, eso inició en febrero y se interrumpió, como decía antes. 

–RH: ¿Sentís que los tres espacios reaccionan igual ante la crisis?

–LI: Yo sé que reaccionaron los tres y sí te puedo hablar por parte de la UCR, por un lado, estuvo rápido de reflejos, pero aparte yo creo también que fue importante el funcionamiento del Concejo Deliberante por los bloques. El bloque de Cambiemos está en un camino acertado de cara a la sociedad, ha sido responsable en los debates planteando su postura, ha sido parte de los Comités de Crisis en los que el Ejecutivo nos invitó a participar. Y el radicalismo por ser un partido centenario también respondió a su sensibilidad social que le dio origen hace 130 años y que tiene que respetarse. La verdad que para eso nuestros concejales estuvieron a la orden del día y me siento muy representado por ellos. Como militante si surge alguna duda o cuestión, primeramente lo hablo con ellos, si creo que por un debate interno se puede aportar algo, trato de hablarlo con el presidente del bloque y con quien esté en el Comité de Crisis, me parece que son los canales. Hoy la comunicación es muy importante, nunca estuvimos ante una situación de esta magnitud y creo que el bloque respondió bien. A veces, expresarse a través de las redes sociales sobre decisiones tomadas con respecto al Covid, a la cuarentena y lo que hay que llevar adelante en un momento crítico, corresponde hacerlo fortaleciendo el diálogo interno. 

–RH: ¿Extrañás estar en el Concejo, te gustaría volver?

–LI: Es todo un desafío estar ahí, una experiencia bárbara, no me hubiera imaginado antes de entrar lo que viví, porque uno entra elegido por los vecinos, primero que nada, y segundo con una necesidad de dar respuesta porque estás ahí por el voto popular. A mi me tocó entrar con 31 años y a los 33 fui presidente de un bloque de ocho concejales. Fue una experiencia muy importante, nosotros estamos convencidos de la alternancia en el partido, lo venimos diciendo, yo empecé a participar y creía que era el momento de poder plasmar en la realidad lo que muchas veces se pregona. Entonces, me da nostalgia en este momento porque es crucial y es lindo solucionar y tratar de ayudar, pero, por otro lado, estoy muy tranquilo con los concejales que componen Juntos por el Cambio porque creo que ha entrado gente que tiene esa responsabilidad. Creo que vamos a salir adelante, tengo mucha fe en eso porque desde el Ejecutivo y desde el Concejo si se plantea un diálogo firme y se mantiene a pesar de las tensiones lógicas, vamos a salir. 

–RH: En principio el año próximo hay elecciones de medio término, ¿vas a laburar para volver a ser concejal?

–LI: Nosotros desde que terminó la elección seguimos trabajando en base a un programa de gobierno que logramos hacer con todo el grupo que participó y con todos los sectores del partido. Y siempre uno tiene la esperanza de poder influir y de ser parte de algo mejor, si me toca estar protagonizando bienvenido sea, y si me toca estar desde otro lado ayudando, también. Pero sí activo en la política porque creo que la mejor forma de dar una mano es involucrándose. Por eso te decía lo de las redes y las vías de comunicación, lo he vivido por estar en una banca y ser apuntado por alguien que por ahí está sentado sin involucrarse, diciendo esto hiciste bien o mal. Me parece que la mejor forma es involucrarse, activo desde el radicalismo que por su historia y por su presente me lleva adelante, comparto ciento por ciento las convicciones del partido y en seguir trabajando para hacerlo crecer, para ser mejores. En tiempos de crisis y en otros también. 

–RH: Cañuelas, sacando la pandemia, está en un momento histórico. En perspectiva de crecimiento está en una posición bárbara, ¿por dónde creés que tiene que ir el desarrollo local?

