‘Boty’ rompió la cuarentena, comió asado, y pidió disculpas

Interés general 20 de junio de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
BOTY CON AMIGOS OK
‘Boty’ con sus dos amigos en el asado.

El pasado fin de semana trascendió una foto y un video en donde se lo ve a José ‘Boty’ Peralta, primer recuperado de coronavirus del distrito, reunido con dos amigos para comer asado y violando las medidas del Aislamiento Social, Preventivo y Obli­gatorio. 

El bombero voluntario y chofer de ambulancia del Hospital Angel Marzetti recibió muchas críticas luego de la información publicada en el portal Infocañuelas y por ello realizó un descargo público en su cuenta de Facebook en donde explicó lo sucedido y enfatizó “Yo Peralta José Luis (el ‘Boty’ de cañuelas) me equivoqué!!! y pido sinceras disculpas a las personas que al menos me dieron el beneficio a la duda sin primero tirar el ‘esco­petazo’ y después preguntar. No soy de esconderme ni tapar en un pocito la macana que me mande, acá me sigo exponiendo sin miedo por el error que cometí y me sirvo ante ustedes para que me sigan comiendo...”. 

Antes de reconocer su error Peralta relató como lle­gó a comer el asado y parte de la comunicación fue la siguiente, “a los que me juzgaron y crucificaron solo les voy a decir que antes de haberlo hecho al menos me hubieran dado el derecho de defenderme contando la otra parte de la historia… primero y principal les voy a decir que esa foto como el video son reales, claramente ahí estuve, no hay discusión en este punto... pero no fue una reunión organizada ni mucho menos planeada, como dicen... 

Yo soy una persona que vive sola, y como tal salgo a hacer mis compras. Ese día estaba trabajando en mi casa poniendo cerámicas al piso, en un determinado momento me dio hambre y como no tenia nada hecho salí a comprar. Fui a un negocio, a menos de una cuadra de mi casa, (si tienen dudas pueden comprobarlo ustedes mismos que en dicho negocio no entrás si no tenés barbijo puesto) compré fiambre, pan y una gaseosa; salgo para mi casa y seguir con lo que estaba haciendo. 

Me chifla un amigo de toda la vida y me grita ‘¡he gordo, vení, comete un sanguchito de chorizo...!’ Es ahí donde me equivoqué, inconscientemente y sin pensar acepte. Fue una situación que no duró más de 20 minutos porque comí un pedacito de chori y volví a mi casa a seguir poniendo cerámicas. 

Leí un comentario donde decía ‘este no se quiere a sí mismo, mucho menos a su familia, que lo echen de bomberos y del Hospital’, este fue el único comentario que realmente me lastimó. ¿Por qué? Porque desde que empezó toda esta pesadilla de mierda estoy bien solito, no puedo como muchos de ustedes tocar, abrazar, sentir, reír, compartir una mesa con mis hijos, que en lo afectivo es lo único que tengo en esta vida. Ya cuesta la contención afectiva mediante videollamadas con ellos, los extraño mucho y me dan ganas muchas ganas de romper las reglas e ir por ellos pero aún así, no lo hago… ¿Sabés qué? ¡Soy una persona como vos! Soy un ser humano que también, como ustedes, se equivoca”. 

Desde la dirección del Cuartel de Bomberos señalaron que cuando vuelva a sus funciones –está de licencia por ser trabajador hospitalario– se analizará qué sanción se tomará.


 Sumario  administrativo para ‘Boty’ 

El pasado miércoles cerca de la medianoche el jefe del cuerpo activo de los Bomberos Voluntarios de Cañuelas, Hernán Ortiz, confirmó mediante un co­municado oficial que “En virtud a las acciones toma­das en base a los hechos su­cedidos que son de público conocimiento, la Jefatura –mediante notificación a la Comisión Directiva–, re­suelve iniciar causa suma­rial al bombero Ayudante de Primera, Peralta José Luis, dentro de lo que implica el ámbito bomberil”.


Marcelo Romero
m[email protected]