Por la intensa semana de calor los Bomberos Voluntarios atendieron incendios de pastizales

Actualidad 16 de diciembre de 2019 Por
Con las altas temperaturas, campos, baldíos y basurales son los ‘elegidos’ por las llamas. Solo el martes 10 hubo varios siniestros y debieron acudir en reiteradas oportunidades a un campo de Ruta 3 para controlar una quema de una hectárea y media.
bomberos pastizales
Los incendios de los pastizales tienen sus orígenes, desde causas naturales a humanas.

Avanza diciembre y se inauguró una temporada muy activa de incendios en la periferia y zonas rurales. Aunque faltan más días, los pastos están altos y secos, los que se transformaron en objetos de fuego. Según los registros de los Bomberos Voluntarios de Cañuelas hubo seis quemas de pastizales en diez días.
Así ocurrió el primero en Ruta 3 kilómetro 82, en una superficie de una hectárea. Y en cambio en la jornada del martes 10 salieron dos veces para la mista ruta. En primer orden al kilómetro 72, por una hectárea de pastos encendidos y  más tarde en el kilómetro 55, por media hectárea.
Los incendios se ubican además de campos, en banquinas y terrenos baldíos.
La lista de puntos donde hubo siniestros, el día 8, en Villa Adriana, por una extensión de media hectárea.  Asimismo los Bomberos Voluntarios sofocaron en dos ocasiones en el mismo kilómetro 72 de Ruta 3, con diferencia de unas horas. Esto ocurrió los días 9 y 10.
En todos los casos la intervención de los servidores logró controlarlos.
La falta de lluvias, las altas temperaturas y los pastos altos, hacen que se incendien con cualquier chispa, explicaron desde el cuartel central de San Martín y Mitre.
Se han venido combatiendo incendios de campos en las zonas aledañas de Cañuelas. En algunos casos las hectáreas de campos afectadas alertó a algunos vecinos cercanos a los eventos y en más de una ocasión motivó  un arduo trabajo de los bomberos locales.
El fuego en los campos se concentró en la Ruta 3, como se indicó, además en el  barrio Peluffo, San Esteban y el casco urbano. Y como añadió el jefe de los servidores cañuelenses a este medio, Hernán Ortiz, “cualquier fuego se propaga peligrosamente”.
Así que es frecuente que tanto en el cuartel como en los destacamentos, se produzcan una mayor cantidad de salidas diarias a raíz de los incendios en los pastizales.
“Ya comenzaron los incendios forestales por las altas temperaturas desde fines de noviembre y se espera que vaya en aumento para enero, febrero y marzo”, sentenció Ortiz.
“Los incendios tienen sus orígenes, desde causas naturales a intencionales.  Con un sol tan fuerte, más viento y pastos secos, las llamas se encienden. Otra razón puede ser por algún vidrio que reciba los rayos solares, en tanto que las colillas de cigarrillos también se las considera. Pero en general se producen –remarcó el jefe de bomberos– por la quema que los vecinos hacen queriendo limpiar desechos y así mismo el incendio se sale control”.  Por lo que el responsable de los uniformados, sugiere que en las extensiones de tierra se realice una “quema controlada”.  Esto se traduce en tener agua cercana al lugar donde se quema basura y no perder de vista las llamas hasta que se consuman.