–LI: Me parece que Cañuelas tiene un potencial enorme para ser líder en la región, incluso en la sección, la ciudad va a tener un crecimiento exponencial, por cuestiones geográficas y también por decisiones políticas que se vienen haciendo hace bastante tiempo. Todo el mundo viene sumando su grano de arena para poder llevar adelante un Cañuelas pujante. Hoy tenemos universidades, tenemos el Parque Industrial, el Mercado Agroganadero que está viniendo. Creo que desde la política hay que dar ese salto de calidad y empezar a plantear cuestiones seriamente, abiertos y una vez superada la pandemia tener en claro eso. De alguna manera no van a llevar adelante los destinos de la ciudad los que estén en el fanatismo y en posturas totalmente radicalizadas. Me parece que el moderado, el que trate de generar el diálogo y construir, le va a dar algo al vecino. Porque, como te decía antes, fácilmente uno se puede sentar a criticar y lo que podés lograr a través de eso son un par de ‘me gusta’ o simpatía, pero no nos va a dar mejor calidad de vida. Hay que empezar a discutir cuestiones de Cañuelas para acompañar el crecimiento, desde los 1.500 puestos de trabajo directo e indirecto que va a dar el Mercado, bueno, cómo hacemos para que la mayoría sea de Cañuelas, que necesitan nuestra gente, nuestros jóvenes para estar allí. En el Parque Industrial qué necesitamos para ocupar esos puestos, fundamental en la pandemia va a ser sostener la fuente, pero después tienen que crecer. Cañuelas tiene que ser una oferta laboral impresionante, cómo hacemos, teniendo la oportunidad –que yo se lo he reconocido al oficialismo cantidad de veces– de contar con universidades, cómo hacemos para que cada vez más chicos vayan. Es todo un desafío, vos tené en cuenta que hoy el 50% de los chicos está bajo la línea de pobreza, tenemos que preguntarnos cómo hicieron los demás países vecinos, no te digo Europa, para mejorar. Cómo hizo Uruguay para mejorar desde los años ‘70 su crecimiento y por qué nosotros teníamos 15 por ciento de pobreza, hoy tenemos el 50 cuando pasaron Gobiernos radicales, peronistas, de derecha, de izquierda. Me parece que hay que replantearse eso y hay que dar un salto de calidad, la gente se merece otro debate, tenemos que salir de si al otro lo critico y flaquea armo mejor capital político. 

–RH: Alberto Fernández se mostró en gran parte de este proceso como un moderado, dejando de lado la grieta, sin dudas esa actitud lo hizo ganar la elección presidencial, y que volvió a mostrar con la pandemia cuando logró juntar a Horacio Rodríguez Larreta y a Axel Kicillof...

–LI: Alberto Fernández y Rodríguez Larreta muestran que es viable, que es mejor la convivencia de debate y de crecimiento conjunto más allá de las posiciones políticas. Imaginate hoy en Argentina, inmersa en la pandemia, a los tres peleados, discutiendo, planteando una grieta más profunda. A mí me parece que igual la llegada al Gobierno de Alberto Fernández se da en términos compartidos, creo que el error de Cambiemos a nivel nacional fue plantear una estrategia basada exclusivamente en un oponente que llegado el momento se corrió y dijo ahora junto a todos y acá va Alberto Fernández. Cuando el macrismo había planteado una estrategia para discutir con Cristina (Fernández de Kirchner) fue un error de un lado y un acierto del otro. 

–RH: ¿Fue error de estrategia de Cambiemos el no haber desdoblado la elección en la provincia de Buenos Aires? 

–LI: Sí, y es una discusión que sigue haciendo ruido internamente. 

–RH: ¿Cómo la ves a Marisa Fassi en el manejo del Ejecutivo?

–LI: Ahora con toda la responsabilidad de Gobierno, estando al mando y tras haber llegado por el voto popular, desde que llegó hasta que empezó la pandemia fueron solo tres meses en la normalidad. Y creo que es muy difícil opinar sobre la situación en la pandemia, quién tiene la solución o la receta. Siempre digo lo mismo, es la responsabilidad, como dice el documento del radicalismo y los canales que corresponden. Yo para ir a decir estás haciendo esto mal, primero que por mis convicciones no lo haría públicamente y, por otro lado creo, que hay canales de diálogo para hacerlo. Se trata de abrirlos y coordinar a través de estar en el voluntariado, tender algún puente, porque sabíamos que iba a ser muy difícil la cuarentena, pudimos llegar a vacunar a domicilio a adultos mayores con el PAMI, pudimos dar una mano en temas sociales y algunas cuestiones que llevan una solución al vecino. La verdad que no pretendíamos tener otro accionar que ese, nos encontramos a través de Soledad Basavilbaso, me permito nombrarla porque tuvo un rol importante para ayudar a los vecinos a partir del diálogo con el Ejecutivo, eso es lo que tiene que lograr la política. Eso no me hace kirchnerista ni me hace radical o estar a favor o en contra, no es tiempo de discutir sino de darle una solución a quien lo necesita porque identificaste el problema, pero aparte encontraste del otro lado a alguien que te tiende un puente, te dice en qué te puedo ayudar, qué necesitas, voy y te doy una mano. Esa es la participación de la política durante el proceso de crisis y creo que el diálogo, pasado este momento, va a continuar, no tengo dudas. Cuando haya que plantear algo, a través del Concejo y cuando haya que dar una alternativa nosotros la vamos a generar. Pero el diálogo es fundamental, no para mí, no para Marisa (Fassi), no para el gobierno, lo es para dar soluciones al vecino.

PHOTO-2020-07-29-19-51-13
“Era muy necesario el funcionamiento del Concejo porque es el canal lógico por el que la oposición tenía que expresarse y debatir’ manifestó Leo Iturmendi. 


Rodo Herrera - [email protected]